Crítica de KATAKLYSM – “MEDITATIONS”

Volvemos hoy con una nueva reseña metalera hablando de “Meditations”, el último trabajo de KATAKLYSM

Hubo un tiempo hace algunos años en el que nunca leí nada sobre el metal en Internet. Mi conocimiento del género provenía de la música misma que escuchaba, además de revistas y libros que conseguía de manera esporádica y casi oportunista. Mi barómetro del gusto fue mi grupo de amigos en esa época; entonces apareció un disco que escuchábamos sin fin y disfrutamos juntos fue “Prevail” de KATAKLYSM del año 2008, de ya casi una década de existencia. Al entrar en la era digital, me sorprendió descubrir que existían personas que no creían que la versión de Mr. Lacono de KATAKLYSM fuera genial. Todos los argumentos pedantes en el mundo nunca disminuyeron mi entusiasmo por la banda, y cada nuevo lanzamiento de los suyos es recibido con gran anticipación por mi parte. Por esto la decimotercera grabación: “Meditations”, que tiene, por lo tanto, una ventaja: ya me gusta lo que KATAKLYSM ha estado haciendo durante mucho tiempo, y solo un cambio drástico y desacertado podría obstaculizar eso.

kataklysm-bg-bw-1024x640

Desde principios de los 90 esta banda ha tenido sus propios reinados, avanzando con firmeza con gran poder y confianza A través de los tiempos cambiantes, que te lleva al estado más profundo de la mente y captura tu alma solo para escupirla con más confianza y ambición de la que tenía.

Pero dentro de su mutabilidad este cambio no se produce, lo que no sorprende a nadie familiarizado con el catálogo posterior del grupo. Este álbum es interesante debido a que KATAKLYSM se mueve más hacia su sonido que combina sus anteriores discos como “In the Arms of Devastation” y, en un grado menor pero aún notable, a “Serenity in Fire”. Combinar elementos reconocibles de su trabajo pasado con la inspiración de su presente es una excelente manera de evitar que su sonido se estanque, y sigue siendo interesante debido a su confianza en esta estrategia.

kataklysm band

Antes de ir más lejos, KATAKLYSM en general se describe como una banda de Death Metal de nacionalidad canadiense, pero hay mucho más en su música, que cambia de álbum en álbum. Con una impresionante y consistente carrera de más de 25 años, este disco mantiene el fuerte gruñido de los estilos del Death Metal melódico al tiempo que impone algunos riffs rápidos de guitarra con bajos profundos y surtido de ritmos hiperbólicos. Este enfoque extremo lleva a las profundidades del sonido exaltado que adquiere libertad a través de la destrucción en sus letras y ritmos.

5B193456-kataklysm-release-the-resurrected-live-video-from-meditations-bonus-dvd-image

Los métodos tradicionales a menudo se olvidan en un mundo tecnológicamente avanzado, pero a veces demuestran ser la forma más honorable y honesta de crear música. Por eso en esta ocasión con la formación de: Maurizio Iacono (Voz), Jean-François Dagenais (Guitarra), Stéphane Barbe (Bajo) y Olivier Beaudoin (Batería), han conseguido darnos un buen producto.

kataklysm_live

El pasado 1 de junio de 2018, a través de NUCLEAR BLAST, sale a la venta “Meditations”, que fue producido por el guitarrista Jean-Francois Dagenais y el baterista Oli Beaudoin mientras era mezclado por Jay Ruston, que ha trabajado con todos, desde STONE SOUR hasta AVATAR. ¿Por qué es esto tan importante? Porque el proceso detrás de “Meditations” es lo que lo hace ser lo que es.  Sin embargo, ni contiene la escala épica y la sensibilidad melódica que hicieron de “In The Arms Of Devastation” del 2006 un lanzamiento tan sobresaliente en su discografía, y también carece de la pasión y la ferocidad palpable de sus versiones anteriores y más recientes. Hay un material innegablemente bueno que se puede encontrar en este registro. Sin embargo, el álbum finalmente termina dejando una impresión mucho menor de lo que tal vez lo justifique.

En treinta y nueve minutos la duración de “Meditations” es exactamente el tiempo que exhibe, ofreciendo lo suficiente para quedar saciados y no saturar demasiado. Se produce de una manera esencialmente moderna, pero con cada instrumento audible y sin problemas para escuchar el volumen recomendado.

Dando inicio con “Guillotine”  , que establece un alto estándar para el disco como su primer corte, y aunque no suele superarse, se cumple de manera uniforme   con riffs entrecortados, tambores rápidos y pulverizadores, y una actuación vocal apasionada de Mr. Iacono, quien parece mejorar con la edad. los aspectos melódicos van de grandes a más amplios;

”Outsider”   ,  sería una gran opción para un escenario en vivo porque está producido con la angustia que seguramente saldría de un pozo mosh brutalmente bueno; “The Last Breath I´ll Take Is Yours”,  ha encontrado la línea entre la armonía y la pesadez satisfaciendo ambos deseos  a la vez con la confianza y la experiencia que solo pueden aportar años de práctica y perfeccionamiento irónicamente dejan un espacio de respiración sólido para el oyente. Podría decirse que es aquí donde la mezcla Thrash y Melodic Death Metal funciona al máximo;

” Narcissist”  , de un verso agresivo pasa a un coro más melódico sin descuidar la manera d ejecutarla;

“Born To Kill And Destined To Die”, los autodenominados “hyper-blasters del norte” dan rienda suelta a todo lo que nos pueden dar por algo se mantienen en esta órbita;

“In Limbic Resonance”, hay un sabor de resonancia extrema en el proceso de ejecución, tenemos a Peter Tagtren de HYPOCRISY haciendo la voz de invitado, espectacular;

“And Them I Saw Blood”, estilo creativo a la velocidad progresiva que dan unos riffs criminales;

“What Doesn´t Break Doesn´t Hell”, la canción se desenvuelve agarrándose a las raíces oscuras del deseo y sacando sus secretos ocultos del otro lado, haciéndolo mientras derrocha riffs agradables y bien obtusos;

“Ben The Arc, Cut The Cord”, misterio en sus letras y caos guiados por el ritmo de las guitarras;

“Achilles Hell”, la canción lenta más larga y melódica del álbum, comenzando y terminando con el estilo de Death Metal melódico, que luego gira un poco hacia Death Metal de la vieja escuela a mitad de camino.

Además de ser igualmente suficiente, las diez pistas del álbum también son intercambiables. KATAKLYSM ha podido mantener su plantilla bastante rudimentaria fresca y dinámica para la creación las canciones de “Meditations” que parecen ajustarse más o menos al mismo tiempo medio monótono. Las pistas también son excepcionalmente cortas, promediando en algún lugar alrededor de la marca de tres minutos y medio. Como resultado, muchas de las ofertas del álbum han terminado sin dar tiempo suficiente para registrar que realmente han comenzado, y se les ha dado notablemente menos tiempo para crear y desarrollar de lo que la banda les ha permitido a aquellos en sus salidas anteriores. Lo que le falta mucho al álbum es la dinámica, que tal vez sea tanto un error de la composición como de su presentación sónica. 

kataklysm_concierto

La actitud resuelta, endurecida y casi estoica de “Meditations” parece por poco inspirarse en la banda sonora de la desesperación, sino la victoria y la superación personal, un brillante ejemplo del optimismo que el metal extremo es capaz de hacer.

kataklysm_1

Disfruto de KATAKLYSM porque escriben y elaboran buena música, “Meditations” no es una excepción. Este es el Death Metal de “uña y mugre” en la forma más auténtica: lleno de energía, sin grasa, ideal para la fuerza de la construcción y un confort siempre confiable cuando los tiempos se ponen difíciles, pero no son decadentes.

P.D: en su versión con DVD incluye un amplio concierto de casi treinta canciones en donde se repasan muchos de sus éxitos y su presencia sobre un escenario. 

 

Reseña de Pepe Cortez

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: