Crónica. METALLICA Wizink Center Madrid (03/02/2018)

Traemos calentita la crónica de Metallica en Madrid, Wizink Center el pasado sábado 03 de febrero de 2018.

Todo eran dudas al comienzo de la velada, ¿es verdad que piden el NIF? ¿Cómo serán los controles de acceso? ¿Habrá muchas colas? La experiencia con la primera vez que las entradas eran nominativas no fue nada mala, los controles existían, sí, eran bastantes, pero todo era fluido y sin complicaciones. También pudiera ser que el calentamiento se nos alargó un poco y entramos un poco tarde.

[the_ad id=”7218″]

Una vez que entramos, lo hicimos mientras sonaba la última canción de los teloneros, vimos que los sold out de ahora no son como los de antes, y se agradece, había sitio suficiente para todos y no tenías esos agobios de años atrás, en los que lo de “donde 2 caben 3” era la norma.

Con un poco de retraso, creo que unos quince minutos, empezó a sonar AC/DC, It’s a Long Way to the Top (If you wanna Rock’n’Roll), y todos nos dimos cuenta de que esto empezaba. En un principio me sorprendí, ya que no se apagaron las luces y tampoco sonaba Ectasy of Gold. También me pregunté, ¿han cambiado los comienzos? No me gusta…Pero no era así, tras la de AC/DC, se apagan las luces, y la melodía inconfundible del Spaghetti Western empezó a sonar, combinándose con sus imágenes. Esto si es un comienzo de Metallica.

Metallica MAdrid Wizink Center 2018 1

Esa fuerza y energía que el público les dio de bienvenida, el grupo la trasmitió con un Hardwire y con un Atlas, Rise! que interpretaron con furia y garra, pero que, lamentablemente, quedaron deslucidas, el sonido estaba muy apagado, parecía que los altavoces estaban tapados.

Tras el comienzo enérgico de las dos primeras canciones, llega el momento de presentarse, dar la bienvenida a su familia madrileña, y de que sonara el primero de los históricos trallazos que tiene la banda, Seek And Destroy. El sonido seguía siendo malo, lo que hizo que nos moviéramos de sitio, a ver si así teníamos más suerte. Desde la nueva ubicación, algo mejoramos, sobre todo de visión.

Con Seek And Destroy, una canción conocida de más, da la oportunidad de fijarnos en otras cosas, y disfrutar de todo lo que es Metallica. Con ellos, la palabra audiovisual en todo su significado se ve a la perfección. En esta gira, además de las pantallas que estaban encima de las cabezas de la banda, unos cubos, que hacían también las funciones de pantallas, subían y bajan a la vez que mostraban imágenes. Toda una novedad y que quedaba realmente bien.

Metallica MAdrid Wizink Center 2018 2

El que lleven un escenario que se sitúa en el centro del recinto, desde mi punto de vista, es bueno porque el público les ve más cerca, para la banda tiene que ser la leche estar rodeado de fans, sintiendo el calor por todas partes, pero perjudica en que el que los miembros de la banda tengan que estar continuamente moviéndose para que todo el mundo pueda verlos, hace que se pierda frescura, el dejarse ir. Todos los movimientos están estudiados y cada nota, cada acción, tiene que darse en el sitio justo.

Tras Seek And Destroy sonó la primera sorpresa de la noche, Leper Messiah, del álbum Master Of Puppets, y después, Welcome Home (Sanitarium) que fue acompañada con imágenes de gente como atrapada como en globos o algo así. Fue de lo mejor de la noche, sin duda. El sonido empezaba a estar mejor.

Después continuaron con dos temas nuevos, Now That We´re Dead, que acaban tocando los cuatro, cada uno con un instrumento de percusión y en cada esquina del escenario, a modo batucada, si se me permite, y Confusion. ¡Cómo me gusta que las bandas no vivan de las rentas y apuesten por sus nuevos temas! ¡Bravo, chicos! Además, cuando son tan bien aceptados por el público, los coreaba y los cantaba como si fueran temas históricos, todavía molan más.

For Whom The Bell Tolls, todo un trallazo, lleno de fuerza, lo noté triste, ¿se notan los años?, ¿será el cansancio de hacer siempre lo mismo? ¿La comodidad, y tranquilidad, que da que aunque estornudes te aplaudirán y alabarán? A los Metallica actuales les falta la rabia, ser tan duros como antaño, ser los más heavies.

Engancharon For Whom The Bell Tolls con Halo On Fire, que les quedó realmente bien.

Llegó el momento de protagonismo para Trujillo, y el momento “cachondo” de la noche. Mientras Ulrich y Hetfield se fueron a descansar, se quedaron en el escenario Hammet y el bajista para interpretar el Vamos Muy Bien de Obús. Todo el mundo se sorprendió, ¡Metallica tocando Obús! ¡Increíble! Fue un poco mala la versión, no nos vamos a engañar, pero fue un momento histórico.

Trujillo cogió el mando e interpretó (Anesthesia) Pulling Teeth, del Kill ´Em All, todo un homenaje al malogrado Cliff Burton, del que también se iban mostrando imágenes. Como no podía ser de otra manera, la ovación fue clamorosa.

Ya con todos en el escenario de nuevo, sonaron Die, Die My Darling y Fuel, combustible que hizo estallar el Wizink, con fuego y todo, ya no solo había pantallas, lenguas de fuego salían del escenario.

Moth Into Flame fue la mejor canción de la noche, interpretada con garra, Ulrich lo hizo realmente bien, y acompañada con unos drones iluminados, que volaban, y bailaban, sobre el escenario, con una coreografía trabajada al milímetro. ¡Espectacular!

metallica madrid 2018

Y el tramo final del bolo llegó, sonaron Sad But True, “Queréis Heavy?, Nosotros os damos Heavy”, One, con las imágenes de la película y de soldados, que no sonó muy allá, más que nada porque faltó la traca que siempre llevaban, y Master Of Puppets, al que también le faltó la fuerza de antaño, pero que el público levantó y le dio esa garra que le faltaba. ¡Qué pasada! El mérito de la canción, todo suyo.

Para los bises eligieron Spit Out The Bone, brutal, sin palabras, Nothing Else Matters, que en mi opinión, deberían ir quitando, aunque no les dejen, de los repertorios, se les nota cansados al hacerla. Aunque también hay que decir con este tema se vivió el momento romántico de la noche, en los cubos se veía el logo de la banda encima de la bandera de España, y se veía también como James enseñaba su púa, en la que también estaba la bandera y el nombre de la ciudad de Madrid. Esas cosas que enganchan, eso es nombre de marca, como lo que es Metallica.

Enter Sandman fue la última, en la que conjunción banda público fue brutal una vez más.

Metallica MAdrid Wizink Center 2018 3

Y así fue, y así hemos contado, el que ha sido el último bolo de los más grandes del Heavy Metal en la capital del reino, hasta mañana, fecha en la que harán su segundo concierto. Ya no son lo que eran, no nos vamos a engañar, ya no son tan heavies, pero mantienen la esencia y suplen esa carencia con una puesta en escena espectacular que nadie se puede perder.

Setlist de Metallica en el Wizink Center de Madrid  03/02/2018

  • Hardwire
  • Atlas, Rise!
  • Seek And Destroy
  • Leper Messiah
  • Welcome Home (Sanitarium)
  • Now That We´re Dead
  • Confusion
  • For Whom The Bell Tolls
  • Halo On Fire
  • Vamos Muy Bien (Obús)
  • (Anesthesia) Pulling Teeth
  • Die, Die My Darling
  • Fuel
  • Moth Into Flame
  • Sad But True
  • One
  • Master Of Puppets
  • ——
  • Spit Out The Bone
  • Nothing Else Matters
  • Enter Sandman
Texto y Fotografías de Ape Navarro

1 comentario

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: