Crónica de Rainbow en Berlín (18/04/2018)

Crónica del concierto de Rainbow en el Velodrom de Berlín (Alemania) el pasado 18 de abril de 2018

Esta vez salimos fuera de nuestras fronteras, y viajamos hasta Berlín para ver y escuchar el 4º concierto de los 5 programados para este año de la banda del guitarrista Ritchie Blackmore y sus Rainbow.

[the_ad id=”7218″]

El lugar escogido para este evento fue el Velodrom de Berlín, un velódromo totalmente cubierto y con forma de un gran ovni, con capacidad para unas 6000 personas, pero para este tipo de eventos puede hasta doblar su capacidad y por ahí le andaba con un lleno, prácticamente total en torno a las 10000 personas o algo más.

Empezaron el espectáculo el grupo alemán The Lords los cuales adelantaron su horario a las 7 de la tarde y que después de 45 minutos de actuación, volvieron a salir para tocar otros 15 minutos más, la verdad es que respetamos a todos los grupos y más a los que llevan toda la vida y peinan canas, pero esta banda de rock alemán que en su día llegaron a vender unos 7 millones de copias, están muy venidos a menos y no solo con su rock–comedia no nos entusiasmaron, sino todo lo contrario, un poco aburridillos y sin chispa, lo cual nos permitió ir a tomar unas cervecitas y escucharlos desde el bar, sinceramente no creemos que fuera un telonero apropiado para este concierto.

Pasados unos minutos de las 9 de la noche, se apagaban las luces, dando comienzo el show de Rainbow, con la versión, que grabaron el año pasado esta vez pregrabada del tema “Land of hope and glory” canción inglesa de corte patriótico de “Edward Elgar” en la cual se iban posicionando los músicos con sus instrumentos David Keith a la batería, Bob Nouveau al bajo, Jens Johansson en los teclados, Candice Night y Lady Lynn en los coros, Ronnie Romero en la voz y Ritchie Blackmore ( en su primer concierto con 73 años recién cumplidos ) a la guitarra, con su inconfundible Fender stratocaster.

cronica-concierto-rainbow-2018

Le siguió el “Over the Rainbow” de Harold Arlen, está ya interpretada por el grupo a modo de introducción, daría paso a la primera de la noche, el temazo “Spotlight Kid” tema cañero y contundente, que ya dejaba ver que el sonido era muy bueno como a largo del concierto, a continuación tocaron la popular “I Surrender“ y aquello sonaba como un cañón, todos los instrumentos bien diferenciados y con contundencia.

Entonces David Keith (que era consciente de nuestra presencia) le dijo algo a Ritchie y este se acercó a Ronnie Romero y le sugirió que saludara al público Español, y con un buenas noches y presentando la siguiente canción en castellano, arranco la mítica “Mistreated“ con un bajo tremendo y contundencia en las baquetas, gran interpretación de Ronnie y un gran solo de Ritchie,con nitidez, luego Ronnie dijo, que habían comenzado un poco tarde, porque Ritchie no encontraba sus pantalones medievales, provocando risas y buen rollo, dando paso al siguiente tema de la noche “Since You Been Gone“ buena interpretación de Ronnie, es increíble cómo se adapta este gran cantante a todos los registros, a continuación sonó “Man on the Silver Mountain“ en la cual sobre la gran pantalla central se mostraba la portada del disco del castillo con la guitarra, en la mitad del tema empezaron a vacilar musicalmente y Bob Nouveau cogió el micrófono y dio paso a unos acodes del “Woman from Tokyo” para volver enlazar con la parte final del “Man on the silver mountain”.

En este momento Jens Johansson comenzó la introducción del tema “Perfect Strangers” tema redondo, todo sonaba de maravilla con muy buena interpretación de la canción, entonces a Ritchie le trajeron el taburete y la guitarra acústica para tocar el temazo “Soldier of Fortune“ con una introducción al estilo medieval que levanto los aplausos del público dio paso a la maravillosa voz de Ronnie Romero que dejo el pabellón por todo lo alto, gran toque y maestría de Ritchie con la acústica, a continuación tocaron el tema “Black Night” canción clásica de su repertorio, de su época con Deep Purple, la canción donde el público actúa con el grupo con el famoso, ohohoh,y donde Ritchie se puso de rodillas en el suelo quitándose su guitarra y pasando el mástil por el monitor, recordando tiempos pasados y demostrando que sus recién 73 años le han sentado muy bien.

Momento para dar descanso a Ronnie para que sonara el “Difficult to cure” tema instrumental de gran calidad, en el cual se hicieron una pequeña jam, el bajo con la batería y órgano dando paso a un solo de este último, Jens Johansson, en la cual desarrollo piezas de música clásica que finalizaron con el realce de tema “Difficult to Cure” con toda la banda, la siguiente fue “All Night Long“ canción muy guapa y donde Ronnie se puso a cantar el estribillo con el público, y llego la gran “Child in Time“ soberbia interpretación de la banda y el gran Ronnie enorme en la voz, improvisando una jam en medio del punteo, de mucho nivel donde Bob Nouveau y Jens Johansson demostraron su clase y con un David Keith muy técnico interpretando a la perfección todos los cambios y paradas de ritmo que hacia Ritchie, un temazo que se alargó hasta casi los 15 minutos, la siguiente fue el potentísimo “Stargazer“ con una buena introducción de David, arranco este bonito y profundo tema, sobre el fondo de la pantalla gigante central la popular caratula del puño emergiendo del agua y atrapando el arcoíris del mítico disco “Rising” gran punteo de Ritchie, a continuación sonó el clásico “Long Live Rock ´n´ Roll“ muy coreada como es normal, también sobre la pantalla la portada del disco, en la parte central Ritchie paro la canción dejando cantar a capela una parte a Ronnie y luego meter más caña para volver a parar y dejar al público corear el estribillo, la siguiente seria con la que suele cerrar los conciertos, que no es otra que uno de los riff más famosos de la historia del rock “Smoke on the Water” canción donde Ronnie dijo al público que cantaran con él y así lo hicieron en este clásico de clásicos, se marcharon los músicos del escenario, pero al ratito salieron para ofrecernos un bis con el tema “Burn“ que sonó con mucha fuerza y caña con la pantalla llena de llamas quedo muy bonito para bajar el telón .

En resumen, hemos tenido la suerte de ver 3 veces en los últimos 3 años a esta rencarnación de Rainbow la 1ª en Stuttgard en el año 2016 del cual se editó la mayor parte del DVD “memories in rock” y que estuvo fantástico, igual como era la primera reunión se tocaron las canciones más lentas, pero fue muy bueno, la segunda el año pasado en Londres en el O 2 arena, allí ocurrió algo con el sonido que no dejo que algunas y ligeras partes no sonaran de 10 y este último concierto en Berlín ha sido un auténtico cañonazo con un Rainbow impresionante con un sonido bestial y un ritmo muy potente, quizás el mejor de los 3,por poner algún pero,, igual nos gustaría que tocara más Rainbow y menos  Purple, por ejemplo queremos oír “Kill the King, Tarot Woman, etc“ por citar alguna, en este año tampoco está tocando la mítica “Catch the Rainbow “.

Como es una banda donde Ritchie sabe la calidad de músicos que tiene, suelen tocar sin set list organizado, por lo tanto un concierto de Rainbow es único y diferente al siguiente, siempre hay algo nuevo en cada uno, la banda está creciendo mucho en interpretación con Bob Nouveau que es un bajista de muchos quilates, Jens Johansson que no voy a descubrir nada sobre el a estas alturas, David Keith siempre a la orden de Ritchie, como un metrónomo humano, fantástico batería, demostrando pegada, técnica y mucha contundencia sonando perfecto, Ronnie Romero inconmensurable, el chorro de voz, lo polifacético y la calidad vocal de este cantante, y el Señor Ritchie Blackmore que puedo decir de él, a sus recién cumplidos 73 tacos, por sus problemas en los dedos con el ácido úrico, igual no tiene la rapidez de antaño, pero tiene la maestría y la clase de lo que siempre fue y será, un grande, uno de los mejores guitarristas de la historia del rock, conciertazo de Rainbow en Berlín, ojala que puedan seguir algunos años más ofreciéndonos esta maravilla de espectáculos que son todo un lujo, quien tuvo retuvo y además mantuvo, y lo demuestran sus 11 conciertos en 3 años con un lleno total en todos, con aforos que iban desde los 10000 y casi 30000 en Rusia,  larga vida a Ritchie.

 

Texto y Fotos : Nando Blackmore.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: