Hace medio siglo… 1968 fue un gran año para el Rock

Entramos en 2018 y eso nos pone el año 1968 a medio siglo de distancia. Sin duda ese fué uno de los mejores años de la historia para la música Rock. Una cosecha excepcional

Echando la vista atrás, y repasando lo sucedido hace medio siglo, no se puede decir que, en lo musical, y más en concreto, en su apartado popular, fuese un mal año 1968.

[the_ad id=”7218″]

Al margen de que durante el mismo se publicasen grandes discos, el álbum blanco de The Beatles, el de debut de Led Zeppelin, This Was, de Jethro Tull, Beggars Banquet, de The Rolling Stones, Waiting for the Sun, de The Doors, Canned Heat nos invitaban a bailar con su Boogie, los Who se subían a su Magic Bus, The Kinks sacaban Are the Village Green Preservation Society… muchos fueron los grupos que iniciaron su andadura por entonces.

1968 un año intenso en eventos imporantes

1968 se recuerda, así a bote pronto, por la primavera de Praga, el mayo revolucionario de París, los juegos olímpicos de Méjico, los asesinatos de Luther King y Robert Kennedy o porque Richard Nixon fuese elegido presidente de los USA. Pero en el plano musical, qué duda cabe, fue rico y prolífico en la producción de grandes grupos, Fue, por ejemplo, el año que Jimmy Page, tras dar por finalizada su etapa en Yardbirds formaba Led Zeppelin, uno de los pilares fundamentales de la música moderna.

Ese mismo año Mark Farner convencía a Don Brewer, vocalista y batería de Terry Knight and the Pack, y al bajista Mel Schacher para dar forma a uno de los más importanets power trio que en el mundo han sido: Grand Funk.

deep-purple-3-681x511(1)

También pionera del hard rock fue Deep Purple, otro nombre que hay que escribir con mayúsculas, creada por Chris Curtis, el antiguo batería de The Searchers, alrededor de Jon Lord y con un guitarrista excepcional: Ritchie Blackmore, completando aquella primera formación con Nick Simper al bajo, el vocalista Rod Evans y el baterista Ian Paice, si bien la composición del grupo fue variando con el paso de los años. Como multitud de cambios sufriría la formación de Black Sabbath, otra banda de referencia obligada y creada en Birmingham por Tony Iommi tras su breve paso por Jethro Tull, con Ozzy Osbourne, Geezer Butler y Bill Ward.

Londres fue la cuna de Free, combo creado cuando el vocalista Paul Rodgers se junta con el baterista Simon Kirke y el guitarrista Paul Kossoff, artista reverenciado del blues-rock que moriría de una insuficiencia cardiaca provocada por el uso constante de drogas en 1976 a la edad de 25 años.
Y en la ciudad del Támesis surgio Yes, cuando después de cantar para un grupo llamado Warriors y de editar un single como solista con el seudónimo de Hans Christian, Jon Anderson conoció al bajista Chris Squire, completándose la primera alineación del grupo con el guitarrista Peter Banks, Bill Bruford en la batería y Tony Kaye en teclados. Ya a finales de ese mismo año 1968 consiguieron actuar como teloneros en la última gira de Cream.

black sabbath band

Más al norte, en Dunfermline, Escocia, aparece Nazareth, surgida de los restos de una banda local llamada The Shadettes, formada por Dan McCafferty, Manny Charlton, Pete Agnew y Darrell Sweet y, medio siglo más tarde, considerada una banda pionera del hard rock estadounidense, aunque su origen sea escocés.

Al otro lado del Atlántico, las fricciones internas entre David Crosby y sus compañeros de The Byrds dieron lugar a que el músico fuese despedido del grupo a finales de 1967, uniéndose meses más tarde a Stephen Stills, libre tras la desaparición de Buffalo Springfield, y a Graham Nash, que no acababa de estar a gusto en The Hollies. A ellos se les uniría posteriormente una fuerza de la naturaleza llegada desde Canadá, Neil Young, que mantendría una carrera musical paralela con su recién creada banda de acompañamiento, Crazy Horse.

[the_ad id=”7218″]

Otra de las consecuencias de la desintegración de Buffalo Springfield fue Poco, grupo de country rock estadounidense impulsado originalmente por Richie Furay y Jim Messina. El título de su primer álbum, Pickin’ Up the Pieces, hace precisamente referencia a la ruptura de aquel mítico grupo.

Y a finales de aquel año se concretó la creación de Humble Pie, uno de los primeros supergrupos del rock inglés, en el cual se incluyó a Steve Marriott, de los Small Faces, Peter Frampton, de The Herd y Greg Ridley, de Spooky Tooth.

Además comenzaron a caminar gente como A Turma da Pesada, Ashton, Gardner and Dyke, Os Atuais, Blow-Up, Brainticket, Os Brazões, Bread, Budgie, Can, Colosseum, The Commodores, Egg, Famks, Filarmónica Fraude, Funkadelic, Guru Guru, Inner Circle, Jair e Hozana, Los Ángeles Negros, Made in Brazil, Manal, Medicine Head, The New Yardbirds, Organisation, Pentangle, Rush, Sha Na Na, The Shaggs, Smile, Sweet, Terço, The King’s Singers, Three Dog Night, Trio Barroco, Mocotó, Uriel … por no hacer interminable la lista.

El Dios de la música necesitaba ya un descanso tras tan descomunal esfuerzo.

Artículo de Paco Delgado

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: