Review. DARE – “Out Of The Silence II” (Legend Records)

Los británicos Dare, con Darren Wharton al frente, vuelven a grabar el clásico del A.O.R. de finales de los 80.

Aunque no alcanzó mucho éxito en el momento de su publicación, el “Out Of The Silence” de 1988 de Dare es un pilar del A.O.R. que siempre aparece en los primeros puestos de cualquier lista que intente recopilar los diez mejores discos de este género, una de esas joyas semidesconocidas llena de temas inolvidables que inexplicablemente no terminó de cuajar en su momento. Por otro lado, el resultado de regrabar un disco clásico, más allá del objetivo que se persiga, no siempre es satisfactorio, y sólo algunas veces tiene sentido. Pero bueno, no nos adelantemos.

[the_ad id=”7218″]

Tras un recorrido algo accidentado como banda, “Out Of The Silence II” va a suponer el próximo 29 de junio el décimo álbum de Dare. La vuelta a la banda de Vinny Burns y Nigel Clutterbuck desde hace unos años parece un buen motivo para apuntarse a la moda de regrabar los temas del primer trabajo del grupo. Pero en este caso, aunque el espíritu del disco sigue ahí, no se han limitado a volver a montar los temas y salir del paso.

review-dare-II-rock-and-blog

Una de las cosas que quedan claras a la primera escucha es que este disco es bastante más guitarrero que el OOTS original. Vinny Burns se luce desde el primer segundo del disco hasta el último, las canciones cobran una fuerza inesperada y muy cercana a lo que transmite la banda en directo, notablemente más dura de lo que cabría esperar si nos ceñimos a su trayectoria en estudio. 30 años dan para que las canciones de un disco crezcan y Dare se ha aprovechado de ello. Aquí y allí encuentras pequeños detalles, un solo de guitarra más largo, unos coros ligeramente diferentes, una intro más cañera. Y canciones como el mítico “King of spades” vuelven a resultar atractivas.

El disco DARE – “Out Of The Silence II”, canción a canción.

El inicio, con “Abandon”, “Into the fire” y “Nothing is stronger than love”, es la quintaesencia del A.O.R. británico de los 80. Pocos discos del estilo arrancan tan perfectamente. Ya desde el principio se nota una actitud más rockera, una producción más cruda y directa y sobre todo una guitarra más destacada en esta mezcla que en la original.

“Runaway” es otra maravilla aderezada con algún arreglo que sonará a los fans que hayan visto al grupo en directo. Le sigue “Under the Sun”, una de las mejores y más atípicas canciones del disco, de tono melancólico y oscuro. “The Raindance”, en contraste, es mucho más alegre, y la más cercana al primer “Out of the Silence”. Aires celtas marca de la casa, y un estribillo perfecto.

Resultado de imagen de dare out of the silence II

“King of Spades” es la canción más personal de Dare. Dedicada a Phil Lynott, de Thin Lizzy, donde Wharton comenzó como teclista, es una de las fijas del repertorio de Dare. Aquí cuenta con un final alternativo de más de dos minutos que suelen hacer en directo, y que supone un grandísimo broche para el que es para muchos el mejor tema del disco.

“Heartbreaker” es el tema más rockero y al que mejor le sienta el nuevo enfoque. Menos presencia de teclados, pero este tema en concreto gana con ello. El solo de guitarra, de los mejores del disco.

“Return the Heart”, que habla de volver a casa, de cielos brillantes y valles verdes, y tiene un estribillo para dejarse la garganta cantando, sigue sonando especial al cabo de tanto tiempo. Otra actuación estelar de Vinny, pero la estrella aquí es sin duda la voz de Darren Wharton. Para terminar, “Don’t Let Go”, otro gran tema que, aunque personalmente no me engancha como otros, es un estupendo cierre para el disco, con guitarra y teclados alternando protagonismo.

En resumen…

Este disco, en cualquiera de sus dos versiones, es imprescindible. Busca la edición de los 80 en Spotify, por ejemplo (cuando escribo esto, OOTS II todavía no ha salido al mercado), y dale una escucha para hacerte una idea. Sólo te daría un consejo, tengas o no tengas ya el original: OOTS II es totalmente disfrutable por sus propios méritos. Los temas han evolucionado y el disco suena totalmente moderno, bastante más duro, pero manteniendo todo lo bueno del original.

Que te apetezca más escuchar una versión u otra, seguramente dependa del humor que tengas ese día. Y ahora que lo pienso, eso es lo mejor que se puede decir de un disco regrabado.

Una última cosa: en Febrero de 2019, Dare estarán por España de gira con los enormes F.M. Se ve que han terminado contentos con su gira conjunta por UK, y los dos grupos están en un grandísimo momento, así que si tienes la posibilidad de verlos, concierto recomendadísimo desde Rock and Blog.

 

Reseña de Oscar D. Martínez

8.8 Awesome

Disco clásico donde los haya, repensado y regrabado con toneladas de clase y buen gusto. Ojo: algún tema podría gustarte incluso más que el original.

A todos los grupos que estén pensando regrabar material antiguo: si lo vais a hacer así, SÍ.

  • Voces 9
  • Guitarras 9
  • Base Instrumental 9
  • Producción 8,5
  • User Ratings (2 Votes) 9.9

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: