Repasamos la nueva descarga de Death Metal de los americanos ABYSMAL DAWN que llega bajo el título «Phylogenesis» 

Los californianos ABYSMAL DAWN nos entregan su quinto larga duración llamado «Phylogenesis». Una dosis de Death Metal para sentirnos vivos, valga la contradicción de lo que desean transmitir a veces con los deseos lúgubres y sombríos de esta variedad musical, que nada tienen que ver con los nueve cortes que nos encontramos en esta elaboración que gana enteros conforme la disfrutamos.

«Obsolescence» era su anterior larga duración que se remonta hace seis años. ABYSMAL DAWN que nos proporcionan un Death Metal de buen corte y  este año con «Phylogenesis» no es una excepción.

Su alineación para esta ocasión es Charles Elliott  en las guitarras y voces, Vito Petroni en la otra guitarra, Elíseo García en el bajo y James Coppolino en la batería, siendo solo su cantante el único sobreviviente de los fundadores ya hace casi quince años. 

Los inicios de la banda se dieron en al año 2005, cuando presentan una propuesta de brutalidad y potencia que fue aceptada por el público gracias a su disco debut «From Ashes», dándoles la oportunidad de hacer su primer tour junto a SIX FEET UNDER y DECAPITATED, menudos compañeros de conciertos que ya apostaban por su presencia escénica y musical devastadora. 

Luego llegaron los festivales como el de su propia ciudad de Los Angeles L.A. MURDERFEST o STAR METAL FEST, que además de darles fuerzas frente a las hordas de nuevos seguidores proporcionaba inspiración para su siguiente álbum, «Programmed To Consume» ya con el respaldo del sello RELAPSE RECORDS para su lanzamiento internacional y con otro miembro de la banda que no toca ningún instrumento pero le da un impulso muy importante, el artista Par Olofsson, que se encargará de ahora en adelante en dar esa primera imagen con sus portadas que son un arte bien estilizado.

La carrera de ABYSMAL DAWN ha pasado de una unión densa de renombre por su álbum previo, donde estableció rápidamente un nicho y sepultándose firmemente dentro de sus creaciones aniquilantes. Otras bandas actualmente dentro de la escena, diseñan una senda óptica de engendros gigantes, mundos extraterrestres en sus portadas o devastaciones en imágenes y ritmos, intentan reflejar un sonido demoledor para conseguir más simpatizantes y ser competitivos, pero ellos son concientes que la competencia es amplia y con buenos trabajos, de ahí el esmero y constancia en esta producción.

Continuaría  su historia hasta su quinto disco que es el que tenemos para reseñar, «Phylogenesis», con registros que van más allá de  los puntos medios que nos han dado anteriormente. Sin florituras y directos a la yugular. Ocho canciones nuevas más un cover de la banda mítica DEATH, «Flattering Emotion» de su álbum «Human», que ha inspirado a ellos como a muchos otros para continuar estos ritmos aniquiladores. Esta vez de la mano del sello discográfico independiente y distribuidor internacional SEASONS OF MIST

La habilidad y pericia es tan competente como genérica para las bandas que tocan Death Metal en la actualidad. Son eficaces ritmos modernos con riffs contundentes, tanto graves como agudos, junto a sacudidas de percusiones explosivas, voces guturales atractivas por su capacidad de conquistar. Estos nos proporciona ABYSMAL DAWN, con su parte perniciosa en «Phylogenesis» tal vez su con un poco de  innovación, adaptándose a lo ya escrito tradicionalmente sobre estructuras arregladas tradicionalmente, sin más ni menos dejar de ser pesado musicalmente, con un toque de hartazgo y agobio que es un arma de dos filos, de ahí que aprovechemos mejor su enganche para los oyentes.

 ABYSMAL DAWN ha creado una marca de confiabilidad y estabilidad con sus registros, demostrando que este último disco es otra adición a su marca: Registros de Death Metal moderno competente con quien quiera ponérsele enfrente o discrepar de su creatividad. Su sonido es familiar y puede terminar siendo irritante o desabrido para los fanáticos que tenemos mucho tiempo en esto que buscan siempre alguna novedad en este mundillo. El disco se ha convertido rápidamente en una especie de recurso por defecto, como un recurso constante por lo que el álbum parece que siempre ha estado allí, y el paso del tiempo rápidamente se volvió irrelevante. Para los que escucháis por primera vez a los estadounidenses podéis encontrar una manera de aterrizar en un parcela de diversos grados de sonidos, como una losa sólida de cincuenta minutos de duración compactos e implacables.

Inhalamos aire y nos preparamos a la intensidad que no disminuye en todo los tonos y duración que nos encontramos en «Phylogenesis», comenzamos con «Mundane Existence», un intro galáctico corto da paso a riffs agresivos que van en un progreso increíble al desenvolver las melodías cadenciosas que nos promete lo interesante del disco, resalta lo pegadizo de su composición.

«The Path of The Totalitarian». Los rugidos de Mr. Elliott son sorprendentes e inmejorables en este corte donde deja ostensiblemente su estilo con su colección de voces graves desgarradoras, acompañado por una tormenta sónica en donde hay un momento en que los acordes de las guitarras son estiletes cortantes tan agudos como su sonido, de mis temas preferidos; 

«Hedonistic»; en los vaivenes de las cuerdas disfrutamos de un impulso en la percusión por parte de Mr. Coppolino armonioso, equilibrado y hasta demencial, sus pausas y cambio de ritmo permiten el mejor esguince de cervicales con gusto.

«A Speck in The Fabric of Eternity», ritmos con un peso que comprimen con un gusto casi sádico para los que nos gusta el Metal Extremo, quien pidió clemencia que deje de escucharlo, imposible no desear compararlo con el Death Metal Old School,  las sensaciones de disfrute son idénticas, lo atemporal surge por la destreza de ejecución y técnica que nos dan ABYSMAL DAWN que simplemente es fenomenal.

«Coerced Evolution»,  acordes taladrantes que entretejen una escala sincopada para hacer estallar los altavoces con sutileza y gracia de un depredador ante su víctima, letalidad en toda la canción que no necesita poseer una velocidad de crucero para impactar, otra de mis favoritas y recomendadas para escucharla hasta la saciedad; 

«True to The Blind», hasta este corte que parece de relleno, tiene la sutileza de ser imponente, y lo escribo así,  porque a esta altura del disco, intentar no seguir haciendo headbandig es imposible, los acordes son esperpénticos, impactan con potencia y terminan con personalidad.

«Soul-Sick Nation” es una combinación de movimientos con ritmos acelerados y aplastantes más un solo muy habilidosos cortesía de de Fredrik Folkare, de UNLEASHED y FIRESPAWN, como único colaborador en la producción que se deja notar desde el primer solo que escuchamos al inicio, otra vez el tecnicismo deja huella al permitir disfrutar de melodías triturantes en escalas sorprendentes.

«The Lament Configuration», el corte de más minutaje, hacen un excelente uso del espacio rítmico que progresa desde los pasajes más maravillosos a los más desesperante con facilidad pasmosa, armonías duales que ofrecen un breve momento de alivio antes de la brutalidad extrema de sus acordes, recordándonos que la agonía es lo peor que nos puede llevar a lamentarnos en una desgracia,  pero si es plasmada en armonías como estás es deleitable aun en un desahucio emocional como el que tenemos en esta producción.

«Flattening of Emotions (DEATH cover),  un cierre tributo al inolvidable y siempre inspirador Mr. Schuldiner que fue «el padrino » de este generó.  Un cover puede sonar como el original, pero su ganancia es en lo perdurable y recordable que hace a ese «himno» y así lo consiguen los norteamericanos con este tema que marcaba la evolución del Death Metal. Bravo, Bravo.

No hay nada que desentone en esta creación, la paleta sonora elegida en términos de tonos de guitarra y batería tiene buenos espacios de mezcla, bastante remozada y flamante. Los tonos son gruesos con distorsiones que retumbaran en nuestros oídos, oscilando en varios niveles en diferentes pistas y como siempre en este genero de Metal Extremo, el bajo parece que está enterrado en la canción pero ahí está presente. ABYSMAL DAWN tiene innovación en un espacio rápidamente lleno de muchas bandas en la actualidad, mezclan proporciones de Thrash Metal con Progresivo, a su manera, a mucha velocidad que le lleva lejos en la escena.   Este disco vale cada segundo de paciencia y atención, desde su principio hasta el fin, dejan poco espacio para dar una bocanada de aire. El mayor uso de tecnicismos a expensas de ABYSMAL DAWN encumbran el Death Metal que propagan, con la urgente sensación de crueldad que la banda nunca antes había logrado, permitiéndoles estar a la vanguardia de la escena sin extrañarnos. han forjado su reino, hacen que la música se adapte a sus circunstancias y sucesos. De alguna manera «Phylogenesis» es su alternativa, es una opción hace que sus sonido lubrique mejor de lo que ya habían hecho. Un disco cuidadosamente empaquetado elegantemente pero ante todo determinado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here