Repasamos el último lanzamiento de Running Wild que llega en formato EP bajo el título “CROSSING THE BLADES”

Conozcamos a Running Wild

La banda alemana de metal se fundó en el año 1976 por Rolf Kasparek, más conocido como “Rock’n’Rolf”. Es el cantante y una de las guitarras del grupo, así como el único miembro fundador que ha continuado en la banda hasta la actualidad. Hoy por hoy, la banda está integrada también por Peter Jordan como guitarrista (entre el 2005 y el 2009 y volvió en 2012 para quedarse), Ole Hempelman como bajista y Michael Wolpers en la batería desde el año 2015 (fue introducido por Peter).

Otros artistas como Gerald Warnecke más conocido como “Preacher” (guitarrista entre 1982 y 1985 que, tras su salida, terminó sus estudios en Teología y actualmente trabaja en una oficina de asesoramiento sobre el SIDA en Colonia), Axel Morgan (guitarrista de Running Wild entre 1990 y 1993, año en el cual se unió a X-Wild con otros ex miembros de Running Wild hasta 1997) o Majk Moti (guitarrista de la banda entre 1985 y 1990 que, tras su salida, no volvió a saberse nada de él hasta que en el año 2009 graba una canción con Orden Ogan en honor a Running Wild y se une a D’orca y Wild Knight, las cuales continúan hasta la fecha) han formado parte en algún momento de esta banda tan emblemática que utiliza más tiempo y esfuerzo en cambiar de miembros que en tocar en escenarios.

Una de las grandes incógnitas que siempre han rodeado a esta banda es su género desconocido. Y es que Running Wild, al igual que bandas como Green Day (la cual ha sido considerada tanto como rock como punk, ninguna con más razones que la otra), contiene características con las que identificamos a varios géneros. Más concretamente entre el heavy metal, el power metal y el speed metal. Por ello, fundaron el estilo europeo de metal denominado speed/power metal. Gracias a sus letras sobre piratas (ya que las introdujeron por primera vez) grupos como Alestorm o Swashbuckle formaron el metal pirata (pirate metal en inglés).

Ciertos discos como “Gates to Purgatory”, “Under Jolly Roger”, “Death or Glory” o “Masquerade” han hecho de Running Wild una leyenda andante que no se detiene ante nada (ni siquiera ante el tiempo).

Analicemos ahora su EP más reciente, el llamado “Crossing the Blades”.

Tema a tema de “Crossing the Blades”

Tras más de 40 años sobre los escenarios, la mítica banda de Running wild vuelve a sorprendernos con el EP que corresponde al adelanto de su próximo disco de larga duración (saldrá a la vente previsiblemente en el 2020). Fue sacado a la luz el pasado 6 de diciembre de este 2019 a través de la discográfica Streamhammer. Tan sólo contiene cuatro canciones (16 minutos de duración) que llegan con mucha fuerza y nos dejan con las ganas de tener ya en nuestras manos el disco completo.

El tema que abre el disco y recibe su mismo nombre “Crossing the Blades” comienza con un riff infernalmente pegadizo ejecutado con una afinación muy distinta a la que nos tiene acostumbrados la formación. Y es que, según palabras del propio Rolf, este tema está hecho de forma completamente distinta a como la veremos en el disco definitivo. Otra de las cosas que más nos llama la atención de este gran tema es el dúo de guitarras que tiene lugar justo antes del que yo considero el mejor solo de guitarra de todo el disco. Una perfecta ejecución con la mejor elección de notas, las que mejor cuadran en una canción de estas características.

El siguiente tema es “Stargazed”, una canción que ya fue estrenada en forma de demo en el concierto de Wacken en 2018. Con varios arreglos de guitarra y un riff demoledor hace que esta canción, cuya melodía por fin nos recuerda a los Running Wild más clásicos, sea un buen tema para este EP. Sin embargo, ni esta ni ninguna de las siguientes canciones estarán incluidas en el próximo álbum del grupo.

“Strutter”, una versión de la banda Kiss, comienza con gran fuerza y nos muestra el lado más melódico de la asombrosa voz de Rolf, la cual no sólo llega a todos los agudos que el tema requiere, sino que también consigue mejorarlos y hacer que suene como si fuese un tema suyo propio. No es un dato desconocido el hecho que Kiss es una de las bandas que más ha influenciado al cuarteto alemán, por lo que no cabía duda alguna de que, en caso de optar por alguna versión para su nuevo material, ésta sería la banda idónea para hacerlo. En mi opinión no sólo es la mejor canción del disco, sino que también han logrado mejorar la canción original.

El disco finaliza con “Ride On The Wild Side”, un temazo que nos lleva a los mismísimos infiernos para traernos la canción más cañera del álbum. Con unos riffs de guitarra muy ligados al heavy metal (utilizando la técnica de las quintas en la que se coloca una nota base, la misma nota un tono más agudo y la octava de la misma para reforzar el sonido) y una voz de Rolf bastante trabajada, nos hará mover la cabeza como si nada nos importase más que sentir la música reventando nuestros tímpanos. Sin duda, una buena forma de terminar un disco como éste.

Con ganas de más…

Suele decirse que más sabe el zorro por viejo que por zorro, y es que Rolf, a pesar de llevar más de cuarenta años al frente de una de las bandas alemanas más influyentes de todos los tiempos, todavía sabe cómo engancharnos a su música. Parece como si los años no pesasen sobre su espalda, pues cuantas menos esperanzas tenemos en escuchar nuevo material de Running Wild que consiga superar a lo ya existente, menos tardan Rolf y los suyos en sacar nuevos temas. ¡Mirad que buen aspecto luce aún el inmortal líder de la banda alemana!

Una vez más, han sacado material a la luz tan bueno que sólo podemos esperar que el álbum de 2020 esté a la altura de nuestras expectativas. Desde luego, como sigan en la misma línea de este EP, pocas dudas nos caben de que su próximo disco será grandioso. Por el momento disfrutemos de estos tres temas inéditos que no podremos encontrar en ningún otro disco suyo y del tema que editarán más al estilo característico de los Running Wild (“Crossing the Blades”).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here