Crítica de MEGADETH «The Sick, The Dying… and The Dead!» (2022)

0
review-megadeth-sick

Analizamos uno de los discos más esperados para los amantes del Metal potente y de calidad, esto es «The Sick, The Dying… and The Dead!» de MEGADETH

La permanencia entre los mejores o estar siempre en las playlist de la mayoría de la gente que nos gusta el buen Metal es un reto para bandas antiguas y nuevas. Con Esto en mente, tenemos entre nosotros el décimo sexto álbum de estudio, que se dice pronto, de la banda estadounidense de Thrash Metal MEGADETH, lanzado la semana pasada bajo el sello Tradecraft (propiedad de su líder y bastión Dave Mustaine) y que a través de UNIVERSAL MUSIC se dispondrá para quien lo quiera en todo el planeta.

Detalles técnicos de «The Sick, The Dying… and The Dead!»

Este es el primer álbum de la banda del «Big 4», en presentar al baterista Dirk Verbeuren ex-SOILWORK, el segundo álbum con el guitarrista Kiko Loureiro ex- ANGRA, y el primer álbum de estudio de esta alineación en seis años desde «Dystopia», recalcando la abertura más larga entre dos álbumes de estudio en la carrera de MEGADETH. En producción durante más de dos años, el álbum fue producido por Mr. Mustaine y Chris Rakestraw, en los estudios FRANKLIN de la ciudad de Tennessee. La mezcla la hizo Josh Wilbur y Ted Jensen se encargó de la masterización.

Del arte de la portada con aires western se encargó Brent Elliot White, de las ilustraciones, diseño y maquetaciones Josh Graham y de las fotografías del disco como las promocionales Mcabe Gregg. Destacando como siempre la mascota de la banda Vic Rattlehead.

Durante la grabación del álbum, el bajista fundador David Ellefson fue despedido de la banda debido a un escándalo de índole sexual que causaba cierta nube oscura en su producción, exactamente en mayo del año pasado. Así que sus partes de bajo fueron eliminadas del álbum y fueron re-grabadas por el bajista actual de TESTAMENT, Steve DiGiorgio que le dan una buena índole a «The Sick, The Dying… and The Dead!» por las aptitudes del músico.

Entre los artistas adicionales en las voces tenemos a Ice- T, Sammy Hagar, y a los menos conocidos como Bill Elliot en «Junkie», Luliia Tikhomirova en «Dogs of Chernobyl», Maila Kaarina Rantanen en el corte «Mission to Mars» o Brandon Ray junto a John Clement haciendo coros en varios temas. Además de otros intérpretes como Eric Darken en algunas percusiones y Roger Lima en teclados y sintetizadores. Tomando en cuenta a The Marching Metal Bastards que intervienen con sus voces en el corte «Soldier On!»

Entramos al detalle del álbum

Aunque la música de MEGADETH ha dejado de ser relevante para algunos, desde el punto de vista artístico este último capítulo de su discografía, parece adquirir un elemento nostálgico que sigue empujando a la banda hacia adelante, como un flujo constante y continuo demasiado fuerte para ser frenado.

Por eso «The Sick, The Dying… and The Dead!» es un poco como las obras de arte clásicas que se retocan o renuevan, que a pesar de no tener la magia de antaño, siempre ofrecen algo más, aunque solo sean pequeños atisbos de un pasado glorioso. Nosotros los apasionados por la banda o el Thrash Metal, debemos mantener los pies en el suelo y entender qué esperar ,o no, de esta banda. Porque de lo contrario, siempre estaremos decepcionados con lo que nos darán como novedad. Y Mr. Mustaine que posee seis décadas de existencia, que viene de resistir una batalla contra el cáncer de garganta, ya no es el rebelde que alguna vez fue, pero se mantiene como hombre y como músico, que acierta de quienes se rodea en todos la estampa y semblante de esta nueva producción.

Hay una diferencia notable en este álbum, algo que ha faltado en los últimos dos álbumes, y es la pesadez, parece haber un esfuerzo concertado para hacer que esto sea realmente pesado pero con un lado melódico y armonioso y funciona a lo grande. En estos tiempos donde las apariencias hablan más que el talento, mantener vivo el fuego con honestidad y respeto por el pasado, es un plus, y además evitar caer en el estancamiento es sumamente complicado. Pues bien, de esto no sufre MEGADETH en esta ocasión.

Este disco es el privilegio de aquellos que están en el lugar correcto en el momento correcto. Y sea cual sea la industria en la que se encuentre, esto significa «The Sick, The Dying… and The Dead!». Que se inicia con el corte de título homónimo, «The Sick, The Dying… and The Dead!»,  resonancias de viento con una voz masculina gritando «Bring Out Your Dead» que parecen desconcertar un poco con las cuerdas punteadas lentamente de forma siniestras nos llevan a los primeros estribillos reales con los riffs característicos de MEGADETH y un ritmo de batería aniquilador de Mr. Verbeuren, revelando que Mr. Mustaine está en plena forma aquí con su estilo vocal áspero que combina con facilidad con el ritmo del riff principal, la trituración de las cuerdas de Mr. Loureiro es inmensa, incrementando el nivel de la pista por su distorsión ecuánime al sonido de la banda, posee una cantidad inadmisible de grandes riffs y presenta a Mr. Mustaine en una forma deliciosamente espeluznante y cercana al micrófono que demuestra que la embarcación se desempeña bien, con su eterno capitán y una tripulación de gran calidad; 

«Life in Hell», Thrash Metal de clase, con celeridad en todos sus instrumentos, coordinados adecuadamente donde la modernidad es marca del estilo, es imperecedero y el grupo lo demuestra con agresividad hasta en los momentos de variabilidad en los tempos con esas pausa que permiten al colorado cantar de manera augurante y vidente, con un coqueto solo de percusión al final de Mr. Verbeuren satisfactorio y placentero; 

«Night Stalkers», (con la colaboración de Ice-T), me atrevo a decir que los riffs al estilo SLAYER se dejan percibir, por la distorsión y presteza en ambas guitarras, la rabia también es palpable, pero es que estamos ante una banda que convivió con esta banda que es ya historia finiquitada, MEGADETH sigue vitalicio, manteniendo el ingenio y Tracy Lauren Marrow, mejor conocido como Ice-T de BODY COUNT y varios proyectos personales, adereza con mucha clase, pero la parte interesante del corte es en su final donde disfrutamos de las líneas graves del bajo de Mr. DiGiorgio, con la maestría que él puede darnos, antes de cerrar con sendos solos de guitarra, asimismo la canción trata sobre el Batallón del Ejército número ciento sesenta de los Estados Unidos de América, puntualizando y describiendo metafóricamente a todos los helicópteros de operaciones encubiertas que entran por las sombras del crepúsculo al realizar sus misiones a veces enigmáticas y confidenciales; 

«Dogs of Chernobyl», los sonidos lúgubres junto a las risas de niños y ladridos de perros, más las descripciones del sitio tan mencionado por ser una catástrofe nuclear, permiten que los acordes de las guitarras se acrecientan hasta llegara un tipo de expansión oscura y destructiva de riffs arpegiados temerarios, impulsados por la fluida y potente percusión de Mr. Verbeuren, con la ilimitada parafraseada de Mr. Mustaine cargada de impetuosidad, imposible no recordar los ritmos primarios y elementales de la banda y como inicio así termina el corte con ese grupo de sonidos funestos, según su líder no trata sobre la guerra en Ucrania , sino que «es una canción de amor». Antes de la producción del álbum, Mr. Mustaine había sido diagnosticado con cáncer de garganta. Reveló que su radiólogo tratante contribuyó con «un par de frases y algo de información sobre el envenenamiento por radiación cuando todos se enfermaron en Chernobyl» esto inspiró parte de la letra de la canción; 

«Sacrifice», es un Thrash Metal de la vieja escuela con tintes gótico ricamente texturizado por el rudimento de sus armonías, la calidad es imperante en MEGADETH, porque con temas como este han conseguido la admiración y aceptación del mundo del metal; 

«Junkie», en el ecuador del disco, tenemos un ataque sardónico a todo tipo de comportamientos adictivos de parte de toda su instrumentalización, posee la estructura pautada de esa guitarra acompañante que se diluye, más esas paradas en las cuerdas que punzan en nuestros oídos, reafirman que cada tema es inimitable aunque lo parezca, pero son sublimes; 

«Psychopathy», de tan solo un minuto veinte segundos de duración, permite que en su inicio Mr. Verbeuren se explaye con autoridad, mientras las cuerdas bramen con el relato patrañoso del pelirrojo vocalista, que servirá de ancla para la siguiente canción; 

«Killing Time», frena un poco el ritmo, pero mantiene la carga con riffs inarmónicos y graves amplios como todo el eje de la canción y Mr. Mustaine reside en su mejor momento refunfuñando-cantando al escupir letras con ponzoñas, un derribo brutal de algún objetivo anónimo del oprobio del pelirrojo, posiblemente su ex-novia, y nuevamente Mr. Loureiro se marca un solo de calidades absolutas;  

«Soldier On!», en ritmo marcial  de sonidos, acompañado de un video cargado de imágenes bélicas, evocan que las guerras han sido parte de la inspiración de siempre de MEGADETH y armonía presentada es esbelta a lo que se refiere a las cuerdas que nuevamente son un desafío en los trastes que exhibe e indica, acontece el recuerdo de los sonidos que nos han dado siempre y que aprobamos, como la marcha de The Marching Metal Bastards;  

«Celebutante», un tema que es realmente rápido con un ritmo de batería vertiginoso de Mr. Verbeuren y en los riffs crujientes es intrincado pasar inadvertida el estilo «Old School», es histórico y fidedigno en su estructura, tiene hasta tintes de Heavy Metal; «Mission to Mars», los tonos graves de Mr. DiGiorgio dan el esbozo a un corte bastante cósmico por su disposición, la imaginación de Mr. Mustaine es ilimitable, la ritmicidad es elegante y llena de displicencia en el apartado lírico, acompañado con cambios de tonos o con grabaciones de astronautas que le dan ambiente a la tonada y la seguidilla de acordes de las cuerdas producen que sea casi imposible que no hagan mover alguna parte de nuestros cuerpos, tenemos una verdadera historia de Ciencia Ficción hecha canción;

«We’ll Be Back», esta fue la primera señal de vida de MEGADETH en esta nueva producción, mejor cierre de disco factible, hacen buen acierto en su traducción: » Vamos de regreso», y lo dejan palpable, una canción de Thrash Metal de su calibre, con los estribillos cadenciosos y contagiosos, headbanging incluido, no es necesario discutir o probar su calidad, la tiene y la mantienen de forma provechosa.

A continuación vienen un par de covers para rematar el disco, que son, 

«Police Truck» de DEAD KENNEDYS, para no olvidar sus raíces que están en canciones de este tipo que son directas, embusteras y desafiantes, como para no sentir cierto tipo de asedio o acorralamiento en sus riffs y tono de voz aprensiva y el segundo es, «This Planet’s on Fire (Burn in Hell)», de Sammy Hagar ex-VAN HALEN, con la colaboración de Sammy Hagar, más pólvora hecha música, ese acorde de cuerdas hipnótico es formidable, con la base de fondo del resto de instrumentos, señalan la valía de MEGADETH en la actualidad, un justo premio de buen Metal interpretado a su manera que tonifican el álbum y aun  su omisión no le resta valor en su totalidad, son catorce temas fantásticos y excelentes. Vamos a darle al play otra vez y a disfrutarlo hasta el empalagamiento.

Mr. Mustaine, «el colorado»,  es uno de los músicos más influyentes de los últimos cuarenta años del Universo del Metal Extremo, es una institución por derecho propio, responsable de algunos de los capítulos definitorios del Thrash Metal.  Después de sus contiendas por conservar su salud, las irregularidades de la banda que parecen ser parte de lo que son o forman MEGADETH, acrecentado esto tras una pandemia global, nos entrega «The Sick, The Dying… and The Dead!», acompañado de músicos de un calibre envidiable, podemos considerar este disco como uno de los mejores álbumes de este año y candidato a algún premio a nivel mundial. El disco es ya un galardón y satisfacción por su contenido, porque nunca ha dejado indiferente a nadie a lo largo de su abrupta y agitada trayectoria. 

Todavía se mantienen con ese sexapil de irritación o incomodidad, fundamentado en sus riffs y acordes desenfrenados e impetuosos, con contenido lírico controvertido y el aire de provocación fomentado en una rivalidad perenne. no solo con otras bandas sino consigo mismo y con quien se le ponga enfrente. 

M. Mustaine es el perfecto malo malísimo de cualquier aventura y nada  le viene mejor que ese papel y por eso le queremos. Él es demasiado importante, MEGADETH es demasiado interesante y «The Sick, The Dying… and The Dead!» es demasiado conveniente como para no explorarlo y darle un buen reconocimiento.

Review de Pepe Cortez

REVIEW OVERVIEW
General
Previous articleSMITH/KOTZEN presentan su nuevo single “GOT A HOLD ON ME”
Next articleVídeos de OZZY OSBOURNE cantando en la NFL
critica-de-megadeth-the-sick-the-dying-and-the-dead-2022El nuevo disco de MEGADETH "The Sick, The Dying... and The Dead!" es fuente segura de disfrute y satisfacción por su contenido, y sigue la línea eterna de esta banda que nunca ha dejado indiferente a nadie a lo largo de su abrupta y agitada trayectoria.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil
X