Crítica del álbum de ADORMIDERA “Aqueología de una Ola”

ADORMIDERA no dan con este “Aqueología de una Ola” un original trabajo que quizás dejará con ganas de más dureza a los puristas de los géneros rockeros

Crítica del nuevo álbum de THEM «Return To Hemmersmoor» (2020)

Repasamos el desenlace de la fantástica trilogía de THEM cuyo nivel se mantiene en este  "Return To Hemmersmoor" Las...

Crítica del disco de EL RENO RENARDO “RAREZAS RARAS” (2020)

El Reno Renardo lanza este recopilatorio de sus grandes NO éxitos titulado “Rarezas Raras" Sobre El Reno Renardo

Crítica de THE TROOPS OF DOOM «The Rise Of Heresy» (2020)

Un EP que nos hace recordar esos sonidos primitivos del nacimiento de SEPULTURA con uno de sus miembros originales en este nuevo...

Crítica del álbum de Brother Firetribe “Feel The Burn” (2020)

Brother Firetribe le dan algo de color a este 2020 con su nuevo trabajo “ Feel The Burn” publicado por OMN

ADORMIDERA debutan con el álbum “Aqueología de una Ola”demostrando que es esto de la música todavía quedan cosas por inventar

Sobre la banda ADORMIDERA

Adormidera es un proyecto innovador que une el rock con las canciones de autor. Es una banda que sorprende, demostrándonos que en nuestro género favorito no está todo inventado todavía. Tamara Martínez, la cantante, compositora y guitarrista, comenzó su carrera hace cuatro años escribiendo canciones propias de rock callejero que sonaban cercanas a las canciones de autor.

Así fue como en el 2016 grabó una pequeña maqueta con siete canciones que no sólo llegaron al corazón de todo aquel que las escuchó, también le permitió pisar por primera vez los escenarios e incluso hacerse escuchar entre los fans del género.

Tres años después de aquel generoso arranque en su carrera musical, Tamara forma su banda y comienza a trabajar en su LP debut que hoy os presentamos. Ésta está formada por Samuel Martínez en la guitarra y los arreglos correspondientes, Julia Gil en la batería, Aníbal Vega en los teclados, Javier Prieto en el bajo y la propia Tamara como cantante, guitarrista eléctrica y compositora de todos los temas.

«ARQUEOLOGÍA DE UNA OLA«

Es el título del disco debut de la banda Adormidera. Fue grabado, mezclado y masterizado en el Estudio El Bunker de San Crispín, producido por Beni y Tamara y publicado bajo el sello discográfico Rock Estatal Records el pasado 25 de septiembre de este 2020.

El disco comprende nueve canciones que tratan de las pasiones humanas con letras y melodías que buscan rasgar las emociones y transmitir contundencia y verdad. Tiene matices sonoros muy rockeros, como analizaremos a continuación, así como medios tempos e himnos a ritmo de balada. Todo ello respaldado por unos musicazos que saben de sobra cómo engancharnos… ¡Vamos a analizarlo!

Recorremos el álbum tema a tema

El disco comienza con Polvo de Estrellas al son de unos acordes de guitarra acústica. Junto a la voz de Tamara van sucediéndose progresivamente el resto de los instrumentos hasta alcanzar el clímax de unión entre ellos en el estribillo. Aún sin guitarras eléctricas muy distorsionadas, logran una atmósfera realmente rockera.

Con un acorde de guitarra eléctrica comienza Rojas Piedras, tema en el que cuentan con la colaboración de Vito de Sínkope en la voz junto a Tamara. Una de las canciones más cañeras del disco con un riff de guitarra que se va repitiendo a gran velocidad, el mismo que introducía la canción.

Donde el Credo Termina es un medio tempo que realmente logra llegar a nuestros sentimientos. Imprescindible la labor de la guitarra que, con la melodía inicial y el solo que se marca completamente en acústico, logra encandilarnos a todos. También hay que destacar la labor del teclado con esos arreglos y sus intervenciones a lo largo de todo el tema que le dan un rollo increíble.

Continuamos con Quémalo Ya que empieza con unas notas muteadas de guitarra y una melodía similar en el bajo. Poco a poco van integrándose la voz de Tamara, la batería y unos leves arreglos de teclado, respectivamente. Tiene un estribillo donde descargan toda la tensión acumulada a lo largo del tema a través de porrazos de batería.

La melodía inicial de Amor y Vino recuerda mucho a las canciones del rock de los 70, una sensación pronto innovada con la voz de Tamara. Además, durante el estribillo la guitarra eléctrica pasa a un segundo plano realizando solo algunos arreglos. Podemos disfrutar de dos solos en la canción: uno hecho con el teclado y otro de guitarras eléctricas tocado simultáneamente por dos guitarras que se van armonizando.

Con Verde podemos disfrutar de quizás una de las melodías introductorias más bellas del disco. Con la utilización de “verde” como una metáfora, se nos presenta una interesante reflexión sobre la vida. La voz rota de Tamara sabe adaptarse perfectamente a un tema lento, aunque con los elementos necesarios para triunfar entre los fans del género.

Que un Rayo nos Parta es un tema directo, tanto que ya de primeras comienza con las primeras estrofas. Tan importante como los arreglos de la guitarra eléctrica sobre el riff principal es la labor de la batería que, en un tema como este, ofrece la energía necesaria para venirnos arriba con cada verso.

Para ir terminando nos topamos con Esa Puta Canción, un tema con sabor a balada en la que bajan el ritmo y, con una melodía muy pegadiza, llegan a nuestras emociones. La letra llena de metáforas y otros recursos nos permiten confirmar la hipótesis de que, efectivamente, se trata de una balada donde la voz es lo más importante.

Para terminar el disco, tenemos He Soñado con los Perros, tema que empieza con una atmósfera muy misteriosa con una melodía a base de bajo y guitarra casi sin distorsionar. Acompañando a esta melodía pronto se introduce Tamara para desembocar en uno de los mejores solos de guitarra del disco, nuevamente acompañado por esa melodía tan misteriosa.

CONCLUSIÓN

Sin duda tenemos ante nosotros un disco muy interesante, una buena combinación entre el rock y las canciones de autor. Sin embargo, quien espere escuchar algunos temas de rock duro o temas del rock típico español, este no es su sitio. Con esta unión genérica tan atípica se nos abre un amplio abanico de posibilidades para futuras bandas que quieran llevar la música a otro terreno. Un disco lleno de reflexiones y guitarras sin distorsionar que, sin embargo, son lo suficientemente contundentes como para hacernos ver que no se requiere la mayor distorsión para hacer rock. El teclado, un instrumento muy empleado entre las bandas más modernas, también les da a estos temas un carácter muy propio e innovador. 

CANCIÓN FAVORITA: Amor y Vino.

Este es sin duda uno de los temas más singulares y que, sin embargo, más se adapta a las características del disco. Con el primer solo de teclado demuestran el lado más progresivo e innovador de la banda. Por otro lado, con el solo de guitarra muestran la parte más cañera y acérrima al género del que derivan: el rock. Además, a través del método de armonizar ambas guitarras haciendo que una se superponga aun tocando un solo bastante parecido hace que el tema consiga su propio estilo.

Review de David Medrano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here