LAMB OF GOD  es una de esas bandas que se ha ganado su puesto con trabajo y una profesionalidad indiscutible cosa que demuestran en este nuevo álbum

No es casualidad que el último disco de esta Institución de Metal aclamada internacionalmente llegue con nada más que un título propio. Como parte de su octavo álbum de estudio, «Lamb of God», los principales arquitectos de la explosiva New Wave of American Heavy Metal, han reunido diez canciones reclamando un poder implacable, que abarca la devoción en cada aspecto que hacen mejor en cada producción que nos dan, sin ninguna duda. Sin Interpelación que valga.

Los nativos de Richmond, del estado de Virginia, LAMB OF GOD se formaron originalmente en mil novecientos noventa y cuatro como BURN THE PRIEST mientras estaban juntos en la Commonwealth University, actuando inicialmente en lugares exiguos y haciendo demostraciones ásperas entre la escena local. Cuatro años después, la banda cambió su apelativo a LAMB OF GOD, lo que marcaría su inminente ascenso al estado de primer nivel del Metal Límite, manteniendo una estilo verdadero y constante acompañada de una base de seguidores cada vez mayor.

Les denominaron en su momento como una rareza en la música Metal moderna. El primer lanzamiento principal de la banda, «New American Gospel» que data de principio de siglo, ganándose por su estilo y promoción inmediatamente el término de un clásico instantáneo del Metal. Recibió comentarios como: «Las firmas esenciales del metal post-PANTERA están en abundancia en el álbum inaugural de LAMB OF GOD. Por tanto, este primer producto proporcionó un poderoso apoyo sobre el cual se mantiene la fe del Metal estadounidense, que une de manera efectiva la insistencia de los años noventa con el tecnicismo y el enfoque decidido de la vieja escuela en la construcción de sus riffs y ritmos».

Constatamos lo que ha sido su trabajo discográfico hasta ahora. En dos mil siete, poco tiempo después de lanzamientos monumentalmente exitosos como «Ashes of the Wake» y «Sacrament», LAMB OF GOD fue honrado con una nominación al Grammy por la canción «Redneck». Esto marcaría la primera de las cuatro nominaciones al Grammy para la banda. Llegaría luego «Walk With Me In Hell», vídeo en que salió en dos mil ocho, donde se mostraba sus directos y los hábitos de los músicos, teniendo las nominaciones al segundo y tercer Grammy en dos mil diez y dos mil once para las canciones «Set to Fail» y «In Your Words», ambas recortadas de su sexto álbum «Wrath» del año dos mil nueve y que consiguió ser número dos en su debut mundial además de una cuarta nominación que llegaría  para la canción «Ghost Walking», de su álbum «Resolution» de dos mil doce y que alcanzó el número tres en el ranking mundial. Su séptimo álbum de larga duración «VII: Sturm Und Drang», demostraba su consistencia duradera al ofrecer otra contribución impresionante del Thrash Metal de la más alta calidad, en toda su trayectoria. Antes de este último disco, la banda lanzó un EP, titulado «The Duke», en noviembre de dos mil dieciséis. El título se debe por la canción de igual nombre, escrita en honor del fallecido amigo y fanático de la banda, Wayne Ford , que tenía leucemia terminal. Todos los ingresos se destinaron para combatir la leucemia y el linfoma.

Una verdadera colaboración entre todos los miembros de la banda, desde su frontman peculiar Randall «Randy» Blythe, en la voz, Mark Morton en la guitarra, Willie Adler en la otra guitarra, John Campbell en el bajo y el debut de Art Cruz en la batería. Con este último protagonista agregado, Mr. Morton elogió previamente a Mr. Cruz por traer «una energía completamente nueva y fresca a la banda». El octavo álbum de estudio de LAMB OF GOD , llamado como ellos «Lamb Of God», es una amalgama de las contribuciones de cada músico, combinadas para crear un estilo singular, que nunca dejan de enfrentarse a los aspectos más oscuros de nuestra naturaleza de frente, con una entrega sin un solo golpe que no sea certero, como solo LAMB OF GOD pueden hacerlo en el año dos mil veinte.

En medio de la escritura de las diez canciones que aparecen en el larga duración , el grupo hizo una pausa en el trabajo en progreso para ocupar el escenario como principal apoyo de «The Final Campaign» de SLAYER. Después de meses de tocar sus canciones más conocidas todas las noches en sendos conciertos, la banda  regresó a las nuevas pistas y comenzó a trabajar con el productor Josh Wilbur que ha bregado también con bandas como KORN, MEGADETH o GOJIRA. Y con los invitados especiales Jamey Jasta de HATEBREED y Chuck Billy de TESTAMENT. Con el respaldo de NUCLEAR BLAST RECORDS. Su portada con imágenes de relojes es sugestiva de lo que es el tiempo y como se puede perder sin darse cuenta aunque también se puede ganar.

Han pasado 5 años para esperar estas nuevas canciones, la brecha más larga en su carrera , pero a medida que la banda avanza en su tercera década con múltiples éxitos y una base de fanáticos cada vez mayor que la ha catapultado a los niveles más altos en lo que corresponde a éxito en todos los aspecto. Pero sinceramente se esperan esas brechas largas y posiblemente se conviertan en algo frecuente ya que el ahora veterano grupo pasa más tiempo en el camino con sus presentaciones en vivo en todo el planeta y realmente les permite perfeccionar su oficio con nueva música. Con su álbum homónimo, es una buena representación de dónde se encuentra la banda y cualquiera que espere que sea menos de lo que se esperaba en «Lamb Of God» puede ser una sorpresa, incluso con la introducción de un nuevo baterista, porque el anterior Chris Adler tenía grandes sus zapatos. uno de los mejores bateristas modernos de todos los tiempos y su estilo es una alegría de ver.

La evolución de LAMB OF GOD ha sido interesante, puramente desde un punto de vista musical. Con todos los desafíos que se les han presentado, que ha incluido la sobriedad, el tiempo en prisión de su frontman, los cambios clave en la alineación más la pandemia actual que ha visto el lanzamiento de este álbum en este mes de junio. Su líder Mr. Blythe, comentaba a la revista KERRANG, que el  álbum de estudio homónimo de la banda se inspira en el clima político actual en los Estados Unidos: «Políticamente es lo máximo, pero todo este registro es político. No hay una sola canción sobre un individuo. Cuando tuvimos al presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, durante la era de «Ashes Of The Wake», fue mucho más fácil escribir detalles porque tuvimos la guerra en Irak y las armas míticas de destrucción masiva. Pero en este momento, el mundo político en todas partes se parece a la casa de juegos de Peewee Herman.» Y agrega: «Son las dos caras de la misma moneda. La civilidad y el discurso están en su punto más bajo, y eso es porque la gente ve a los partidos políticos ahora no por sus políticas, sino que apoyan a estos diferentes partidos como los equipos deportivos. Las letras reflejan eso. El sistema es un jodido fraude».

El título simplemente con su nombre de este octavo disco se debe  porque dicen sentirse orgullosos y satisfechos con estas canciones y con este período de creatividad. También lo contemplan como un testamento a la larga carrera de la banda: «Poner solo nuestro nombre es una declaración. Esto es LAMB OF GOD. Aquí y ahora», dijo Mr. Blythe.

Estrenamos el disco con  «Memento Mori»abre el álbum después de una introducción melancólica y relatando un cuento, es algo característico de los estadounidenses tan pronto como las guitarras se estrellan todos sus riff con mucha fuerza, se nota la  comodidad en el sonido al encontrar cierta familiaridad que no es desconocida por lo que nos han dado anteriormente: así expanden su sonido y estilo, por cierto el vídeo es de lo más sugestivo con esas escenas fantasmagóricas y monstruosas;

«´Checkmate´ reúne todos los componentes del sonido LAMB OF GOD que hemos estado desarrollando durante las últimas dos décadas, pero con la ambición y la ferocidad que viene con el comienzo de un nuevo álbum, vigor y potencia a raudales, Nunca hemos estado más emocionados» lo afirmaba Mr. Morton, mejor explicación de la canción imposible;

«Gears», con una incio de voces entre los músicos y el conteo de las baquetas para dar inicio tenemos un track estrictamente al estilo de los Virginianos, proporciona un ritmo sólido, consistente y arraigado en lo efectivo que son, no hacer headbanding es imposible;

«Reality Bath», as líneas de bajo de Mr. Campbell son fluidas y se asoman en gran medida como una sombra rítmica que agrega una pared de sonido que hace que la canción suene agresiva y más grande conforme avanza, el ascender y descender en los mástiles es preponderante y eficaz;

«New Colossal Hate» es probablemente el más fuerte de los singles lanzados y también el vehículo perfecto para el nuevo baterista Mr. Cruz sin duda, se puso el mono de trabajo y encarnó la esencia de la banda y los resultados arrojados son, en unas cuantas palabras:  sangrientos, asombrosos y lo suficientemente notables como para permitirle llevar el título de baterista de estos goliats del Thrash Metal, mi canción favorita del disco por la fortaleza que aporta; 

«Resurrection Man», creando una montaña de Thrash, Groove y Shred Metal con una agresión propia, despojada en igual medida demostrando todo el encanto y hechizo eléctrico, es la pista más oscura aquí y aunque el ritmo es un poco más lento, logra producir algo de artillería pesada para mantener las cosas en movimiento; 

«Poison Dream», colaboración de Jamey Jasta de HATEBREED, el riff enlazante para que el resto de los instrumentos enlacen es fascinante, con un con una desigualdad en los tonos de voces de los cantantes que les favorece mucho;

«Routes», colaboración de Chuck Billy de TESTAMENT, permite de esta canción otra disparidad de voces, ya que el invitado concretamente lo hace acentuando poco su voz gutural, es más melódica, entonada en un Thrash Metal híbrido degustamos de pura velocidad y viveza que invitan para hacer un mosh-pit;

«Bloodshot Eyes», aquí hay mucha melodía, pero de nuevo, también hay un equilibrio de las cosas más pesadas para mantener las cosas en el lado del Metal que nos tiene acostumbrado LAMB OF GOD, de ascenso constante y cabe destacar los diferentes tonos que nos da Mr. Blythe;

«On The Hook», la banda suena exasperada, fuera de quicio, pero también tiene un aura más perspicaz sobre su actitud, aprovechando así la angustia nacida de la cultura musical que le inspira, produciendo una  subcultural con empatía, que se presenta distintivamente en este álbum, combina elementos pesados ​​con partes intrincadas y más pasajes atmosféricos. No es la pista más fuerte para dejar una gran impresión en ti, pero dejará huella en ser la canción más diferente que se ofrece, para terminar «Lamb Of God» con una consumación y colofón excelente s

En pocas palabras, este álbum es un asalto sin parar que ofrece todo lo que uno esperaría de un disco de LAMB OF GOD. Hay un flujo y realmente se disfruta mejor de adelante hacia atrás. Comienza como una bola de nieve y continúa rodando reuniendo, canalizando más energía hacia el siguiente track hasta el final  que lo resume como una avalancha sangrienta. Los patrones y estructuras en sí mismos son relativamente rudimentarios, pero es cuando lo juntas todo lo que lo convierte en el maremoto que es. Lo que también posee este álbum es su energía potencial que se vuelve cinética y viceversa. Tiene un elemento de fortaleza, coraje, redención y esperanza,  lo que resulta en la creación de una fuerza imparable que representa todo lo que la banda representa.

Con dos décadas transcurridas desde su debut, LAMB OF GOD no puede darse el lujo de descansar en los laureles fáciles y jugar la carta asequible y cómoda. La dicotomía de una gran banda es siempre desafiarse a sí mismos y al público mientras conserva las raíces del sonido central que crearon. «Lamb Of God» lo ha hecho bastante bien, lo que realmente consolida el nombre homónimo del disco que resuena e ilusiona por la buena música que nos suministra y gratifica. Deleitemonos a Tope!!!

Reseña de Pepe Cortez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here