Repasamos este directo de NIGHTWISH que pese a la distancia juegan en “casa” con este “Decades: Live in Buenos Aires”

Desde Argentina y no de Finlandia nos llega el último álbum en directo de los nórdicos Nightwish. Grabado el 30 de Septiembre de 2018 en el estadio Malvinas de Buenos Aires ,nos presentan su gira Decades, rindiendo pleitesía al recopilatorio del mismo nombre. 

Al igual que en el álbum «Showtime, Storytime» nos brindan un conciertazo de los que dejarán marca no sólo a los fans, sino a todos aquellos que alguna vez nos hemos deleitado con su música. Además para los coleccionistas hay ediciones en múltiples formatos, (vinilo triple, edición limitada, cd doble + dvd, blue ray, etc…)  

Empezamos a escuchar nada más poner el disco una introducción en forma de cuenta atrás seguida a continuación por la instrumental de flauta «Swanheart» a cargo de Troy Donockley, flautista y gaitero del grupo, y también encargado de la guitarra acústica en algunos temas. Sinceramente dicha introducción me parece un poco larga, pero es que son los Nightwish!, y nadie como ellos para crear una atmósfera especial anunciando lo que vendrá a continuación. 

Menos mal que enseguida empezamos a vibrar con la cañera «End Of All Hope» y la archiconocida «Wish I Had An Angel». 

Una vez calentado el ambiente, continúan con el medio tiempo «10th Man Down», la cual casi operística mente sumerge al público en un mundo de literatura fantástica a cargo de Floor Jansen en la voz. Sin darnos casi cuenta nos dejamos llevar hasta «Come Cover Me» y la sinfónica – metalera «Gethsemane». 

Llegados al momento de ambientazo general aparece su super-single «Elan», seguida de la guitarrera «Sacrament of Wilderness», con nuestro Emppu Vuorinen a las 6 cuerdas. La magnífica «Deep Silent Complete» sirve de apertura para una bajada de ritmo a continuación con la balada del chico muerto “Dead Boy’s Poem” y aprovechando el apaciguamiento se marcan la medio – folclórica «Elvenjig»,seguida de «Elvenpath».

Alcanzamos el éxtasis de la actuación con la pegadiza «I Want My Tears Back», donde la «basca» enloquece y de ahí ya no van a bajar desplegando un arsenal de éxitos como «Amaranth», «The carpenter»(recordando sus inicios), «The Kinslayer» (una pasada en directo), «Devil and the deep dark ocean», «Nemo» (fue la primera canción que escuché de ellos) y “Slaying the dreamer”. 

Cerrarán este fantastico de show con dos temas épicos como «The Greatest Show on Earth» y la clásica «Ghost Love Score» (¡Entre los dos suman casi 30 minutos!). 

En resumen, en el aspecto audiovisual he visto mejores conciertos de éstos nórdicos (Wacken 2013 por ejemplo) pero merece la pena sólo por ver a nuestra Floor Jansen con la apariencia de una guerrera salida de cualquier capítulo de «Juego de Tronos». 

Espectacular también como siempre Tuomas Holopainen (teclista y compositor), el cual descarga su actuación a bordo de un Drakkar normando (sólo se ve la proa delante de sus teclados). 

Para finalizar, solo decir que se trata de un muy buen concierto del grupo Finlandés, en el país donde tienen legión de fans, con un sonido espectacular, buena puesta en escena y ambientación (aunque repito que puedes hacerte con mejores shows de ellos) y un repertorio alucinante (en mi opinión falta algún tema como «storytime»). 

Poneros cómodos en vuestro salón, abandonar el mundo terrenal y disponernos a disfrutar con los «cuentacuentos» del metal.

Reseña de A. Martinez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here