Crítica del directo de JINJER «Alive In Melbourne» (2020)

JINJER "Alive In Melbourne" es un disco que vale la pena tener, para recordar lo que ha significado el poder disfrutar de un concierto en este año 2020 y con el que aguantar el tirón hasta que vuelvan los eventos que tanto deseamos

Un disco que se hizo en Australia porque la situación sanitaria no permitió hacerlo en Argentina y que ahora además podemos verlo de forma gratuita

El año 2020 se recordará  como el año de la Epidemia Mundial de Covid-19, que intrigó a la especie humana del planeta tierra y que presionó la pausa en la escena de la música en vivo y a la cultura en general. Pero antes de que todo se detuviera, algunas bandas tuvieron la oportunidad de tocar en varios espectáculos alrededor del planeta. La sensación del metal Ucraniano JINJER fue uno de ellos, ya que estaban comenzando su Macro World Tour en apoyo de su aclamado álbum, «Macro», lanzado en octubre del año anterior. Como tal, el 5 de marzo de 2020, tocaron un concierto principal en Melbourne, Australia, que se lanzará como álbum a finales de este año a través de NAPALM RECORDS bajo un  título, más que apropiado «Alive in Melbourne».

jinjer alive in melbourne

Con los integrantes ya conocidos por el mediatismo que están teniendo la banda, sabemos que cuenta con Tatiana Shmailyuk, en la voces y como frontwoman total, una hermosa mujer que es increíblemente atractiva, pero aparte de eso, tiene la voz de un querubín y del mismísimo leviatán , posee una transición entre voces limpias y guturales perfecta, además de su presencia en el escenario que es enorme y sin referirme a su menudo tamaño corporal conjuntada con su sonrisa descarada. Indiscutible la conjunción musical que es JINJER , en «Alive In Melbourne», en donde estuvieron súper ajustados durante todo el espectáculo se debió al resto de integrantes que son , el baterista Vladislav Ulasevich que colocó su equipo en una línea muy baja, los platillos hacia abajo para dar una vista completa, un demonio absoluto en la batería, sus extremidades golpeando era la perfección percusión deseada, con una sincronización impecable.

El bajista Eugene Abdukhanov que instantáneamente llama la atención por  su bajo sin cabeza, no se ve tan a menudo, pero lo ejecuta formidablemente. Mantuvo la línea de fondos graves cubierta y algo más, trabajando en el escenario con facilidad, saltando sobre las bandas y pasándola muy bien en todo el directo. Y como pata de esta inconcebible silla en sentido figurado, el guitarrista Roman Ibramkhalilov, quien sentía el calor del escenario con intensidad, su camiseta cambiaba rápidamente de color por la transpiración, y no era de extrañar, estaba entregado totalmente, tan profesional y haciendo que pareciera sus riffs fáciles de ejecutar. JINJER es tan competente en general que realmente es un placer verlos y escucharlos actuar.

Debo mencionar la iluminación, los colores gloriosos  verdes y azules, durante las letras limpias y el cambio a oscuro para los momentos escabrosos o guturales,claramente tenía mucha planificación, pero era diferente a lo que propusieron en su gira europea con las tres pantallas de luces led que tenían en el escenario, pero lo importante era la música. Todo esto detallado al disfrutar de esta producción en video también, aunque no se ha comercializado, pero que se puede disfrutar en un enlace al final de la reseña que se publicó en el canal de Youtube de la discográfica NAPALM RECORDS.

Así es el directo de JINJER «Alive In Melbourne»

Como con cualquier álbum en vivo, los oyentes obtienen una presentación cruda y enérgica del sonido en vivo de una banda y «Alive in Melbourne» captura perfectamente todo lo que uno podría esperar de JINJER y más. La combinación bien equilibrada de precisión técnica y un ambiente en vivo convincente hace que este disco sea la tarjeta de presentación perfecta para la banda que ha tomado el mundo del Metal por asalto en los últimos años y todavía está en aumento mientras consolida su estatus con creaciones únicas de Metal actual.

Tema a Tema

El álbum se abre con la multitud vitoreando y aplaudiendo, esperando ansiosamente una velada en compañía de JINJER , que ahora trae una sensación agradable y deliciosa, que arrancaba con

«Intro», la intro instrumental atmosférica preparatoria para el concierto es la canción «lainnereP» que establece un ambiente ominoso que va de la mano mano con la lista de canciones que tienen preparada para el deleite del público presente en esa primera noche en la isla oceánica;

«Teacher, Teacher!», más que  adecuada para iniciar la demostración de los ucranianos, con su Metalcore, si se le puede llamar así que tiene mucha energía junto a Ms. Shmailyuk que domina a la multitud con su increíble rango vocal, ya que es capaz de cambiar sin problemas de gruñidos mordaces a armonías más altas y vocalizaciones roncas de rango medio en un abrir y cerrar de ojos, mientras sus compañeros camaradas desatan una poderosa ráfaga de empujes rítmicos, agarremonos que esto viene movido; 

«Sit Stay Roll Over», una pista mucho más frontal y excéntrica, donde la vocalista puede desahogarse con una intro ultra contundente, un grito desesperante, las pausas rítmicas son agitaciones que se reciben con gusto, contamos con el lado más progresivo de los temas que conocemos de la banda; 

«Ape», con una ligera diferencia en su forma de retumbar a su versión en estudio pero que mantiene al público en una presión que sacude y calienta la sala, es que una banda en directo demuestra hasta dónde son capaces sus músicos, la declaración es clara de lo que nos darán en este concierto; 

«Judgement (& Punishment)», mi preferida por ser una increíble pieza  donde dejan claro las múltiples influencias, alternando reggae, Death Metal y Metal moderno por mencionarlo de esta manera, no necesitan fanfarronear con su estilo, son singulares y nos ponen a disfrutar hasta bailando para darnos diversión y esparcimiento como cuando todos gritan «Bollah!!» al unísono, simplemente fantástico; 

«I Speak Astronomy», ensamblada como una pieza de metal progresivo, una vez más enfocada en las interpretaciones vocales de la diva ucraniana, quien, sin insultar a los demás integrantes del grupo le da delicadeza y tosquedad para conseguir una evolución a nuestro universo de Metal, simplemente los riffs son aniquilantes, junto a la rapidez de la batería que se conjunta con esas paradas estratégicamente puestas en su sitio; 

«Who Is Gonna Be the One», porque el respetable está tan loco se merecen un poco de Hardcore, así lo promete la frontwoman y con un grito de «estáis vivos», se arma bullicio y desbarajuste, imposible no querer agitar nuestras cabezas ante estos acordes que son letales sin la pérdida del detalle final de salida que hace a esta banda inimitable; 

«Noah», el bajo es una de las fuerzas impulsoras de la música de JINJER, el instrumento de Mr. Abdukhanov está perfectamente colocado en la mezcla, agregando gravedad y ritmo como eje de confección de una canción con cierta base bíblica en sus letras y que la frontwoman hace mención en un principio;

«Retrospection», los arpegios sutiles y tiernos de la guitarra junto a el canto inicial en su lengua natal nos infiltran al estremecedor corte que tiene uno de los ritmos más potentes sin tener que abusar de la prontitud de sus instrumentos, el desconsuelo se hace presente en el sentimiento que quieren transmitir; 

«Perennial», como ligada a la anterior la quietud es el punto de inicio para la anarquía de sonidos estridente en donde las guitarras y la batería no son de menor importancia, son el núcleo casi central de casi todas las pistas ya que el guitarrista Mr. Ibramkhalilov y el baterista Mr. Ulasevich ofrecen una interpretaciones de alto octanaje por su cuenta, haciéndola monstruosa al ser un deleite técnico total; 

«On The Top», indiscutiblemente JINJER es una unidad con tanta precisión que nunca se saltan el ritmo y junto con los espectadores consiguen una sinergia completa, hay que escucharlos cantar al unánime los acordes que son disfrutables hasta el arrebato y delirio; 

«Pit of Consciousness», de los cortes más elaborados debido a su estructura musical que va desde las paradas abruptas a un constante doble bombo de fondo y la voz encantadora de Ms. Shmailyuk, para ese conteo descendente de las distorsiones elucubrando nuevamente toda la maestría en exposición; 

«Home Back», un verdadero regalo porque es  la canción más abandonada del disco «Macro», pero se torna conmovedora, delicada y hasta llegar a ser  amenazadora y brutal, una piezas intrincada en toda su actuación gracias a la voz de Ms. Shmailyuk es exquisita en todos el ámbito de con un ritmo funky agradable, quien dude de la grandeza que puede alcanzar o que ha alcanzado esta banda puede quedarse en lo ya conocido, pero sin duda JINJER es el nuevo Metal, se quiera o no; 

«Words of Wisdom», anunciada como la última canción de el tracklist habitual, dejan claro que son potencia viva de ritmos frenéticos con una exquisitez e ingeniosidad propia que deja huella por donde pasan, se sabía que cuando la banda dejó el escenario que quedaban algunos con ganas de más, se pedía un poco más y la banda respondió dando paso a los bises; 

«Pisces», después de las gracias y las buenas noches con la quietud y esa voz en tono de sirena, que se transformara en rugidos casi de dolor junto a la misma esencia e ímpetu de toda la tonada, simplemente deliciosa; 

«Captain Clock», el corte postrero es majadero y sólido para dejar claro que los ucranianos pasaron por ahí, y conquistaron como los mejores en un espectaculo increible y recordado mucho más por las situaciones actuales, se merece la pena verlos cuando se tenga la ocasión, nosotros lo hicimos en Madrid el año pasado, lo vivimos y vale la pena indudablemente; terminamos con el «Outro», que es la canción «Micro» del EP del mismo nombre, con una foto de familia portando la bandera australiana y prometiendo verse nuevamente en un futuro, esto sirvió para terminar la espectacular presentación de JINJER que fueron implacables en su entrega de cada canción, donde nunca hubo un minuto que no estuvieran dando al cien por cien.

Conclusiones

En general, este álbum no podría reemplazar la experiencia de ver a esta fantástica banda en vivo. Sin embargo, si esto es lo más cerca que podemos estar de JINJER en vivo en este año, es casi un premio de consolación bastante bueno. La banda tiene un tono perfecto en todo momento, y las reacciones de la multitud son satisfactorias de escuchar: gritos, moshing y cantando.

La banda ucraniana es verdaderamente única en su clase. Al combinar a la perfección elementos de elementos de Metal progresivo con Death Metal, Metalcore, Djent, Nu Metal, con estilos como el funky, el jazz o el reggae, la música difuminada de género de la banda realmente ha tenido un impacto en sus fanáticos desde su formación en en al año de dos mil nueve al presente. 

El equilibrio de la mezcla de audio y el sonido a lo largo de «Alive In Melbourne» es increíble, con poca o ninguna sobregrabación, por lo que escuchamos y hemos visto en imágenes. Todos los instrumentos se mezclan perfectamente con la cantidad adecuada de tono y consistencia, dando así al oyente la experiencia de un show en vivo estridente y enérgico. Además, el nivel de emoción se escucha fácilmente ya que la participación del público realmente brilla en todos los momentos correctos al lado de los artistas que disfrutan de cada gota de sudor y emoción que comparten conjuntamente. 

Un disco que vale la pena tener, para recordar lo que ha significado el poder disfrutar de un concierto en este año de dos mil veinte. Aunque solo me queda una duda ¿Como hubiera sido el concierto en Argentina, en el Teatro Miraflores de Buenos Aires, donde en un principio estaba programado, pero que no se llevó a cabo?

 Las razones creo que las conocemos todos, así como el deseo de JINJER de cumplirlo de cierta manera con «Alive In Melbourne».

Sin duda me considero un fiel seguidor de los Ucranianos.

Reseña de Pepe Cortez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here