Repasamos hoy el nuevo álbum de BODY COUNT que continúan con su estilo inclasificable y que llegan con est “CARNIVORE” que suena magistralmente bien

Durante una época  fue la banda más peligrosa del mundo por todo su contexto, ahora ya no lo es, ¿o si?. Mientras exista la división social y políticos insensibles a la realidad actual que sólo buscan su beneficio a costa de la gente, siempre habrá un lugar para BODY COUNT, «Carnivore» lo demuestra como el sentir en la calle de cualquier parte del mundo.

En la variedad está el gusto, este es mi punto de partida para esta reseña. BODY COUNT, es la variedad desde que nacieron y así se mantienen hasta el día de hoy. Entretejiendo voces rabiosas con un estilo Thrash-Harcore-Rap Metal, tenemos la séptima producción de esta banda estadounidense que siempre da mucho contenido del que hablar. Su líder y cantante Ice-T, lleva una vida donde ha experimentado de todo, como por ejemplo que ha sido eliminado de la lista de amenazas  públicas en Estados Unidos del FBI por todas sus ideas subversivas en contra de la injusticia. A sus 62 años es una «leyenda viviente». Ha visto y hecho más cosas en su vida de lo que la mayoría de las personas podrían o querría comprender. Su carrera llena de estas experiencias, le han permitido ser un rapero exitoso por su criterio tremendo en su creaciones, empujándolo junto a otros artistas a dar forma a BODY COUNT, que llegan a tres décadas de existencia y para celebrarlo nos dan su reciente disco llamado «Carnivore», con el respaldo de el sello CENTURY MEDIA.

Pero los mismos temas de racismo,  injusticia social y opresión política sistemática son fuente de inspiración de «Carnivore», siendo un recordatorio deprimente y triste de lo poco que ha cambiado la sociedad mundial en este tiempo transcurrido y pronosticando hasta donde tenemos que llegar para mejorar y no llegar a ser nuestros propios depredadores o carnívoros. BODY COUNT,  está formado por el mencionado Ice-T, en las voces; Ernie-C, en la guitarra líder; Vincent Price, en el bajo y otras voces; Ill Will, en la batería; Sean E. Sean, en otras voces también y sampler y Juan»Of The Dead» García, en la segunda guitarra. Todos mantienen la ideología de siempre, combinando grandes riffs con una lírica narrativa social cargada de su propio estilo urbano que parece no tomar prisioneros en su proceso.  

Abordan la violencia policial y el racismo institucional como inspiración. Estos temas no cambian y no es de extrañar que BODY COUNT se mantengan siempre molestos e inspirados por estar cantando casi lo mismo treinta años después. «Carnivore», es tan vital ahora como lo habría sido si hubiera salido durante el apogeo del cruce político-social del Rap Metal, y la banda sabe que su stock y de hecho, su mensaje, es un flashback gigante de los años noventa. 

La carnicería da inicio con el tema homónimo «Carnivore» fuerza y contundencia desde el minuto uno, sonidos de sirenas y una voz afinada como el filo de un cuchillo, mientras escuchamos unos extraños rugidos que nos avisan lo que se tendremos a continuación; 

«Point the Finger» (colaboración de Riley Gale de POWER TRIP), estridente y potente por la combinación perfecta de los vocalistas y ritmos de Thrash Metal , en su lírica encontramos el detalle de la sombría vida de la cultura callejera, junto a lo instrumentos que le dan un máximo impacto; 

«Bum-Rush»  sonidos graves de Mr. Price que apunta a desplomar todo y un  Mr. C que ha creado un himno de magnitudes masivas a base de riffs chillantes de guitarra, inspirado en la crisis del régimen, tenemos un rugido clamoroso para que nos pongamos de pie y recuperemos nuestras vidas y nuestro país, tema obligatorio en sus presentaciones en directo; Aplicaré el dicho popular un poco modificado : «Es de Grupo bien nacido el ser agradecido», BODY COUNT, lo hace tocando covers de sus bandas que les estimulan e inspiran, lo hizo en su disco anterior con SLAYER y ahora le toca a MOTORHEAD con una versión propia de 

«Ace of Spades», es un homenaje cargado de respeto y sensibilidad, tanto así que es el tema de inicio de sus espectáculos futuros ya lo mostraron en el WACKEN OPEN AIR

«Another Level» (colaboración de Jamey Jasta de HATEBREED), pausada y distanciada en lo que respecta a intensidad, un track entre colegas casi de perspectiva de admiración y raciocinio de Mr. Jasta hacía la banda que sin duda ha sido también parte de su entusiasmo creativo; 

«Colors – 2020» (colaboración de Dave Lombardo de SUICIDAL TENDENCIES y Ex-SLAYER) que recuerdos me trae esta canción por la película del mismo nombre que marcó a muchos en sus intereses e ideales. Esta interpretación de tipo Metal a este tema de corte de Rap de la vieja escuela demuestran ser estimulantes y le dan nueva vida porque suena más pesada al tener una producción de primer nivel y un gran riff suficientemente aterrador que suena tan vital y relevante como lo fue en su concepción y el lujo del baterista es suntuoso; 

«No Remorse»,  es un extraño corte de este disco, que se puede catalogar como fuera de lugar, pero los riffs son deleitables mente triturantes a causa del apasionante contenido lírico de otros temas, pero aun así no deja de ser particular; 

«When I’m Gone» (colaboración de Amy Lee de EVANESCENCE )  con la introducción relatada dedicada a Nipsey Hussle, rapero recientemente desaparecido, que murió trágicamente mientras se grababa este álbum, muestra un lado totalmente diferente de BODY COUNT, contemplar las pérdidas y apreciar la vida de las personas que tienen mientras están aquí, la combinación de voces es emocionalmente profunda y Ms. Lee ha sido una elección correcta mientras los acordes se desenvuelven con aptitud y eficiencia ; 

«The Critical Breakdown», apocalíptica y desafiante con el riff de guitarras afinadas en plan SLAYER, cargada de odio y crítica para los que se esconden detrás de la protección y conservación de ideales nocivos  que además ni quieren rendir cuenta por sus acciones, mí favorita del álbum; 

«The Hate Is Real», con el relato de un noticiero como introducción llegamos al último corte, sin bajar el pie del acelerador los ritmos son «rompe cervicales» garantizados y los solos de guitarras son magníficos conjuntado a la lírica que plantea el derribamiento del nacionalismo y el racismo en los Estados Unidos, mejor manera de cerrar imposible. 

NEW YORK, NY – JANUARY 28: (L-R) Recording artists Ernie C, Ice-T, and Vincent Price of musical group Body Count perform at the premiere ceremony during the 60th Annual GRAMMY Awards at Madison Square Garden on January 28, 2018 in New York City. (Photo by Jeff Kravitz/FilmMagic)

Y como bonus track  «6 In The Morning 2020», un Rap Gangsta que data del año 1986 cuando fue el debut de Mr. T, ahora con su toque actualizado que la hace perenne en el tiempo, esta es la esencia de BODY COUNT

Esta última producción  de los originarios de Los Angeles California, explora la crueldad de la Sociedad Moderna Actual y la de casi de siempre. Observando la brutalidad de sus integrantes o explorando temas como la insensibilidad policial, las letras tienen mucho impacto para captar la atención de quien lo escuché. Se erige como un excelente ejemplo de las muchas cualidades fuertes de BODY COUNT.  No inventan nada nuevo de manera importante, ofrecen una variedad emocionante de musicalidad con ritmos que mantienen el entusiasmo por salir a la calle e impartir justicia. 

El impulso que ofrece la banda para enfrentar los problemas del mundo real, aunado a su intrigante fusión de estilos musicales, les permite ser atractivos para los fanáticos de la vieja escuela y los nuevos que se enteran de ellos.  BODY COUNT es una necesidad que exista y ahora es quizá el momento más importante para que se les escuche. «Carnivore» es un gran álbum de Metal Extremo, sin dudarlo,  lleno de grandes canciones, pero es el mensaje el que tendría que hacer efecto y que no pasen otros treinta años para tomar nota y ser agentes de cambios porque puede ser fácil combinar lo que hacemos todos porque todos queremos que funcionen para el bien común de una sociedad justa y honrada, tenemos un buen soundtrack con este disco para por lo menos intentarlo.

Reseña de Pepe Cortez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here