Revolution Saints lo han vuelto a hacer. “Rise” álbum que ve la luz a través de Frontiers Records este 24 de enero de 2020 es un gran disco

Pues ya tenemos aquí, 24 de enero de 2020, y vía Frontiers, el tercer disco, otro más, de Revolution Saints y llamado Rise. Aquello que comenzó como proyecto, las malas, o buenas, lenguas hablan de que Serafino Perugino, líder absoluto del sello discográfico quería tener un disco, algo, con Castronovo como cantante, parece que está más que consolidado, y, por lo tanto, deberíamos hablar de Revolution Saints como una banda hecha y derecha. O mejor dicho, súper banda, ya que los mimbres de estos santos siguen siendo los mismos, Deen Castronovo, Doug Aldrich y Jack Blades, gente de sobra conocida por todos, con un bagaje, calidad y éxitos a diestro y siniestro. ¿Quién no conoce a Journey, a Dio, a Whitesnake o Night Ranger, por decir alguno de los sitios donde han trabajo?

Estos tres chiquillos han vuelto a sacar sus armas de Rock Melódico ochentero y nos deleitan con otro arsenal, bien pertrechado, de munición melódica. En Rise no vas a ver cosas nuevas, diferentes, de lo que hayas visto en su primer disco o en su segundo, Light In The Dark. En este nuevo disco “solo” vas a encontrar estribillos demoledores, melodías maravillosas, increíbles, incluso emocionantes, y millones, millones lecciones de lo que es cantar, compactar voces, y realizar, en definitiva, un trabajo vocal gigantesco. Castronovo, que ya se ha agenciado la labor de capitán general, líder, de la faceta cantaril, es un gran cantante, tiene fuerza, garra, y un timbre precioso. Y si le añades al apoyo de Jack Blades, otro mostro, pues qué quieres que te diga.

Pero no solo de cantar y de melodías vive el hombre. No podemos olvidar las guitarras, esas ametralladoras, que el general Doug Aldrich, sabe hacer sonar tan bien, y de manera tan variada y ajustándose a cada momento. No solo sabe hacer solos técnicos, rápidos, para amantes de los hachas de la guitarra, sabe hacer unas rítmicas, apoyos a las melodías, brutales.

Si hubiera que dar un ejemplo de referencias del género, Rise sería un buena referencia, al nivel de muchos discos de este estilo (no diré ninguno para no herir susceptibilidades). Tan buen ejemplo es que, para mi gusto, hay demasiados medios tiempos o canciones sin tanta pegada, aunque, ¡ojo!, las melodías y estribillos son tan buenas, que no aburren para nada, al contrario. Si no, presta principal atención a Coming Home, ¿no notas un poco de humedad en tu ojo?,¿No te emociona ese estribillo?

Y también digo, como no, que si todos los temas fueran como Rise, Higher, When The Heartache Has Gone, It´s Not The End (It´s Just The Beginning, con unas guitarras del cagarse, o Million Miles, esto ya sería de obra maestra.

Como notas informativas: Participa Alexandro Del Vechio, uno de mis favoritos, tanto en los teclados, como a nivel compositivo, producción y en los coros. En Talk To Me canta, junto a Blades y Castronovo, Lunakaire y que la última canción del disco, Eyes Of A Child, está compuesta por Blades y Tommy Shaw.

En definitiva, que ojalá tengamos Revolution Saints para rato, que sigamos con una banda con Castronovo a la voz, una banda con tantos toques a esos añorados Damn Yankees, y una banda en la que la melodía, sin aburrimiento, sea su gran faro.

Revolution Saints, ‘Rise’ Track Listing

  • 01. When The Heartache Has Gone
  • 02. Price To Pay
  • 03. Rise
  • 04. Coming Home
  • 05. Closer
  • 06. Higher
  • 07. Talk To Me
  • 08. It’s Not The End (It’s Just The Beginning)
  • 09. Million Miles
  • 10. Win Or Lose
  • 11. Eyes Of A Child

Reseña de Ape Navarro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here