Crítica del nuevo disco de SLIPKNOT – «We Are Not Your Kind»

SLIPKNOT acaba de lanzar su nuevo álbum al mercado bajo el título «We Are Not Your Kind» y estamos convencidos que no dejará a nadie indiferente.

Apremiante, inaplazable, impostergable, así nos llega su sexta producción: «We Are Not Your Kind», porque lo de esperar unos cuantos años para tener material nuevo se hace habitual en SLIPKNOT. Tanto es la urgencia de escucharles que con sus presentaciones en vivo nos dejan complacidos, hecho reciente en nuestro país en Festivales de buen cartel. Pero tenemos ante nosotros una producción engendrada con todo el drama y caos imperecederos de la banda de los nueve enmascarados, que lleva dos décadas de pura catarsis. 

slipknot-band-album-2019

Como dice el título del disco traducido: «No Somos Tu Tipo», dejando bastante irritación e incomodidad entre conocidos y gente que pasaba por ahí, digámoslo así. Con «We Are Not Your Kind«, SLIPKNOT ha hecho más que tantear su garra y potencia, han ampliado sus parámetros con creces, llevando a la banda en direcciones musicales que anteriormente solo habían esbozado ejecutar. Con esto el álbum es una provocación destemplada, con una irrupción sugestiva junto a melodías bien elaboradas, pero estos catorce cortes van mucho más allá. Tenemos un rompecabezas aglutinante, cimentado sobre la reiteración, que se impulsa por el vaivén en ocasiones por el ascenso-descenso de la experimentación que nos tienen acostumbrados. El disco contiene la mezcla característica de Death y Thrash Metal, junto a interludios atmosféricos y el híbrido de rugidos vocales Mr. Taylor, aderezado de melodías dolorosa.

        Se repite, simultáneamente, el hecho de que en cada disco nuevo tenemos integrantes nuevos, en «.5 The Gray Chapter» de 2014 (que fue más un álbum de recuerdo y supervivencia que una continuación) fueron dos y ahora es uno, en sustitución del mal logrado Chris Fehn Nº3, que ha iniciado denuncias contra la banda. Pero este último miembro es una total incógnita y por lo visto en sus presentaciones en vivo y en estudio, encaja bastante bien.

    SLIPKNOT se mueve y trabaja mejor cuando tienen una narración que seguir. Si bien sus anteriores discos no eran álbumes conceptuales, con esta última entrega tenemos la vehemencia malévola de una banda que ha alcanzado el estrellato y encuadrados en todos los enredos que trae el éxito. Contando con la formación, por orden numérica, de, Sid Wilson Nº0 en el tornamesa, Jim Root Nº4 en la guitarra lider, Craig Jones Nº5 en los samplers y teclados, Shawn Crahan Nº6en percusiones y coros, Mick Thomson Nº7 en la guitarra rítmica, Corey Taylor Nº8 en la voz, Jay Weinberg en la batería, Alessandro Venturella en el bajo y el Percusionista anónimo que guarda su identidad bajo la discreción del enigma. La Producción la hizo Greg Fidelman y la discográfica ROADRUNNER RECORDS es la encargada de que llegue a todo el mundo.

«Para ser sincero en lo que se refiere a nuestra música no nos basamos en compromisos adquiridos» comentaba el vocalista a un medio escrito. «Todos tenemos un grado de confianza los unos con los otros que, aunque hagamos cosas distintas, sabemos que debemos darnos una oportunidad. Cuando estamos dejando la música lista para un nuevo disco, sabemos que podemos excitarnos con ella y darles vuelta en lugar de hacer siempre lo mismo. Tenemos constancia de que vamos a empujar los limites hagamos lo que hagamos. SLIPKNOT no se basa en compromisos, sino en que todos vamos a acabar estando al mismo nivel musical y que tenemos que empujar los límites a la medida de lo posible. El compromiso para mí, significa dejar ir cosas para conseguir lo que te habías marcado. Creo que seguimos adelante. Es el amor por la música. si no fuese por eso, no seguiríamos juntos como banda. Es la excitación de componer juntos, de crear nuevo contenido y el hecho de presentarlo ante una gran cantidad de público. Generalmente cuando uno logra llegar a ese nivel, es cuando comienza a hacerlo todo a medio gas. Cuando sientes que ya no hace falta esforzarte tanto, es cuando muere el sueño. Es como si el espíritu hubiese abandonado el cuerpo. Nosotros mientras tanto, seguimos sintiendo la dedicación y la necesidad de ir por encima y más allá».

    La línea del álbum es como el prefacio de un libro que está lleno de frustración tangible, rabia y odio a sí mismo. Quizás los fanáticos de SLIPKNOT están en su mejor momento cuando Mr. Taylor está en su peor momento líricamente, «We Are Not Your Kind» trata principalmente de los últimos dos años de la vida del líder y su amarga separación de su esposa Stephanie Luby, una que lo llevó al borde de la locura y le exigió que mostrara una gran fuerza para tratar de evitar un descalabro tremendo recurriendo a viejos hábitos. A juzgar por las canciones, no está claro si tuvo éxito. 

En el pasado, el vocalista ha hablado sobre su comportamiento de búsqueda de emociones y la vulnerabilidad debajo de sus gruesas capas de piel. Y claramente, él tiene un don para meterse en situaciones autodestructivas, incluso cuando está sobrio. 

    Pero, entremos en materia, esto inicia con, «Insert Coin», un intro típico de los de Iowa, mezcla de sonidos que concuerdan en acordes que dan paso a un tipo de motor de inicio, propio para el comienzo de sus directos en etapa, presenta una alarma pulsante que zumba sobre los teclados góticos descendentes y los inquietantes efectos de sonido en capas y mencionando un: «Estoy contando a todos los asesinos»;

//youtu.be/VpATBBRajP8

«Unsainted», introducción coral casi original para lo que nos dan asiduamente, pero dura lo que dura, para darnos el primer corte con su estilo pesado y oneroso, todo está en su sitio, aunque los arpegios de las guitarras están más solemnes, con todos los instrumentos que junto con sus músicos están de regreso, un inicio bastante conservador;

«Birth of the Cruel», con los sonidos del bajo dando la pauta, el delay de las cuerdas se extiende retardadamente de forma tolerable, mientras los samplers hacen de las suyas en segunda línea pasablemente, la gradualidad de la melodía continua le va dando fuerza al disco;

//youtu.be/MGbjB0eVvko

«Death Because of Death», instrumental casi de tipo intro, con el título de la canción y nada más, un corte que no trascienden;

«Nero Forte», acordes distintos por la armonización y distorsión de resonancia, sin perder la onomatopeya, pero no es el SLIPKNOT que hemos escuchado antes, principalmente por esos coros tan candorosos en ciertos momentos, aunque se llegan a transformar en gritos eufóricos, el progreso creativo es evidente sin perder la furia de Mr. Taylor; «Critical Darling», la maniobra de despliegue de la articulación de sonidos es casi un poco calcado a la anterior, como una segunda parte de la previa, difundiéndose como un corte con compases de la otra banda de donde proceden un par de miembros, me refiero a STONE SOUR, tiene esa constante por eso se me hace un poco extraña, para «los enmascarados», pero aun así es tolerable; «Liar’s Funeral», sonoridad cadente de compases en una balada inicua, con tintes trágicos en su desenvolvimiento, el sentimiento que rodea al grupo, siempre accidentados y trágicos, bastante agridulce;

«Red Flag», retomamos fuerza para esta corte en lo más clásico de SLIPKNOT, un compás de headbandig integro, casi necesario para sus presentaciones en vivo, consonancia total de los nueve músicos, gusto de percusiones, con fondos que aumentan su impacto al escucharlo;

«What’s Next», Mr. Wilson y Mr. Jones, hacen  de sus destrezas en otro corte instrumental llena de ruidos extraños que se acopla a la siguiente canción; «Spiders», teclados junto a unos riffs segmentados en intervalos de arpegios que nos hacen recordar al estilo KORN NINE INCH NAILS, los de la mutación de estilo es palpable, pasable pero casi mediocre si se quiere tomar así;

«Orphan», zumbidos de principio que con unos golpes secos de percusión y el bajo de Mr. Ventuella dando paso a una matraca de sonido estrepitoso que nos recuerdan que esta banda lleva más de dos décadas dándonos buena música extrema, otro corte que apetece disfrutarlo en directo, sugestivo en toda su algarabía con carcajadas de final junto con los resoplos respectivos;

«My Pain», un escándalo con medido, psicodelia total, ininteligible, sorprendente, insondable, puede recibir todos los adjetivos posibles para este corte que es lo más esotérico que he escuchado de los de Iowa, incomoda y avinagrada tal vez, una técnicas no convencional que rompen el ritmo frenético del álbum, al tiempo que presentan nuevas elementos de extrañeza y horror;

«Not Long for This World», con la tónica de pesadez de inicio, pero aupándose en su sosiego y quietud hasta tomar fuerza con las articulaciones vocales, por momentos lo forma más innatas de su frontman, el canto limpio de Mr.Taylor es tan pegadizo como siempre, sin interferir con la brutalidad de su exorcismo sonoro y junto a los riffs espontáneos ejecutados estupendamente, concluyendo con unos samplers enigmáticos; «Solway Firth» , para ultimar una producción tolerable y con un aprobado muy justo, una canción con un vaivén de ritmos en alteraciones musicales pertenecientes y típicas de SLIPKNOT, un desenlace bastante ajustado.

//youtu.be/V3ADK6gsDGg

    Parece que «We Are Not Your Kind» solo fue alimentado por la turbulenta vida de Mr. Taylor, pero se volvería un poco unidimensional. Hay tantos elementos de creatividad en la creación que a veces es vertiginoso. Los seguidores de siempre probablemente escuchen numerosas referencias a algunas cosas bastante buenas. SLIPKNOT recuperaron la misma estética de arrojar precaución al ambiente actual, algo que probablemente sintieron que no era del todo apropiado para su anterior disco. Las canciones presentan introducciones desconcertantes, secciones intermedias inesperadas y conclusiones sorprendentes que hacen que el álbum sea la oferta más audaz, multifacética y, posiblemente, más sincera hasta la fecha.  Aun así, con más de una hora de duración, los «Maggots» -gusanos, seguidores- encontrarán mucho que disfrutar. Es intransigente, implacable e impenitente, y es exactamente el álbum que los de Des Moines quería escuchar, tal vez durante una década. Para SLIPKNOT, hay verdad en el dolor y positividad en el cinismo. 

    Cuando Mr. Taylor canta las primeras líneas de «We Are Not Your Kind»«Estoy contando a todos los asesinos», no está claro si se refiere a todas las personas, especialmente a su esposa separada, que casi agotaron su voluntad de crear o si está citando a «los asesinos» que se fueron del grupo de varias maneras, en conflicto permanente o como los nueve asesinos que buscan destruir y reconstruir la extensión determinada del Metal actual.

De cualquier manera, el impulso o intuición de resistencia de SLIPKNOT y su identificación de que la progresión y la transformación son necesarios para triunfar sin importar el importe y gasto que los ha llevado a una situación de ascenso musical, pasando factura inclusive a sus vidas cotidianas, sino pregúntenle a Mr. Crahan, concluyendo en un punto afligido de su carrera que les darán conforme pase el tiempo el termino de legendario, si aún no lo son.

Reseña de Pepe Cortez

8.7 Excelente

Apremiante, inaplazable, impostergable, así nos llega su sexta producción: "We Are Not Your Kind"

  • Producción 8
  • Base Instrumental 9
  • Composición 9
  • User Ratings (13 Votes) 7
Comparte esto:

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: