Crítica del nuevo disco de THY ART IS MURDER, «Human Target»

Esta es nuestra reseña del nuevo trabajo de los death metaleros THY ART IS MURDER que llega bajo el título «Human Target»

THY ART IS MURDER, son exterminadores natos, con «Human Target», lo vienen a mantener con diez temas que aleccionan de cómo se puede masacrar con Música Extrema a quien lo escuche y con un contenido interesante. Dan la sensación de dejarte tomar aliento para continuar sacudiendote y lo mejor es que agrada y apetece.

Los titulares de los medios de comunicación lo menos que hacen es dar buenas noticias. En esta trama y ambiente de distopía posmoderna, caos y confusión, llega «Human Target», el nuevo álbum de THY ART IS MURDER. La exportación musical-cultural más brutalmente alarmante de Australia, música que sirve como un último grito ahogado contra el vacío cada vez mayor. Es una luz ardiente de desaliento nihilista antes de la oscuridad final. Vinculando puro y fidedigno Death Metal aplastante y triturante, condimentados con los dolores sociales actuales que traumatizan a todo el mundo.

Esta banda ha retado y entusiasmado a audiencias de todo el mundo, en festivales de primer nivel como DOWNLOAD, GRASPOP, HELLFEST o SUMMER BREEZE. Compartido tours de alto perfil con KILLSWITCH ENGAGE, PARKWAY DRIVE y ARCHITECTS. Consiguiendo en su país natal, obtener el título de prestigio entre otras bandas de Metal Extremo. E incluso recorrer Norte América con SLAYER como parte del Tour Rockstar Mayhem que se celebra anualmente en esa parte del planeta.

Pero un grupo no suele ser tan monumental o considerable como THY ART IS MURDER sin alguna prueba de calidad luego de llegar a producir su quinta producción en lo que va de la década y mantener a su público contento y ganado adeptos. «Human Target» tiene canciones con riffs fornidos y rudos, algunas pausa de retroceso y una actuación vocal agresiva. Es pegadizo, y la fraseología, digámoslo así, es inteligente y memorable. A lo largo del disco se encuentra una secuencia ingeniosa que se debe tomar en cuenta. Como por ejemplo el título del disco, que trata sobre la práctica de la sustracción de órganos en China, donde la OMS (Organización Mundial de la Salud) encontró una gran discrepancia en la cantidad de órganos ofrecidos por los donantes y la cantidad de órganos trasplantados a los ricos.

La banda «aussies» está formada por: Chris «CJ» McMahon, en las voces; Andy Marsh, en la guitarra líder; Sean Delander, en la guitarra rítmica; Kevin Butler, en el bajo y Jesse Beahler, en la batería, último en integrarse al grupo, quien trajo un enfoque admirable pero técnico a las canciones en su  procedimientos, y que había militado anteriormente en grupos como JUNGLE ROT, BACK CROWN INITIATE o RINGS OF SATURN. Todo el trabajo de produccion, ingenieria, mixeo y masterización lo hizo Will Putney en Graphic Nature Audio, con el respaldo el sello NUCLEAR BLAST y como algo destacable de todos sus discos es la portada que la hizo Eliran Kantor.

//youtu.be/pMl3exzgGto

Los diez temas del disco tirados certeramente a las dianas, comienzan con, «Human Target» , demolicion directa, arrasamiento desde el primer segundo, de parte de los australianos, riffs saturados sin dejar espacio para disparates, con las voces guturales desalmadas para la ocasión;

//youtu.be/8NfyTg6gzY4

«New Gods», con un inicio casi electronico para despistar un poco, vociferan el título hasta la saturación, los acordes son más atenuados pero aniquilan conforme suenan, su lírica trata sobre el papel de las redes sociales en la epidemia de salud mental; 

«Death Squad Anthem» , las percusiones son inherentes del Death Metal o Deathcore, para quien lo prefiera en esta ocasión, exceso de saturación de las guitarras en un zumbido de fondo que si lo percibes es casi placentero; 

//youtu.be/uw_qPfgTxuI

«Make America Hate Again», cadencia en sus arpegios, disfrutables como un desafío de parte de quien te pide más o continuar en la contienda, de mis temas preferidos, insisten en las paradas-pausas, permitiendo el desfile de sonidos degolladores, Brutal Mr. McMahon, las letras no tiene la intención de alienar a ninguno de los miembros de la audiencia más inclinados a la derecha, es más un ataque contra todo el sistema político, satirizando la expectativa de que cualquier gobierno hará las cosas «geniales» para las masas;

//youtu.be/wIZDbRbG4-k

 «Eternal Suffering», lamentos suplicantes casi agónicos mientras de forma calmosa las guitarras darán paso a una detonación de rugidos de parte de todos los músicos, THY ART IS MURDER es identificable con este tipo de cortes, porque permiten la extensión de su estilo, un avance que no deja duda a que son el sonido de este tiempo, que va de lo tranquilo a lo alterado, sin perder pegada;

«Welcome Oblivion», siniestra de preludio para tronar con todo lo que el grupo da, Mr. Baehler es increíble en los parches en esta como en el resto de canciones y el punteo de la guitarra Mr.Marsh nos demuestran toda su pericia, inspirado en una línea de la «Mortalidad» de Christopher Hitchens, compara a la humanidad con un «cáncer» en el planeta; 

«Atonement», parecida a la anterior por su comienzo calmoso, pero luego llega todo el vigor, mentiría si digo que casi todas las canciones están basadas en este tipo, pasar de extremo a otro en lo que se refiere a compases musicales, sumados con las vociferaciones precisas, su contenido es un examen brutal sobre la verdad de la violencia sexual, la mayoría de los cuales no se denuncia, y una especie de expiación literal de algunas de las letras menos reflexivas de la banda; 

«Voyeurs Into Death», otro tema preferido de mi parte, por la soltura que demuestran en todo el caos que parece tener, el ánimo e impulso en las distorsiones es tan apremiante que da gusto, como cuando el placer lo disfrutas con fortaleza y el headbanding al final es de caracter obligatorio, con sus letras  ataca el estado de vigilancia y las cárceles con fines de lucro; 

«Eye for an Eye», percusión sola y una guitarra punteada que invita a la unión del resto de instrumentos, pero esta vez de forma violenta, exigiendo darlo todo pero sin forcejear, hay que entretenerse con las víctimas, sin perder el fondo ronroneador especial, atribuye subversivamente una venganza paciente a la tierra, una tierra que sobrevivirá al «cáncer» de la humanidad;

 «Chemical Christ», trata sobre la religión de la adicción, desde productos farmacéuticos hasta teléfonos «inteligentes» como el primero este último corte no pierde potencia, la garra es increíble, el desafío de escucharlo nuevamente es obligatorio, como quien continúa peleando y aun desfallecido continuamos, este albúm es aplastante y no recomendable para extenuados o fáciles de fatigar, notificados estáis.

«Human Target», no es una producción mala, pero no es terriblemente emocionante, hablando claro. Por momentos  parece que carece de dirección, amortiguadores en su valor de repetición de estilo, descansando en sus propios laureles para su duración.  Este es un disco fácil de gustar, pero difícil de amar o recomendar siendo críticos y analistas. En el ambiente musical de hoy, THY ART IS MURDER es un grupo que nos dan un buen Deathcore, llamarlo así, los músicos pondrán lo más destacado en una lista de canciones para esta reproducción que denota que están constante crecimiento. La ventaja de un álbum como este es que es fácil de escuchar, ya que exige muy poco al oyente y puede perderse en el mar de grupos con producciones iguales o con la misma oferta, pero es destacable que como ellos no habrán otros.

Reseña de Pepe Cortez

7.0 Bueno

THY ART IS MURDER, son exterminadores natos, con "Human Target", lo vienen a mantener con diez temas que aleccionan de cómo se puede masacrar con Música Extrema a quien lo escuche y con un contenido interesante

  • Producción 7
  • Base Instrumental 7
  • Composición 7
  • User Ratings (0 Votes) 0
Comparte esto:

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: