Crónica del concierto de Evanora y La Navaja de Ockham en Sedaví (Valencia)

Apple PodcastsSpotifyRSSDeezerBlubrry

Os contamos como vivimos el concierto que ofrecieron en la localidad valenciana de Sidaví las bandas Evanora y La Navaja de Ockham el 30 de abril de 2022

La Verdad es que me siento muy orgulloso y expectante ante el nuevo panorama de la escena rockera y metalera de mi ciudad natal, y sobretodo sentir la nueva ola de grupos nóveles y emergentes, que hacen de la oferta rockero – metalera Valenciana todo un dilema a la hora de elegir show. Tengo que decir antes de la crónica que me llamó mucho la atención, el apoyo y   camaradería que entre músicos y bandas se prestan entre sí.

Mencionar a la inconmensurable Sonia Gómez, líder y vocalista de Anunnaki, y su marido Pascual, batería de la formación. Me impresionó que dos grandes músicos como ellos prefirieran estar en el Darkness «pasando calor», cuando a no más de 100 metros y a la misma hora en otro local muy conocido, tocara una figura internacional como «Ross The Boss». A eso me refiero con apoyo y camaradería, muy buena gente, así como grandes artistas.

¡Venga!, vamos al lío, y contar lo que nos ofrecieron como espectáculo éstas dos bandas: Evanora y La Navaja de Ockham.

Concierto de La Navaja de Ockham

Sábado 30 Abril, nos situamos en la sala Darkness, un pub ubicado en la localidad Valenciana de Sedaví, de ambiente metalero y muy cerca de la conocida sala Paberse Club. Abren el show » La Navaja de Ockham», una banda formada por Pedro Montoto, líder, compositor, guitarra y vocalista. Sérgio Melgaréjo como batería y Javier Selfa al bajo.

Su primer tema, «Mi condena», ya nos daba una pista de lo que podíamos esperar, una balada con un fuerte sentimiento en su letra y con el sonido característico de rock directo y transgresivo. Continuaron con varios temas inéditos y que conformarán su álbum de debut titulado «En El Filo». «Pájaro Herido» y «Mundo Salvaje» siguieron la tónica de mostrar un rock, fresco, con letras originales, y unos ritmos pegadizos. Hasta aquí fue un concierto normal, de cualquier grupo novel, hasta que con «Ponerme ciego» consiguieron hacernos cantar a todos mediante unos » bises» solicitados por Pedro al público y que nos llegó a crear una complicidad especial.

A partir de aquí fue una auténtica fiesta, «En el filo» y «Gaza» (las favoritas de un servidor) descubrieron a un Javier entregado a su instrumento, con un Sergio potente y en algunos momentos «alocado» dejando entrever sus influencias metaleras. “El escondite», «La Cuenta Atrás» y «Bicho Feo» (la última dejándonos al público interactuar otra vez) fueron el clímax del show, con la gente totalmente entregada. Incluso a Sergio llevado por la emoción le costaba iniciar los temas sin venirse arriba y también coquetear con el público, motivo por el cuál a Javier le trastocaba un poco.

Pero es que estábamos disfrutando mucho. Y el final no iba a ser menos, «Camino de rosas» (con letra referida al machismo), «Las malas Lenguas» (con una introducción de guitarra muy buena a lo Page o Blackmoore) fue otra para enmarcar, dejando paso al tema de cierre, «Olvida». Un «tango rock» donde Pedro se metió al Público en el bolsillo. Muy buen concierto de los valencianos, con un Pedro carismático y transmitiendo mucha fuerza con sus letras reales como la vida misma. Me recordaron mucho por el sonido y la manera de tocar a los primeros Extremoduro con toques «punk» y «hard rockeros». Y es que éstos chicos prometen dar caña de la buena, durante mucho tiempo, habrá que estar atentos a la Navaja!!.

Bueno, y después del buen sabor de boca que nos dejaron los chicos de la «Navaja», íbamos a ser testigos de una auténtica descarga de heavy metal a cargo de los también valencianos «Evanora», grupo con un amplio bagaje musical y de bandas anteriores a ésta, así como numerosos proyectos relacionados con el estilo que tanto nos apasiona. Comentar también su primer álbum, titulado «I», que tan buena acogida está teniendo, sobre todo en directo, con un ritmo arrollador que a continuación relataremos. Conforman la formación José Luis Montesinos, vocalista de la banda(ex-Al Andalus Rock), Pedro «el indio» López al bajo (ex-Sable, ex-Al Andalus Rock), Paolo Olivieri como guitarra(ex-Dynamica) y David Guillén(ex-Al Andalus Rock) a las baquetas. A su vez entre todos componen los temas y arreglos. Comienzan su espectáculo con «Valhalla» el tema «buque insignia» de su disco, canción épica, con entrada poética vikinga muy acertada para abrir el concierto, unos riffs endiablados y una velocidad brutal, dignos de cualquier himno del power metal.

Ésto ya nos hizo ver la que se nos venía encima. «Fin del Camino» siguió haciéndonos vibrar con su estribillo pegadizo y un pedazo de solo a cargo del maestro «Olivieri». Continuaron con «Sin Equipaje», un temazo a nivel técnico, empezando como balada, cambiando a medio tiempo y acabando con unos riffs a lo Maiden que nos hicieron entregarnos por completo al show. Ya, con «Indigente» y «Conquistador de Almas» rememoramos aquellos tiempos pasados del buen heavy español, dos temas que demuestran la cara polifacética y el amplio recorrido de éstos grandes músicos.

Nos volvieron a dar ganas de sacar el guerrero interior con «Templario», otro de sus temas referencia del álbum, donde todos los componentes estuvieron increíbles, con un José Luis dejándose la voz y unos Pedro y Paolo muy grandes.  Todos estábamos abducidos por el poder metálico de ésta gran banda, momento en el cual nos obsequiaron con «Símbolos» y «Despertar de los Sueños», el primero dedicado a los metaleros y el segundo un guiño a su anterior formación, sonando muy a heavy andaluz. Imagínate a los «Medina» con más fuerza y velocidad ¡¡una caña!!.

En pleno éxtasis David se marcó un solo de batería bestia!, y con «Silencio de la Guerra» y «Tierra de Pecado»(dedicada a nuestra tierra), no dejamos de mover los «pelos», continuaban a nivel altísimo, con un José Luis acabando con sus cuerdas vocales, Paolo desatado con una velocidad en los dedos estratosférica, David y Pedro llevando el ritmo a toda «leche» y un servidor moviendo la cabeza como alma poseída. El cierre no iba a ser menos, «Genghis Khan» (otro himno y segundo sencillo del disco, dónde Pedro se luce a lo Cliff Burton) nos machacó directamente y a petición del público volvieron a tocar «Valhalla» (el cuál agradecí mucho). Genial directo de éstos grandes artistas reunidos en ésta nueva formación llamada «Evanora».

¿Y es que Evanora era la bruja mala del este en el Mago de Oz, se convertirán estos chicos en los nuevos “Brujos del metal” en el Este? Con actuaciones como ésta apuesto a que sí.

Crónica de Al Martin.

Otras noticias de Rock y Metal relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

X