Entrevista con JORGE BERCEO de ZENOBIA

Butcher Babies estrena nueva canción «Bottom Of A Bottle»

Butcher Babies lanza una nueva canción titulada "Bottom Of A Bottle" y que cuenta con la colaboración de Andy James de Five...

Hoy concierto y experiencia virtual única con PUSCIFER

Hoy 30 de octubre Puscifer, Existencial Reckoning: Live at Arcosanti, una experiencia virtual diferente a cualquier otra cosa en este mundo

20 cosas que quizás nos sabías de AC/DC

Repasamos algunos de los momentos más curiosos de los más de 50 años de historia de esta icónica banda, AC/DC

NERVOSA presenta vídeo sobre la grabación del nuevo disco

NERVOSA ha publicado el primer episodio de una serie documental en el que la banda relata como han vivido la grabación de...

Jorge Berceo sobre el nuevo álbum de Zenobia «…dentro de ‘VI’ podemos encontrar heavy metal más clásico, power metal más veloz, hard rock…«

El pasado 27 de septiembre tuvmos el honor de charlar con Jorge Berceo, el mítico cantante de la formación riojana Zenobia, en una trepidante entrevista donde nos enteramos de toda la actualidad de la banda e incluso conocimos algunos detalles sobre el nuevo disco que promociona: “VI”. Si quieres enterarte de todo esto y mucho más, ¡esta es la entrevista que buscabas!

Lo primero debo felicitarte por el gran disco que habéis publicado, a los chicos de Rock and Blog nos ha encantado. ¿Cuál dirías que ha sido vuestro mayor desafío?

Lo primero gracias por tus palabras. En cuanto al desafío, nuestro gran problema fue la pandemia ya que tuvimos que parar de grabarlo a medias. Pero, después de 18 años haciendo música, vamos bastante confiados a grabar un disco de temas originales, así que más que desafío ha sido ilusión. Como siempre hemos intentado hacer las canciones que nos gustan intentando sorprender, incluyendo ciertos ingredientes que nos han llamado la atención. Como siempre, echándole ganas.

El nuevo disco que habéis publicado se llama “VI”. ¿Cómo surgió la idea de ponerle este nombre?

Bueno, este es nuestro sexto disco de estudio de canciones originales, pues hemos hecho otros discos en directo, rarezas… Así que un día hicimos un brainstorming en una cafetería y, dado que era nuestro sexto álbum y volvíamos a ser seis en la banda, no se nos ocurrió ninguno mejor.

Hace unos meses anunciasteis la salida de Víctor de Andrés. ¿Por qué se produjo? ¿Os sorprendió que se uniera después a Mägo de Oz?

Bueno, a veces la relación entre las personas es complicada. Debido a la situación tan rara que estábamos viviendo el último año vimos que él no estaba a gusto en la banda. Cualquier desacuerdo que hubiera entre nosotros se convertía en un polvorín y explotaba. En cuanto a su entrada a Mägo no nos pilló por sorpresa. Siempre había tenido gran afinidad por esa banda. Así que todos nosotros nos alegramos un montón de que esté ahí. De este modo la gente puede disfrutar de Zenobia y de Víctor con Mägo.

Después de la salida de Víctor decidisteis volver a las dos guitarras en lugar de una sola. ¿Por qué decidisteis tomar esta decisión? ¿Qué visteis en Mario Suárez y Marcos Lorente como guitarristas?

La formación original de Zenobia estuvo formada por dos guitarras. De hecho, en toda nuestra trayectoria, excepto los cinco últimos años con Víctor, tuvimos dos guitarras. Esta fue un poco una condición que Víctor traía y a nosotros nos pareció bien, fue una etapa muy bonita en la que incluso giramos por américa por primera vez. Ahora que retomamos nuestra senda pensamos que en el heavy metal y power metal que nosotros practicamos dos guitarras nos dan más juego. 

Tanto Mario como Marcos son buena gente y personas con las que podemos trabajar a gusto. Conocíamos a ambos ya que Mario tocaba en mi banda en solitario y Marcos venía con nosotros de backliner. Como ellos son auténticos musicazos no tuvimos que mirar más allá, el público mismo podrá comprobarlo ahora con el disco en la calle y en cuanto echemos a girar y actuar sobre los escenarios. Como componentes la banda está en su mejor momento, una banda formada por colegas como hacía mucho que no se sentía. En los ensayos hemos disfrutado mucho y nos hemos divertido mucho más que antes en todo lo que hay detrás de los escenarios.

El teclado, aunque ya habíais contado con él en otros discos, adquiere una gran importancia en este nuevo trabajo. ¿Qué matices crees que aporta?

Aporta muchos matices a la banda. Recuerdo cuando entró Ernesto a la banda que me dijo que sabía que entraba para hacer arreglos que quedarían en segundo plano. Ahora, grabando este disco, nos dijo que el teclado debía escucharse mucho más, siendo muchas veces el protagonista. Realmente es un músico tan bueno que no podemos obviar su presencia, así que sólo nos queda aprovechar su sobresaliente trabajo. Con nuestra nueva formación era una evolución lógica.

Escuchando el disco más a fondo existen algunos temas como “La Danza del Diablo” o “El Último Bastión” que son las que más van a gustar a vuestros fans en directo. ¿Estás de acuerdo?

Yo añadiría también “Jamás” o “Sin Perder la Pasión”, temas con muchas papeletas de formar parte de nuestro setlist en directo de aquí en adelante. Este disco tiene varios hits, canciones que a los fans les gustará mucho corear. Es un gran disco en este aspecto.

“Mi Mundo por Volver” es una balada con aire bastante rockero, ¿podremos disfrutar de ella en vuestros directos?

La idea inicial es, de momento, no tocarla en directo. Ya estamos tocando dos clásicas baladas como “Ante tus Ojos” y “Vuelve” y no nos sentimos en el momento de quitarlas de nuestro repertorio. No por ello deja de ser menos importante. Si se le diera la misma exposición que se le dio a “Ante tus Ojos” con videoclip y demás se podría convertir en una canción igual de importante porque creo que las canciones dependen de la promoción para conseguir la importancia que tienen. Además, tiene unos aires muy chulos al estilo Aerosmith o Scorpions.

Elegisteis “El Último Bastión” como adelanto del disco. ¿Crees que es el tema que más representa vuestro trabajo más reciente?

No, creo que el disco es tan variado que ninguna canción lo puede representar. Nosotros siempre tuvimos muy claro que la gente no podría hacerse una idea clara del disco sólo con este adelanto porque dentro de “VI” podemos encontrar heavy metal más clásico, power metal más veloz, hard rock… Esta canción es para el público más acérrimo y fiel, aunque creemos que es un trabajo que puede gustar tanto a los fans más acérrimos como a los más modernos. Surgió así durante el proceso de grabación, nos hemos divertido incluyendo estos elementos novedosos para nosotros.

¿Cuál es la canción del disco que más disfrutas cantando? ¿Hay alguna que no te convenza demasiado?

Yo te diría “Jamás”. Es mi favorita del disco, aunque cada uno de nosotros tiene su propio tema favorito. Estamos ensayando estos días algunas canciones del nuevo álbum, no todas, y esa la disfruto mucho en los ensayos. En el último ensayo también disfruté mucho con “Tu Amistad” y con “La Danza del Diablo”. Aunque me gusten todas, tengo especial predilección por “Jamás” que también creo será muy festiva en directo.

No hay ninguna que no me termine de convencer. Si bien es cierto que incluimos algunas canciones que no creíamos que fuesen a ser tan importantes, luego nos han sorprendido. Por ejemplo, “El Laberinto”, una canción en la que hemos querido experimentar y nos hemos dejado llevar, pero no define el sonido de Zenobia. Aun así, mucha gente nos dice que es de sus favoritas. Por cosas como esta defiendo que no hay canciones que me hayan desilusionado, es un disco redondo.

¿Cómo surgió la idea de grabar un documental sobre “VI”?

Como tuvimos que posponer la salida del disco (en principio iba a salir en abril) por culpa del confinamiento, se nos ocurrió la idea de grabarnos desde casa hablando sobre las canciones, la grabación, alguna curiosidad… Con eso de los seis capítulos como un pequeño guiño hacia el nombre del disco y así conseguimos conectar con el público que puede conocer mejor el disco y descubrir de qué trata cada canción. Dentro del tiempo libre que tuvimos, ha merecido la pena.

Para presentar el nuevo disco habéis realizado tres shows acústicos durante septiembre. ¿Cómo habéis lidiado con las medidas contra el Covid?

Los shows han sido raros; especiales, porque ha supuesto nuestra vuelta a los escenarios, pero con todas las medidas indicadas. El primero recuerdo que fue con la gente sentada dividida en mesas, el segundo en el FNAC la gente estaba sentada en sillas y requerían un paso previo y el último fue en otro FNAC, pero para todo el público del centro comercial. Como eran acústicos les buscamos la vuelta para que fueran divertidos: canciones con muchos arreglos y swing e incluso arreglos de jazz porque, si una canción grabada con guitarras eléctricas la tocas con acústicas tal cual suenan, es un poco soso. Por eso disfrutamos tanto arreglándolas, Ernesto y Mario que son unos musicazos increíbles consiguieron adaptarlas e hicieron que hayamos vuelto a conectar con la gente. Ves sus miradas, lo que les sugieren las nuevas canciones. Es especial.

El 3 de octubre presentaréis este disco en formato eléctrico en Madrid. ¿Estáis nerviosos por ello?

Nerviosos no, con ganas sí. Debido a las nuevas restricciones, el aforo será de cien personas, con la gente dividida en mesas de hasta seis, aunque de pie. Pero bueno, siempre que se cumplan las condiciones nosotros agradecidos de poder tocar para quien quiera asistir. Como la situación es complicada no queremos que nadie se siente presionado a venir, pero, si el concierto puede celebrarse sin inconvenientes, la gozaremos un montón. Llevamos mucho tiempo ensayando los temas para nosotros mismos, así que será algo mágico poder compartirlo con la gente.

También participaréis en tres festivales antes del fin de 2020. ¿Podremos veros en el Rock Contra el Cáncer en Villamediana?

Yo creo que sí, soy optimista dentro de lo que cabe. Aunque la normalidad de los conciertos no llegará hasta otoño del año que viene, creo que estos festivales sí que podrán llevarse a cabo. Por ejemplo, el de Villamediana se celebrará en un polideportivo con un aforo de más de 2000 personas donde se podrá llevar bien las medidas de distanciamiento. Al final actuaremos allí por una buena causa, aunque lo importante es que lleven bien todas las medidas. Para que no se celebrara yo creo que habría que confinar toda España, aunque no nos planteamos girar porque lo entendemos como imposible. Cuando veamos que podemos hacerlo, volveremos a la actividad. Hasta entonces participaremos en estos festivales que tuvieron que ser pospuestos y otro el año que viene.

¿Tenéis algún otro plan futuro?

De momento tenemos fe en poder girar en eléctrico a partir de otoño del 2021, esperemos que todo vaya bien para poder regresar. Antes de eso, si surge alguna cosa y puede llevarse a cabo se hará, pero, como casi todos los grupos han tenido que parar y posponer fechas porque la cosa empeora, queremos ser realistas y actuar así. Mientras tanto las canciones las tocaremos para nosotros y las disfrutaremos nosotros solos (risas).

Ya estamos llegando al final de la entrevista y, como hacemos con todos nuestros entrevistados, dejamos nuestras preguntas personales para el final: ¿Cuál fue el primer concierto al que asististe como público? ¿Cuál fue el primer disco que compraste? ¿Quién te ha hecho amar el rock? ¿Has descubierto recientemente alguna banda nueva?

El primer concierto que yo recuerde fue, cuando era muy pequeño, a un concierto de los Manolos en las fiestas de San Mateo de Logroño. Pero, el primer concierto de metal al que recuerdo que asistí estoy dudando entre Tierra Santa en Lardero o si fue Nightwish en Vergara (Guipúzcoa). Recuerdo que cuando era pequeño iba mucho a Vergara a la sala Jam que hacían muchos conciertos internacionales. Por eso vi cuando era joven también a Edguy, que me gustaban mucho, Axel Rudi Pell y otros del rollo metal por los que me empecé a mover.

El primer disco de heavy metal que me compré fue “Tierras de Leyenda” de Tierra Santa a mis 13 años. Había escuchado alguna canción del disco que ponían en los Cuarenta y cogí el bus hacia la tienda de discos y me lo compré. Así comenzó mi pasión por el heavy.

Tierra Santa fue la banda por la que amo al rock. Esa fue la primera, la que me descubrió todo y después, cuando te metes más en el estilo vas conociendo nuevos grupos. Aprendí mucho en el Mojito, un bar de aquí de Logroño, porque es una maldita enciclopedia de la historia del rock. Te iban poniendo los videoclips mientras escuchabas grupos como Led Zeppelin, AC/DC, Queen, Ozzy Osbourne… Ibas viendo bandas y así abrí mi mente musical. Como el Hard Rock de Logroño.

Lo que más escucho es Amaranthe y The Poodles generalmente. Recuerdo que, una banda que me sorprendió hace unos pocos años fue Black Veil Brides una banda joven americana. Góticos por su estética, pero practican metal del que se hace hoy en día. Pero generalmente lo que más escucho de heavy es Amaranthe.

Para terminar, debido a todo el caos generado por el Covid, ¿puedes dar algún consejo a nuestros lectores? ¡Muchas gracias por la entrevista!

Yo les diría que se cuiden y traten de cuidar a los demás, esto en cuanto a salud. También les diría que apoyen como puedan al sector musical y de la cultura en general. La música es algo muy importante, siempre la necesitamos, siempre está presente en nuestras vidas. Hay ocasiones en las que nos damos cuenta y otras en las que no, pero generalmente todos acudimos a ella. Ahora, la situación de la pandemia hace difíciles todo tipo de negocios y actividades y la música ha sido una de las que más afectada se ha visto. Por eso, dentro de la medida que podamos, hay que apoyarla cuidando nuestra salud y la de los demás siguiendo las recomendaciones de los expertos que son quienes de verdad saben qué hay que hacer. Si seguimos el guión todo esto esperemos que pase pronto.

Entrevista realizada por David Medrano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here