José Carlos Molina inunda del rock el teatro EP Gran Vía

0
cronica-concierto-jose-carlos-molina-madrid

Crónica y Fotos del concierto de José Carlos Molina en el teatro EP Gran Vía de Madrid

Acudir a un concierto de José Carlos Molina, es siempre un placer ya sea como Ñu o como en este caso bajo su propio nombre, no en vano estamos hablando de una de las grandes figuras del rock de este país, una parte imprescindible y necesaria de nuestra historia musical. Si a esto le unimos el anuncio de un nuevo trabajo, en solitario por definirlo de alguna manera más íntimo y personal y la posibilidad de verlo y sobre todos escucharlo en un gran Teatro con excelentes condiciones acústicas, hacían sin duda que fuera un concierto que no nos quisiéramos perder.

Tras apagarse las luces y mientras un mensaje pregrabado por parte del Teatro nos pedía que apagáramos los móviles y guardáramos silencio.  José Carlos hacia su aparición sobre el escenario entre una gran ovación del todos los asistentes. Sus primeras palabras fueron para contarnos, que van a sacar una serie de canciones que son diferentes a lo que hacían habitualmente en Ñu y que a pesar de lo que nos digan no estamos ni en una iglesia ni en un velatorio, por lo que nos podíamos sentir libres de cantar y hablar lo que quisiéramos.

Arropado por una gran banda compuesta por Luis Calzada a la Guitarra, César Sánchez al Bajo, Oscar Pérez a la Batería, Juan Miguel Rodríguez a los Teclados, Kiara Rubio al Violín, Pere Moreno al Saxo y como el mismo que fue alternando a lo largo de la noche entre Guitarra acústica, Teclados, Flauta, Flautín y Armónica. Guitarra en mano y sentado en un taburete comenzó la noche con uno de sus nuevos temas. No faltaron entre tema y tema anécdotas y historias del porque de cada uno, con esa manera tan particular suya de interactuar con el público, entre vacilona y cercana que inmediatamente hace que te sientas como en familia.  

A pesar de que tan solo uno de los temas nuevos «Calor Nublado» era ya conocido por el público, fueron acogidos con gran entusiasmo, presentado una gran variedad de estilos desde temas más íntimos, aires de blues o puro Rock’n’Roll. Incluso dentro del tono distendido de la noche al presentar «No hay ningún loco” preguntó: “¿o preferís uno nuevo?”, algo que inmediatamente fue contestado por todos solicitando uno nuevo. Esta petición como no podía ser de otra forma fue concedida. 

No dejaron de sonar, temas clásicos del repertorio de Ñu durante los cuales el teatro parecía venirse abajo como «Pícaro» «Tocaba correr» o «El Tren» entre otros. Tras sonar «Más duro que nunca» hicieron el primer amago de despedía y sin llegar a meterse dentro volvieron a interpretar «Calor Nublado” en cuya parte final Molina dejo sola a la banda sobre el escenario para que recibieran su merecida ovación. 

Exclamando ¡lo siento se me olvidaba El flautista! volvía al escenario para poner el perfecto broche final a una noche de buena música en la que tampoco nos falto la sonrisa en todo momento. 

Crónica y Fotografías de José Pascual

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil
X