Repasamos hoy el disco  «Stab Wounds» de DARK FORTRESS donde queda claro que el buen Black Metal llegar desde puntos del mundo no tan nórdicos.

Sin ninguna duda el Black Metal tiene su cuna en Europa y no precisamente todo procede de Noruega o los paises Nordicos. En Alemania tenemos a DARK FORTRESS,  que hace quince años nos dio «Stab Wounds» que ahora lo Remasteriza CENTURY MEDIA RECORDS, demostrando que los Teutones en lo que se refiere a letras y sonido infernal siempre han sido un buen contendiente.

El punto de partida de la bestialidad de esta banda data por el año 2014, cuando con «Stab Wounds» apabullaron y antagonizan a los que deseaban sonidos de esta categoría tan idealizado para uno como detestado para otros, pero nadie negara que se torna apetecible cuando se alcanza el nivel de diversión y regocijo.   Esta edición de su tercer larga duración es debido a su guitarrista V SANTURA, activo en la banda TRIPTYKON y productor de bandas como SECRETS OF THE MOON y OBSCURA, junto a los otros miembros que son MOREAN en las voces, ASVARGR en la otra guitarra, SERAPH en la batería y DRAUG en el bajo, han conseguido equilibrar y refinar el sonido para darnos una eterna reivindicación de el mejor Black Metal que podemos deleitarnos.

Los han llegado a catalogar o encasillar en Viking Metal, Atmospheric Black Metal o Symphonic Black Metal. Siempre mantengo que organizar las bandas por géneros se puede tornar ambiguo porque no permitimos disfrutar todo el despliegue artístico de una banda y en el caso de DARK FORTRESS, nos conducen por una buena fórmula musical que vale la pena escucharla.

Separemos uno a uno los cortes de «Stab Wounds», que para los que no lo habíamos disfrutado es ahora cuando tenemos otra oportunidad. Esto inicia con, «Iconoclasm Omega», tétrica y sónicamente elaborando la instrumentalización de una forma auténtica, con voces atroces que vociferan infernalmente, las pausas de los acordes se combinan con el relato de una voz en off al estilo de un filme de terror, un comienzo potente; continuamos con «Self-Mutilation», introducción de sonidos lejanos junto a los párrafos siniestros de Mr. MOREAN, para que a continuación nos den unos riffs articulados en tonos que coquetean con el Death Metal a la perfección, interesante los teclados de fondo que tanto en esta como en otras canciones aportan buen efecto a la canción, la influencia de CELTIC FROST se nota debido Mr. V SANTURA que también le da actividad a TRIPTYKON también; 

«Stab Wounds», tema homónimo del disco, es  para desmelenarse y sentir la energía oscura adentro, la rapidez es magnífica disfrutando en la percusión de los golpes sutiles a los platos, la técnica de Mr. SERAPH es apetecible y los versos entonados cómo sermón eclesial invitan a creer en DARK FORTRESS; «When 1000 Crypts Awake» , pura danza macabra a la orden, el ritmo de ejecución es impresionante por cómo se desenvuelve los compases equilibradamente, riffs sensibles a la oscuridad que invitan al Headbanding por ser envolvente y cíclicos, mi tema favorito de la remasterización;

«Despise The «Living»» sin pausa para darnos más de sus habilidades artísticas éste track nos zarandea implacablemente sin perder estilo que le da un teclado de piano sutil y delicado a la simetría que han conformado en esta canción; en el ecuador de la producción nos llega «A Midnight Poem», como el intro de una película, un relato susurrando los hechos hasta que los riffs de las guitarras dan paso a un corte bien hecho, porque con toda la furia tenemos un tiempo de arpegio de cuerdas antes de retornar a la vorágine de gritos y resto de instrumentalización;  «Rest in Oblivion», directa y sin aspavientos, como toda la realización en conjunto, para que sufran nuestras vértebras cervicales con el movimiento de testa; «Vanitas… No Horizons», sonidos de sintetizador entrecortados seguidos de un piano magnánimo, quien dude que esto es Black Metal que la escuche nuevamente, advertido ésta; «Like a Somnambulist in Daylight’s Fire», rozando nuevamente el mejor Death Metal Melódico, crece conforme se va desarrollado, recordemos que esta producción es una remasterizacion de hace más de una década, la evolución es casi implacable a lo que escuchamos actualmente, no se pierde la esencia de las manifestaciones más sombrías o inciertas;  «Sleep!», como la anterior el preludio es bastante fílmico, la guitarra con una distorsión simple más el relato de Mr. MOREAN lo permiten, invitándonos a descansar a dormir pero sin indicarnos que nos pasara en esa pausa sensorial;  «Endtime», ahora al final un poco de Doom Metal, la tranquilidad de los instrumentos tocados pausadamente y claramente, dejándonos claro que DARK FORTRESS conocen bien su oficio,  desde esa época hasta el presente, dándonos su Música Extrema de calidad, dejando su huella como una Herida de Arma Blanca.

Tras siete álbumes de trayectoria musical, los oriundos de Landshut, Alemania, nos demuestran su Black Metal Melódico de buen nivel o como lo quieran clasificar quien quiera. Un espíritu oscuro alberga en ellos. Las sensaciones dolorosas y malvadas están detalladas en sus acordes sin dudarlo y lo disfrutaremos sin ofrecer resistencia. Son procedentes de una segunda manifestación de bandas de este tipo en el viejo continente, donde los primeros alumbran con una luz destellante, pero ellos también alumbran con luz propia y asi continuan. Por lo tanto, esperamos volver a escuchar y volver a experimentar este hito del género que DARK FORTRESS lo hace cada vez con más pujanza y fortaleza.

Reseña de Pepe Cortez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here