Review de CHILDREN OF BODOM – «Hexed»

Reseña de «Hexed», el décimo lanzamiento del quinteto finlandés CHILDREN OF BODOM, que llega como prueba y señal de lo remoto de su carrera y lo honrando su pasado.

 Adelantábamos hace unos meses la llegada del nuevo trabajo de CHILDREN OF BODOM que con este álbum titulado “Hexed” muestran su personalidad y carácter en la actualidad del Metal Mundial que es muy competitiva actualmente, sin desprecio a su estilo.

CHILDREN OF BODOM proceden de la ciudad de Espoo, al sur Finlandia. Pocas veces les preste atención porque soy un poco obtuso a escuchar teclados en el Metal, pero es que este instrumento debe de ser bien ejecutado e incluido para mis gustos de intensidad en la música de una manera que se pueda disfrutar sin eclipsar al resto de la maquinaria de una banda. De ahí mi poco reconocimiento a esta banda, pero siempre nos merecemos una oportunidad para deleitarnos y con «Hexed» me he regocijado. La calidad y clase abarca una producción con una más que buena mención por el esfuerzo realizado. 

children-of-bodom-hexed-band

Cuatro años han transcurrido desde su anterior disco «I Worship Chaos», que recibió una crítica aceptable. De ahí que, a la habitual formación, Alexi Laiho (Voces y Guitarra Líder), Jaska Raatikainen (Batería y coros), Henkka Seppälä -T. Blacksmith- (Bajo y coros) y Janne Wirman (Teclados) se uniera Daniel Freyberg (Guitarra Rítmica y Coros) que reemplazaría a Roope Latvala en el año 2017. Agrupándose nuevamente en JOHNNY STUDIOS DANGER, junto a su leal y noble productor Mikko Karmila con quien grabaron otras bandas como HATEBREED FOLLOW THE REAPER. Además, que las partes del teclado, este singular instrumento, se grabaron en BEYOND ABILITIES STUDIOS y el disco se masterizó y se mezcló en FINNVOX STUDIOS y el respaldo para su venta mundial de NUCLEAR BLAST. La portada del álbum es obra del artista ruso, Denis Forkas que ha colaborado con BEHEMOTH, con unas imágenes pavorosas y estremecedoras a la vez.

El bajista Mr. Blacksmith comentó en la portada: «Desde hace algunos años, queríamos probar un enfoque diferente con nuestras portadas. Estamos muy acostumbrados al arte digital, por lo que es muy difícil hacer otra cosa. Hacerlo todo con la computadora, es algo seguro y conveniente. Esta vez todos acordamos probarlo en estilo de la vieja escuela. Encontramos a este tipo genial (Mr. Forkas) y le dimos instrucciones simples. La cubierta debe ser púrpura y la segadora debe ser central. Medio año más tarde obtuvimos su trabajo, y con pocas modificaciones, teníamos la portada de «Hexed». Es muy diferente de lo que estamos acostumbrados, incluso el Reaper se ve diferente, pero al mismo tiempo es muy espeluznante «.

Al prestar atención a «Hexed», encontramos un trabajo bastante orgánico en el sonido de los finlandeses: riffs atildados adornados en su propuesta usual con los sonidos graves coetáneos a lo que nos proporcionan con un grado de matiz que lo hace que cumpla con lo que esperamos y comparamos con su material antiguo. Hay reducidos cambios en los espacios de entonación que permiten la habilidad en la comodidad al escucharlo para darle una intención considerable de atención. Su composición se desarrolla y resuelve a través de sus cambios de tiempo y estructuras matizadas, pero la banda también ha utilizado el nuevo álbum como una oportunidad para probar cosas nuevas, como las pausas en intervalos en los ritmos para repartir las velocidades en las piezas.

De esta manera tenemos que esto empieza con el corte «This Road”, se generan los primeros ritmos melódicos bien depurado en donde disfrutamos de todos los instrumentos del grupo finés, la técnica de la guitarra es magnífica; 

«Under Grass and Clover”, un riff sugestivo por la presteza escala que presenta, en un fondo casi eléctrico, sostenido por los graves del bajo y la percusión acelerada;

 «Glass Houses”, toda la producción gira a un Speed Metal con mucha vehemencia a ese Death Metal melódico que siempre nos han mostrado la técnica de guitarras y las voces guturales están acertadas; 

«Hecate’s Nightmare”, con un intro de teclados estremecedor se sueltan los riffs pausados, en un corte en donde la velocidad sufre algo de moderación; 

«Kick in the Spleen»,  de nuevo a  los preceptos de aceleración en los instrumentos junto a los coros de toda la banda, con un el momento para hacer headbanding; 

«Platitudes and Barren Words», este tema define lo que es CHILDREN OF BODOM: melodías hechas de riffs melódico pesados, junto a teclados sin perder detalle en las letras que se ensanchan en los coros, destacable la voz de Mr. Laiho;

«Hexed», un poco de estilo Thrash con el que han coqueteado siempre muy a su modo, el tema que da título al álbum aprueba con lo necesario; 

«Relapse (The Nature of My Crime)», esto continua sin pausas, la misma fórmula de temas anteriores, recalcando que los punteos de las guitarras son de las mejores virtudes de estos músicos; 

«Say Never Look Back», la similitud con la voz de Peter Tagtgren de HYPOCRISY es peculiar y se distiende en las canciones, la batería de Mr. Raatikainen es la protagonista en este corte; 

«Soon Departed», sosiego en el ritmo esta vez pero sin perder el vigor y la potencia; 

«Knuckleduster», sólido en su estructura, sin necesidad de acelerar a la banda, fluye sin forcejear con los teclados como eje central aunque siempre los suyo son los riffs de las guitarras, cierran de forma bastante leve y tenue a como dieron inicio.

La publicación que ocupe para hacer esta reseña contiene unos cuantos Bonus tracks: “I Worship Chaos» (live) y «Morrigan» (live), para evidenciar la soltura de como suenan en vivo y un remix de «Knuckleduster» bastante industrial-electrónico, para darnos cuando termina una canción «escondida» de un minuto centrada en coros pausados. 11 canciones nuevas que se ejecutan en 44 minutos que se hacen cortos pero llenos de adrenalina.

cob

CHILDREN OF BODOM sin dudarlo están satisfechos y complacidos con este trabajo. Cumplen con pretensión y soltura sus melodías rápidas llenas de técnica coordinada. Sin esa unidad, una gran cantidad de material en «Hexed» sigue siendo adecuado, pero no es muy singular o particular en carácter. Está saturado de riffs que son brutales y contundentes, pero a veces intrascendentes. Una parte de los coros en algunas pistas son insistentes por su uniformidad y carecen de exuberancia. Ejecutan su música como una banda muy inteligente y con una capacidad única, pero que ya han hecho lo que se propusieron hace un tiempo atrás y ahora simplemente están viviendo de la renta obtenida. Demasiados fragmentos musicales en el álbum circulan a la eventualidad y casi casualidad rítmica, siguiendo trueques de armonías sorprendentes que no implican un foco tonal, dándonos una sensación de tensión y resolución, a pesar de no perder calidad. Se encuadran los acordes melódicos esporádicos y las líricas pueden hasta estar un poco fuera de contexto si analizamos en profundidad, por lo que el efecto que normalmente tendrían disminuiría. Como resultado, CHILDREN OF BODOM han conseguido su propio adversario en la discrepancia que puedan darnos esta vez. Pero las aptitudes, el pedigrí y la clase son indiscutible, son importantes en nuestro mundo del Metal, como la presencia de ese personaje encapuchado junto a su instrumento segador de vidas.

Fechas de la gira de CHILDREN OF BODOM para este verano de 2019

 

  • 13 al 16 de Junio          NOVA ROCK – Nickelsdorf (Austria)
  • 21 de Junio                  GRASPOP METAL MEETING– Dessel (Bélgica)
  • 3 al 6 de Julio               ROCKHARZ OPEN AIR – Ballenstedt (Alemania)
  • 4 al 7 de Julio               ROCK FEST – Barcelona (España)
  • 11 al 13 de Julio           AREA 53 FESTIVAL  – Leoben (Austria)
  • 9 de Agosto                 BLOODSTOCK OPEN AIR– Derby (Reino Unido)
Reseña de Pepe Cortez

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: