Review de U2 «Songs Of Surrender» (2023)

spot_img
spot_img

U2 presenta su nueva obra «Songs Of Surrender» en forma de enorme recopilatorio de temas revisitados de todas su carrera

La popularidad y prestigio se gana con el tiempo y el trabajo. En el mundo de la música, la banda irlandesa U2 lo ha hecho desde el siglo pasado con dieciséis producciones de estudio y casi con el mismo número de producciones en directo oficiales, sumado a esto sus giras mundiales con pocos países por visitar en el planeta donde sus directos rozan lo mastodóntico con lo entrañable. 

Por eso aprovechando la pasada fecha del día de San Patricio, la banda de Dublín, nos proporcionó su holgada y considerable producción llamada «Songs Of Surrender».

A bordo de este cuádruple disco están como siempre su carismático y paladín Bono en las voces y frontman, en la guitarra, Dave Howell Evans mejor conocido en el ámbito artístico como «The Edge», en el bajo Adam Clayton y en la batería Larry Mullen Jr. todos músicos consagrados que saben su oficio con una calidad inaudible. 

En «Songs Of Surrender» tendremos cuarenta canciones recreadas con un toque actual desde temas ya conocidos de su amplia discografía. Es un trabajo que puede servir como una buena presentación para los desconocedores, que los hay, de esta histórica banda insular europea.

Es una estrategia para captar a un público más amplio con la peculiaridad del concepto familiaridad, son versiones sencillas con proyecciones por la sencillez instrumental o complejidades en sus estructuras por contener instrumentos musicales que no están en sus versiones originales por motivos contractuales o de sesiones de grabación. La intimidad es su tarjeta de presentación, pasamos de esas versiones en vivo con aforos de miles de personas a tantear una exégesis personal y cargada de una profundidad fraterna.

El álbum fue producido por Mr. The Edge y Bob Ezrin experto en el mundo de la música por haber trabajado con ALICE COOPER, PINK FLOYD o el fallecido LOU REED Además de Mr. Bono, Duncan Stewart, Declan Gaffney y Richard Rainey también se les atribuye la producción de varias pistas. Todos ellos conocedores del amplio espectro musical que es U2. Junto con ellos más de una docena de músicos colaboradores en algunas canciones, como, Andrés Forero en percusiones, y el mismo Mr. Stewart en este apartado. También está Ezra Mullen en la pandereta hija del baterista, o los colaboradores de toda la vida Brian Eno y Daniel Lanois que aparecen, no en un papel de producción, sino como coristas en varias canciones o Stuart Morgan, técnico de bajo que los acompaña en sus gira entonando las notas graves en alguna canción. Asimismo El Coro de Niños de Hillspring de la ciudad India de Mumbai, así podríamos llegar a mencionar hasta una decena de intervenciones de artistas o acompañantes de la banda que aportan su granito de arena a este «Songs Of  Surrender».

Esbozar o fantasear con cuarenta canciones de los Irlandeses, esta vez nos dan la experiencia de disfrutarlos como si estuvieran en nuestro salón de casa solo ellos y nada más, como lo hicimos en la familiaridad de ese primer radio casete o discman donde los escuchamos por primera vez. Solo la banda y nosotros, pero sin tanto arreglo o compostura, instrumentos básicos y la voz especial de Bono en diferentes tonos. 

Sin caer en el pensamiento de que nuestros artistas ya mayores no le encuentren sentido a hacer música nueva, sino con la oportunidad de poder escuchar parcialmente todos los materiales familiares de estas canciones que han llegado a ser para algunos himnos de entusiasmo, tristeza, entereza, ánimo o simplemente música para vivir.

U2 ha inspeccionado su obra de manera creativa para mantener el interés de su carrera, con la posibilidad, sin duda que sus seguidores veteranos no estén interesados en otra colección de sus éxitos mundiales, pero seguro que sí lo están es esta “revisión”. No han hecho nada nuevo, pero sí algo que ha despertado la curiosidad para conocedores de la implicación de los Dublineses.

La revelación de «Songs Of Surrender», se filtró por primera vez el uno de abril del año pasado a través de U2Songs.com. Y Mr Clayton hizo estas declaraciones para U2 X-Radio acerca de este trabajo de esta manera: «Bueno, sabes que estamos jugando con la reorganización de algunas de las canciones que tenemos y configurándose en un más. entorno acústico. Edge se molestó un poco y dijo: ya sabes, sin juego de palabras, dijo: veamos estas canciones e imaginemos las en un contexto diferente. Así que estamos jugando con eso. Está poniendo mucho trabajo en cambiar las teclas y pasarlas al piano y ese tipo de cosas. Y con suerte tendremos algo hacia el final del año que mostrará una luz diferente sobre U2. Creo que es una oportunidad para explorar diferentes versiones de la banda de alguna manera. Porque es en gran medida los primeros días, es embrionario, podría ir en algún lugar entre Leonard Cohen o Johnny Cash, muy despojado y desnudo, hacia algo que es muy exuberante».

Mr. The Edge, agregaría: «El espíritu de esas canciones continúa dentro de nosotros pero, ¿Cómo reconectar con aquella esencia cuando hemos avanzado y crecido tanto?. Cuando una canción se hace conocida, siempre se asocia con una voz en particular. Partiendo de la inquietud sobre la forma en que sonaría este título en el presente, comenzamos a crear nuevos acordes, a probar más tiempos y a añadirle otras letras, resultando piezas que se acomodan a las personas que somos ahora».  Y por coincidencia o no completaba una trilogía con sus últimos dos discos, «Songs Of Innocence» de dos mil catorce y «Songs Of Experience» de dos mil diecisiete. Todo tenía cierta afabilidad y afectuosidad.

La sensación detrás de «Songs of Surrender», es tener al cuarteto, en donde cuyos integrantes ya llegan a las seis décadas de vida, pudieran revisar su material compuesto en algunos casos cuando apenas eran unos adolescentes de Dublín. Continúa explicando el guitarrista: «Hay una especie de aspecto de gladiador en las presentaciones en vivo cuando estás en esa situación. El material tiene que ser bastante audaz e incluso estridente a veces. Con esta reinvención, pensamos que sería divertido ver la intimidad como un nuevo enfoque, que la intimidad sería el nuevo punk rock, por así decirlo». Sin duda fue Mr. The Edge el dinamo impulsor detrás de este disco, al aprovechar el tiempo de inactividad por la pandemia para grabar gran parte de la música en su hogar y completarla con el resto de integrantes. Ironía es decir que las cuerdas de las guitarras son la característica inmediatamente perceptible de estas nuevas versiones, con los diferentes tonos de Mr. Bono en tonos agudos o registros bajos que nos harán recordar esos inicios de comenzar a disfrutar de su voz. Todo con la idea de un proceso que comenzó sin un mapa fijo o la obligación de terminarlo si no funcionaba, con el éxito tal vez garantizado o cierto repudio encontrado entre sus oyentes. Además algunas letras están escritas sutilmente sin alterar la original ganando notoriedad.

Solo de dos álbumes no se sacaron ninguna canción: «October» que data de mil novecientos ochenta y uno y «No Line On The Horizon» de dos mil nueve y algunas que surgieron como singles especiales por alguna razón si están presentes. Todo enmarcado en la distancia no rígida del tiempo y la experiencia del interés que causaron en su aparición.

Pero hay que degustar estas versiones y si surge la preferencia por algunas de ellas será porque la magia de U2 es de este calibre. Sin competiciones, agregando más que restando, si nos gustan los nuevos arreglos, estupendo, pero si preferimos las originales también podemos seguir escuchándolas. Sin problemas, todo es válido y con la expectativa de nuevos trabajos futuros que sin duda han tenido su base en estos temas clásicos. 

«Hay muchas razones por las que U2 ha permanecido unido durante tanto tiempo, pero una de las principales es que funciona muy bien para nosotros como individuos«, promulgaba Mr. The Edge, en la web de la banda, ya agregaba: «Creo que todos brillamos más como parte de este colectivo. Ciertamente no me gustaría colgar la guitarra, o no componer con estos magníficos compañeros».

«Songs Of Surrender», contiene cuarenta canciones repartidas en cuatro discos, en su versión completa. Cada disco contiene diez pistas elegidas por algún miembro de la banda, a continuación este es el orden que establecieron: 

Disco uno EDGE :

– «One» 

– «Where The Streets Have No Name»

– «Stories For Boys» 

– «11 O’Clock Tick Tock» 

– «Out Of Control» 

– «Beautiful Day» 

– «Bad» 

– «Every Breaking Wave»

– «Walk On (Ukraine)» 

– «Pride (In the Name of Love)»  

Disco dos LARRY:

– «Who’s Gonna Ride Your Wild Horses» 

– «Get Out Of Your Own Way» 

– «Stuck In A Moment You Can’t Get Out Of «

– «Red Hill Mining Town»

– «Ordinary Love» 

– «Sometimes You Can’t Make It On Your Own» 

– «Invisible» 

– «Dirty Day»

– «The Miracle (Of Joey Ramone)» 

– «City Of Blinding Lights»

Disco tres ADAM:

– «Vertigo»

– «I Still Haven’t Found What I’m Looking For» 

– «Electrical Storm» 

– «The Fly» 

– «If God Will Send His Angels»

– «Desire» 

– «Until The End Of The World» 

– «Song For Someone»  

– «All I Want is You»

. «Peace On Earth» 

Disco Cuatro BONO:

– «With Or Without You»

– «Stay (Faraway, So Close!)»

– «Sunday Bloody Sunday»

– «Lights of Home» 

– «Cedarwood Road» 

– «I Will Follow» 

– «Two Hearts Beat As One»  

– «Miracle Drug» 

– «The Little Things That Give You Away» 

– «40»

Creo que sería un poco fatigable comentar todas las canciones, pero aportare algunos detalles que me han llamado la atención. Encontramos tres canciones con un tipo de subtítulo agregado: «Walk On (Ukraine)», bastante reivindicativa la etiqueta; «I Still Haven’t Found What I’m Looking For» aparece en el mercado asiático como «The Endless Journey» o «Where The Streets Have No Name» como «The Promised Land» esta esta posee cierta petición o protesta. Asimismo algunas de las canciones están incluidas en el reciente libro que publicó Mr. Bono, «SURRENDER 40 canciones una Historia» se excluyen doce, pero el resto tienen su atención en el libro.

Musicalmente en lo melódico y armónico hay canciones interesantes como «Who’s Gonna Ride Your Wild Horses», con la guitarra acústica y las voces es deleitosa, copiado la misma tónica en «Stuck In A Moment You Can’t Get Out Of «. Podemos pasar a un ambiente más movible y discotequero de «Two Hearts Beat As One» recordándonos su álbum llamado «POP» del año mil novecientos noventa y siete. El estilo bohemio en tono jazzístico de «The Miracle (Of Joey Ramone)» es apetecible en sus partes corales o «The Fly» en modulada psicodelicamente como su original pero con un tempo dilapidado y alargado. Todas las canciones tienen una perspectiva de desarrollo y ejecución que solo ellos les podían dar, en sesiones que las habrán disfrutado a plenitud. Es más las vistas previas de las canciones se incluyeron en la grabación del audio libro de Mr. Bono de sus memorias. 

Como un detalle que solo ellos pueden hacer a principios de este año, adelantan «Songs Of Surrender» a cuarenta fans de todo el mundo recibiendo cada uno una carta de Mr. The Edge, que en sus rúbricas contenía esto: «La música te permite viajar en el tiempo, por lo que comenzamos a imaginar cómo sería traer estas canciones con nosotros hasta el presente y darles el beneficio o no, de un siglo XXI. Imaginando lo que comenzó como un experimento se convirtió rápidamente en una obsesión personal, ya que muchas de las primeras canciones de U2 dieron paso a una nueva interpretación. La intimidad reemplazó la urgencia post-punk. Nuevas llaves. Nuevos acordes. Llegaron nuevos tempos y nuevas letras. Resulta que esa gran canción es algo indestructible». Un detalle para unos escogidos al azar por supuesto. Otro detalle fue, cuando apareció un reloj de cuenta regresiva en la tienda oficial de U2 y se compartió en las plataformas de redes sociales un vídeo de un minuto con la nueva versión de «Beautiful Day» que mostraba la evolución de U2 durante cuarenta años. 

A todo esto recientemente ha salido el documental titulado «Bono and The Edge: A Sort Of Homecoming» lanzado la semana pasada por una plataforma de pago de televisión para promocionar el álbum. El documental, presentado por David Letterman, presentador, escritor, comediante y productor de televisión estadounidense, fue filmado en Nueva York y Dublín el último trimestre del año pasado. Se adjuntan e incorporan imágenes de actuaciones de conciertos celebrados en el Ambassador Theatre y en McDaid’s Pub en Irlanda, con los nuevos arreglos de las canciones del álbum, inviable no estar más inquieto con todo lo que nos dan dando musical y visualmente estos músicos que casi adquieren el título de legendarios.

«Fue emocionante escuchar cómo las canciones interactúan y determinar el orden de los cuatro álbumes; encontrando segmentos sorprendentes y sintiéndome como un DJ. Una vez que tuvimos los cuatro álbumes distintos, fue fácil ver quién sería el protagonista de cada uno». decía Mr. The Edge de estos cuatro álbumes que  aun separados están unidos en su pasión.

Concluyo esta reseña haciendo un poco de la historia de la banda, de este  cuarteto que se conoció en la cocina Mr. Mullen Jr. al responder a un anuncio colocado en una pizarra de su instituto de enseñanzas académicas de bachillerato, germinando ahí una historia destacada de longevidad y constancia musical. Un pasaje hacia el final del libro de Mr. Bono «SURRENDER 40 canciones una Historia», en el que habla sobre ver a su alrededor en el escenario al final de su más reciente gira de hace tres años atrás y preguntarse si ese era el final, desató dudas naturales sobre cuánto tiempo más continuará U2. Este año será una prueba para una banda que puede contar con los dedos de una mano el número de veces que se ha presentado sin alguno de sus integrantes. U2 presentará una serie de conciertos en Las Vegas sin Mr. Mullen, quien se recupera de una cirugía, pero esto no detendrá a la agrupación.

«Songs Of Surrender» puede ser extenuante o fatigoso, porque nada nuevo nos dan, pero creo que como todo depende de como lo deseemos ver, a lo mejor si lo tomamos con la perspectiva de tener esos temas «viejos» fortalecidos, reposados y sobre todo entretenidos que es el fin último de la música y U2 lo ha alcanzado con el logro de toda su vasta discografía que recaba su historia y la de muchos humanos que viven en este planeta, por eso invito a escuchar y cantar la versión de la canción «City Of Blinding Lights», especialmente en su estrofa «Oh, you look so beautiful tonight  In the City Of Blinding Lights….».

Personalmente me gusta y encanta el Metal Extremo, pero U2 también lo son, a su manera pero lo son, muestra es este último disco recopilatorio «Songs Of Surrender» en donde han estado mucho con respecto a su punto de referencia que nos tiene acostumbrados, por eso este disco también es Extremo.

U2 continúa con su agudeza y chispa, su habilidad para las actuaciones grandes se mantienen, será siempre cuestionados, pero a quien no le pasa y lo mejor que podemos elegir escucharlos o no en este «Song Of Surrender», por su puesto que Yo elijo escucharles.

Crítica de Pepe Cortez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Una banda imprescindible de la historia de la música como U2 no se iba a limitar a montar un recopilatorio. "Songs of Surrender" es mucho más. Se trata de repasar la carrera del grupo desde una visión intima y personal de sus miembros. Merece mucho la pena.Review de U2 "Songs Of Surrender" (2023)