Review del álbum de FIRST SIGNAL “Closer To The Edge” (2022)

0
review-first-signal-closer-to-the-edge

First Signal regresa con un cuarto álbum de estudio, titulado “Closer To The Edge”

First Signal surge con una oferta de Serafino Perugino a Harry Hess, en la que le ofrece al cantante canadiense algunos temas que estaban en sintonía con el estilo de Harem Scarem. Hess no solo lo considero una propuesta aceptable, sino que ha ido alternando su carrera con su banda matriz, con sus grabaciones con First Signal hasta la fecha.

Para acompañarle en esta singladura contaron con el productor alemán Dennis Ward (Pink Cream 69, Khymera) presentando un primer disco, de título homónimo, en 2010. 

Sin embargo, Dennis Ward solo tomaría parte en el debut, siendo sustituido a los mandos por Daniel Flores. Flores es un batería y un prolífico musico sueco, que bien está en la producción de discos, como en la interpretación de los mismos. Ha participado en multitud de agrupaciones como The Murder Of My Sweet, Find Me, Palace, Jim Jidhed, entre otros.

Como suele ocurrir, ligados a este tipo de proyectos se encuentran siempre los portadores de la materia prima, los temas. En este disco intervienen Pete Alpenborg (Arctic Rain), Guillermo Del Medio (Inner Stream), Alessandro Del Vecchio, Kristian Fyhr (Seventh Crystal) y Herman Nori como compositores.

Podemos decir que llegar a un cuarto disco ya es buen síntoma, algunas otras uniones musicales han tenido menos recorrido, así que podemos decir que First Signal ya han hecho una pequeña, pero sugestiva aportación al catálogo del aor y melodic rock.

Este disco contiene un puñado de temas consistentes con melodías grandiosas, capas de teclados, riffs suculentos y por supuesto, la principal protagonista, la voz.

Harry Hess es uno de los cantantes más respetados de la escena musical roquera, es uno de los embajadores de AOR, en parte, por su majestuosidad vocal y, por otro lado, por su ya clásico legado con Harem Scarem.

La batería y la producción están a cargo de Flores. El bajo y las guitarras no consta en la nota de prensa, así que habrá que esperar al disco para conocerlos.

El disco presenta once pistas arrancando con el pegadizo single “Don’t Let It End” con unos efectistas arreglos de teclado y unas voces que arden con fuerza.

Apoyado en por unas guitarras rítmicas resplandecientes y muy buenos coros, “I Don’t Wanna Feel The Night Is Over” 

Cortes demoledores como “Show Me The Way” con unos teclados techno o “Don’t Look Away”, que va elevando la pegada de las baterías hacia el final, probablemente, los dos mejores cortes del disco, dos temas muy gozosos.

“Irreplaceable” y “The Hurting One”, con ese sonido tan característico de los Harem Scarem, creería que estos dos temas los ha compuesto el propio Hess.

“Mystery” con unos aires que me recuerda a Work of Art o a cualquier otra banda sueca actual. 

El medio tiempo “One More Time” con un destacable solo guitarra. No podían faltar las típicas baladas “Angel With A Rose” cantada por dos voces, si no me equivoco y “Got To Believe” donde Hess luce su voz esplendorosa e imperecedera.

Este cuarto disco continúa recorriendo los senderos melódicos que ya avanzara en sus discos anteriores, temas sorprendentemente pegadizos y un talento vocal único hacen de este “Closer To The Edge”, un trabajo que cautivará a la audiencia desde la primera escucha.

Crítica de Alicia Albertos

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil
X