Booking.com

Review del álbum de IMMOLATION «Acts Of God»(2022)

0
immolation-acts-of-god-review-2022-rock-and-blog

IMMOLATION se ha hecho de rogar para publicar su nuevo trabajo «Acts Of God» que en líneas generales no decepcionará

Han pasado cinco largos años desde el álbum de estudio más reciente, que muestra la capacidad vigorosa de los estadounidenses IMMOLATION. Con su confección constante de sonidos fascinantes y tenebrosos, manteniendo sus pies firmemente arraigados en la vieja escuela: el Death Metal de la ciudad de Nueva York. Este es el género por el que son reconocidos en todo el planeta y por el que se han ganado el respeto. Tenemos entre nosotros «Act Of God» y vamos a disfrutarlo.

Desde su portada hecha por el artista ilustrador berlinés Eliran Kantor, «Acts Of God» es impresionante y difícil de pasar inadvertido, mostrándonos una representación de seres con aspecto angélico tratando desesperadamente de evitar que la carne del otro se derrita en una luz ennegrecida que alumbra desde arriba. Los colores apagados y las imágenes etéreas sonarán familiares en otras portadas de discos anteriores de IMMOLATION

«Queríamos que esta portada se sintiera mucho más oscura; más melancólica y desesperanzada. La música siempre ha sido muy oscura, y mucho del trabajo de Kantor tenía la sensación de que estábamos buscando en esta ocasión, la colisión semi surrealista con una sensación clásica, casi renacentista era justamente lo que deseábamos. Es desconcertante. Realmente refleja la música a la perfección», explica uno de los fundadores, vocalista y bajista Ross Dolan.

El resto de miembros de la banda estadounidense son, Robert Vigna y Alex Bouks en las guitarras y Steve Shalaty en la batería, que en «Acts Of God» consiguen darnos todos los elementos habituales de IMMOLATION: ritmos saciados de lentitud, rapidez, con detonantes resonantes en el gran superpuesto de secciones de armonía que eventualmente dan un trabajo agrupado desgarrador. 

«Es un poco potente», describe Mr. Vigna, «Además de sencillo y tiene todos los elementos que esperarías de nosotros en un paquete agradable y ordenado».

El contenido de sus letras cubren los temas habituales y generales de la maldad genuina y el gran engaño de la religión, los detalles ciertamente se dejan a la interpretación del oyente, para que saque sus conclusiones. Afortunadamente para los que hemos conocido a IMMOLATION, no hay escasez de corrupción y catástrofe en este mundo que les inspire en sus canciones.

La parte inventiva e imaginativa de «Acts Of God» comenzó con estos años pandémicos cargado de notas en varios demos y abundante inspiración. Con Mr. Vigna al frente de la escritura estructural armónica y rítmica  como de costumbre, se lanzaron varias composiciones y conceptos básicos, formados en idas y vueltas entre los cuatro miembros. Eventualmente, comenzaron a esqueletizar el comienzo de lo que se convertiría en un álbum de estudio de larga duración, el undécimo. Si bien el proceso de grabación y la entrada al estudio pueden ser una experiencia muy estéril para algunas bandas, la ferocidad combinada con la pericia de un viejo amigo y homólogo de la banda, el productor Paul Orofino de MILLBROOK STUDIOS, garantizo que esto no sería un problema la fabricación y elaboración de este nuevo disco para IMMOLATION

«Tener tal nivel de comodidad es clave», comenta Mr. Dolan. Se dieron los toques finales a la mezcla y la parte de masterización la hizo Zack Ohren de CASTLE ULTIMATE STUDIOS. Para que firmemente se alineará con NUCLEAR BLAST RECORDS, para poner a disposición de todos el apetecido Death Metal Extremo de la banda en tan iluminado y exquisito estilo inigualable.

Un poco de cultural general sobre IMMOLATION

Este estilo se formó en el año 1986 en la ciudad de Yonkers, en Nueva York, en donde la agrupación comenzó a ser venerada y respetada como una de los principales nombres en el género del Death Metal Norteamericano. Comenzando con su disco debut, «Dawn Of Possession» en mil novecientos noventa y uno, lanzado diez álbumes durante este período de treinta años, llegando a «Acts Of God» que es el décimo primero. El guitarrista principal Mr. Vigna puede ser el único miembro original restante, pero el vocalista Mr. Dolan también podría serlo, ya que se unió a las filas en mil novecientos ochenta y ocho, antes de que se lanzará su debut. 

En sus inicios el Death Metal ha sufrido constantes cambios, mutando, variando en una gran cantidad de subgéneros que, a pesar de emanar de la misma fuente, han tomado diferentes moldes o figuras. Este género es sinónimo de movilidad, elegancia y gusto. Algo que lo distingue de géneros cercanos, como el Thrash o el Black Metal más clásico, a los que siempre les ha costado expandir sus fronteras sin llevarse algún agravio de paso. Sin embargo, hay casos que niegan la posibilidad de cambio, no porque no puedan sino porque simplemente no quieren. IMMOLATION derivan en esta oquedad. Con un crédito fuertemente arraigado en sus orígenes, la banda personifica el espíritu de perseverancia y consistencia, sin alejarse demasiado de su fórmula original.

Si bien existen diferencias sutiles entre sus creaciones, se basan en creaciones comunes , talladas en el mismo monolito sonoro. Una configuración colectiva que resulta de la correspondencia de tres ingredientes concéntricos: los riffs laberínticos poco ortodoxos de las guitarras inspiradas de Mr. Vigna, las insondables voces guturales de Mr. Dolan y una percusión intrincada de Mr. Shalaty rechaza cualquier tipo de convencionalismo. Una receta distinta, que finalmente separa a la banda del resto de grupos exponentes de Brutal Death Metal . Un legado notable, solo al alcance de unos pocos elegidos.

Analizamos IMMOLATION “Acts of God”

IMMOLATION rinde homenaje a su pasado sin dejar de mostrar sutiles comparaciones con sus álbumes predecesores de su historial sonoro. La extensión de «Acts Of God», lo que lo convierte en el álbum más largo de la carrera de la banda. No obstante más de fusta de Brutal Death Metal que puede amedrentar a algunos oyentes, o no tal vez hasta animarlos. Es importante resaltar que este nuevo disco tiene movimientos admirables, oscilando a través de varias dinámicas a lo largo de cada uno de los quince temas. Todas las canciones presentan fluctuaciones de tempo, oscilando entre tempos lentos y ritmos explosivos intrincados, lo que les otorga una personalidad inquieta y animada.El equilibrio entre estas dinámicas es, por lo tanto, vital para la identidad del álbum.

Comienza con el tema, «Abandoned», una introducción de corte instrumental casi ineludible que deja entredicho que este disco promete; 

«An Act of God», sin florituras o amagos, con todo llega estallido de ritmos precisos en toda la cuadratura de la melodía que ofrece tintes de Black Metal con riffs agudos siniestros, con pausas turbadoras junto a una voz de Mr. Dolan que amedrenta con su tono impresionante en el donde el cuarteto cambia el tempo y su ángulo de afinación con una voluntad magistral, se mantienen en su diámetro de recorrido acostumbrado; 

«The Age of No Light»,  la secuencia de las guitarras es degollante, en un corte que te estampa con su sonsonete de calidad, es pura barbaridad del mejor Death Metal que nos ha dado IMMOLATION, las percusiones que nos ofrece Mr. Shalaty son académicas además de mantener la norma de toda la orquestación;  

«Noose of Thorns», un poco de intervalos en los acordes casi hacen de esta pista que sea poseedora de un aire tétrico, las combinaciones de las cuerdas con el golpeteo es preciso hasta los scratches de los platos que se notan bastante aportándole realce en los más de cinco minutos de duración, también algo habitual en la banda que juega con los tiempos de transcurso de sus canciones; 

«Shed the Light», puede parecer que exista mucha similitud entre lo que hemos escuchado hasta el momento pero es debido a que la variante no es vital en este disco, refiriéndome a que al ocupar la misma proporción en distorsión y compases, todos los corte mostraran una diferencia apreciable hasta haberlo escuchado un par de veces, porque la ligereza y prontitud de los ritmos es incesante; 

«Blooded»,la constante en la inventiva continua en la senda del obturación desconsiderada de la concordancia de los sonidos, el cambio de marcha es frenético y plácido, destacable los solos de guitarra de Mr. Vigna; «Overtures of the Wicked», es que no dan un momento de tranquilidad, la exaltación y lo apasionado de su música es constante y el contratiempo de los riffs de las cuerdas es acentuado cuando las que suenan de fondo influyen marcadamente; «Inmoral Stain», de inicio reposado permite que toda la fuerza comience a maniobrar imperando los acordes que provocan un headbanging constante, quien dude de IMMOLATION que mejor se busque otro pretexto; 

«Incineration Procession», provisionan las articulaciones de los cambios en la alteración de agudos a graves con una comodidad que discutir su técnica es de insensatos, su Metal Extremo lo es es ampliamente y excesivamente, parque coordinar todo la pista es increíble;  

«Broken Prey», Death Metal de vieja escuela, penetrante y demoledor en la duración precisa de poco más de los tres minutos, las figuras que consiguen con las cuerdas tanto Mr. Vigna y Mr. Bouks son extraordinarias por la perfección de enlace e incremento conforme va transcurriendo, de mis canciones favoritas por todo su desarrollo;

«Derelict of Spirit», otro acorde colmado de opulencia, con la maestría de Mr. Shalaty, sin eclipsar al resto de integrantes, pero su dominio de los platillos y el doble bombo es total, de la caja ni hablemos, debe ser un espectáculo poderle ver en directo, imposible no estimular nuestro sistema nervioso para que mueva nuestro sistema muscular; «When Halos Burn», incesante, la compasión en sus ritmos en inexistente, la devoción por estructuras elucubradas con impacto son sin controversia, mantienen el acorde sincopado que gravita entre la presteza de las cuerdas en los trastes de los mástiles, con el desafío vocal de Mr. Dolan

«Let the Darkness In», con un ritmo retozado y arrojado en el tempo, tenemos una pista que podría ser como un acceso a todo lo oscuro que nos quiere demostrar IMMOLATION, las mezclas de Black, Thrash o Death Metal son válidas, impresionando como no pierden el vigor de ejecución; 

«And the Flames Wept», una tonada instrumental que no llega a los dos minutos, nos anuncian que casi llegamos al final, las cuerdas tocadas al aire en un fondo de delay son perfectos, el epílogo está servido; 

«Apostle»,el dramatismo en las quince canciones se mantiene hasta este último en donde tampoco se quedan cortos porque han nos deleitado con su supremacía de Metal Extremo, la elocuencia de cada parte de uno a uno de sus instrumentos es preciso y determinado para el planteamiento presentado, proyectado esa ambición casi perpetua de sus obras, no fallan, no dosifican esfuerzo, persisten siendo IMMOLATION

«Acts Of God», está lleno de complejidades muy ingeniosas e ideas sutiles que se entretejen en las numerosas capas de armonías que desenrollan y efectúan con una absoluta profesionalidad. 

Todo, desde una progresión de acordes deliberadamente disonantes hasta unos armónicos bien ubicados. Un relleno de batería impresionante hasta una línea de bajo siniestra. Todo esto se nota si escuchas con suficiente atención y durante el tiempo suficiente cada corte. Los argumentos de IMMOLATION son los que son. Poseen una fórmula un tanto monocromática y repetitiva, pero esto mismo les dota de un carácter fuerte con imagen propia que ha servido de soporte a la banda desde sus inicios. Si todo esto además lo adornamos con  su consistencia estilística, hace que la banda soporte el paso del tiempo de una manera que no muchos del Metal Extremo pueden decir.

Crítica de Pepe Cortez

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil
X