Review del álbum de JINJER «Wallflowers» (2021)

0
review-jinjer-wallflowers

Crítica del nuevo disco de JINJER «Wallflowers» que nos regala una nueva oportunidad de dsifrutar de esta singular banda y de su trabajo

Trabajo, trabajo y trabajo, este es el atributo de la banda Ucraniana JINJER que es una de las más mediáticas actualmente por todo lo que hace. Desde sus presentaciones en vivo con las restricciones pertinentes, hasta su quinto larga duración con música inédita que salió al mercado la semana pasada con el nombre de «Wallflowers» y que demuestra porque son inmejorables y muy pero que muy singulares.

La discográfica austriaca NAPALM RECORDS, nuevamente apuesta por ellos y su Prog Metal, que es su planteamiento genérico Musical Extremo, que fusiona el Metal Progresivo y metal en cualquiera de sus variantes, como Thrash o Death Metal, entre otros, congregando sus alteraciones sonoras y sus líricas llenas de intención por alterar el orden siempre conservando sus aspiraciones.

«Wallflowers» fue producido por la banda en colaboración con su amigo y autor intelectual Max Morton, en los MORTON STUDIOS en Ucrania.

Rememorando que JINJER está formada por la temperamental frontwoman, Tatiana Shmailyuk, el hábil guitarrista Roman Ibramkhalilov, el genial bajista Eugene Abdukhanov y en la batería al íntegro Vladislav Ulasevish, todos los adjetivos de cada artista es bien ganado tal y como podemos disfrutar en esta producción.

Los percances y contratiempos que ha sufrido JINJER son generales para todo el mundo de la música en estos tiempos de pandemia que esperamos llegue a su fin para recordar lo que era la normalidad en todos los aspectos. 

En «Wallflowers» tenemos el toque habitual de la banda, lleno de “alternatividad”, pero que en este caso no nos llega a desconcertar.

Se apoyan en su coraje y violencia heredada de su lugar de origen, la ciudad de Donetsk al este de Ucrania, desmantelada por los diferentes enfrentamientos sociales y militares que tanto han inspirado a la agrupación. De ahí que las evasivas o divagaciones no sean parte de su inventiva artística, más bien su excepcional precisión de Metal Extremo remozado y flamante que compagina con su pose e imagen en la escena mundial. 

Su anterior disco «Macro» fue tremendamente exitoso, los colocó en el firmamento y les da cierto estatus, sin omitir que son una banda de carretera y giras constantes. Trabajo, trabajo y más trabajo. Las ligerezas no son cosa de JINJER, son espectáculo honesto y virtuoso en cada matiz que nos da. Las millones de reproducciones en diversas multiplataformas y sus constantes exhibiciones en directo lo patentan.

Entramos al detalle de “Wallflowers”

En «Wallflowers» tenemos un JINJER haciendo lo que ellos saben hacer, sin una medida ajustada o regla determinada. Creo que otra banda que hace esto mismo y están en buena trayectoria son GOJIRA, que evidencian que no se sugestionan ante costumbres o modas. Quizá por eso ya tiene un ejército de seguidores que son fieles y que cada vez van en aumento en todo el planeta.

Una decena más uno, es decir once cortes son los que conforman «Wallflowers», llenos de temperamento e identidad, enmarañados, alterados y hasta obsesivos por la saturación de sus ritmos y tempos. 

Esto comienza en avanzada con, «Call Me a Symbol», acordes en fluctuaciones y oscilaciones para recordarnos el sonido que los Ucranianos nos tienen acostumbrados, la fortaleza se mantiene como constantemente lo hacen, combinando la ira y severidad con ritmos ligeros y uniformes, con la versatilidad de Ms. Shmailyuk en las voces con las alteraciones del resto de instrumentos;  

«Colossus», en la misma línea que la anterior va calentando motores para este «Wallflowers», notables los tonos graves del bajo de M. Abdukhanov que permite la sacudida de cualquier parte de nuestro cuerpo a su compás, el atezamiento de la batería de Mr. Ulasevish , no se quedan atrás más cuando desdobla su doble kick en los bombos; 

«Vortex», la primer muestra de este disco fue este corte, que evidenciaba que JINJER se sustenta en su inventiva musical correspondiente de esenciales riffs con una confección que varía los tempos sin desvincular o exonerar el impulso y apremio de toda la melodía, se tocó como primicia en el HELLFEST From Home de este año, con respecto al video Mr. Abdukhanov comenta: «Esta es una canción perfectamente equilibrada en nuestra opinión. Una historia contada a través de la música y que merecía un vídeo… El vídeo es un viaje, le da al sencillo otra capa, otro mensaje, mientras Tatiana canta sobre la carga de los pensamientos pesados ​​y lo devastador que puede ser. El vídeo refleja en lo que el mundo se ha convertido lamentablemente para muchos de nosotros…»;  

«Disclosure!», complaciente desde ese grito solo de la voz femenina como un halo de regodeo para lo que se viene que es un pista diferente a lo que nos han dado, debido a la intensidad inspirativa en su progreso, con un ritmo que explaya toda la potencia de la banda, de mis favoritas porque oprime pero sin extinguir, solo atenúa con satisfacción; 

«Copycat», rienda suelta a la fibra de energía de JINJER, la velocidad domina todos los riffs, pero a su estilo, con intervalos retóricos y significativos para reducir el vigor recordándonos la calidad de músicos que tenemos con variantes rítmicas que solo ellos pueden hacer, deseable para sus conciertos; 

«Pearls and Swine», Mr. Ibramkhalilov con un arpegio fino y suspicaz da inicio a una arrasamiento de acordes donde la prolongación de las notas son la mejor difusión de que JINJER se mantiene en su perspectiva que va desde la acometividad brusca hasta la placidez, porque los arpegios de un principio se ubican a mediados de la tonada dándonos una serenidad de un depredador ante su presa de la que se deleitara pero como a le apetezca; 

«Sleep of the Righteous», sonidos en off impulsan los tono en bamboleo que vienen a continuación para una postergación de riffs que en su distorsión pueden relegar un tono de jazz pero en términos pesados de Metal Extremo, los Ucranianos así lo hacen, de ahí que sus canciones, esta como las anteriores, no tiene una itinerario o tendencia idéntica como para darnos un final como en precipicio sin fin, con un torbellino de riffs reposados, parsimoniosos acompañados por supuesto con la distinción de voces de Ms. Shmailyuk, el trabajo en este corte es asombroso; 

«Wallflower», el tema homónimo es la mejor muestra de lo que es JINJER en este momento: Música Extrema de una estirpe característica personal o mejor dicho grupal singular, porque sus canciones van agrandándose envalentonadamente, apostando por su estilo con las variantes de las voces de Ms. Shmailyuk que es extraordinaria, sin dejar atrás todo el potencial creativo de la musicalización, todo la pasión y conmoción en este corte, un tema para conquistarnos por su encanto organizativo de ritmos. La banda declaraba de esta canción junto con su vídeo lo siguiente: «Como nos dijo el director Basil Pereverzev «Nunca te rindas y actúa a su debido tiempo con las fuerzas de la realidad que has elegido para ti». «Wallflower» es única. Esta es una canción que hemos vivido una y otra vez. Cada nota, cada golpe de percusión, cada palabra que Tatiana canta está bien pensada y brilla. Y la historia que aparece en el video es el mejor cumplido para esta canción. Definitivamente el trabajo más multifacético que hemos entregado sonora y visualmente. Esperamos que nuestros fans también puedan relacionar el video y sacar algo significativo de él», un corte Excélsior en todo; 

 «Dead Hands Feel No Pain», si no bastaba con la combatividad de sus ritmos tenemos ahora un poco de técnica progresiva en los ritmos, con Mr. Ulasevish desenvolviéndose con una maestría tremenda, vale la pena poner atención a toda su destreza en un corte que roza el delirio con la seducción de sus ritmos renovadores y graduales; 

«As I Boil Ice», la saciedad o exceso musical no se da, ya ha estas alturas del disco estamos ajetreados y estremecidos, la inquietud en los acordes se mantiene, tenemos un poco excentricidad se podría decir, esto es el Metal Extremo de JINJER, palpitante y trémulo;

 «Mediator» , un cierre adecuado y oportuno, amoldado a lo que hemos tenido a lo largo de «Wallflowers» que son canciones de una ascendencia y alcurnia de buena calidad, siempre que no te encajones en los compases habituales, porque JINJER no lo es, sus riffs son equilibrados y con un orden de disposición de cada instrumento que invita a escuchar detenidamente cada corte, en este la ligereza de los compases es aplastante desde su inicio con el «Stop- Go!!» para desplegar los instrumentos en el incremento de sus exposición de sonidos con la destreza de los músicos y junto con un vídeo que nos muestra la sencillez de esta banda que con esfuerzo nos han dado otra producción que vale la pena.

Sustentados de la influencia de su alrededor junto con los reveses y desilusiones que vivimos la mayoría de personas en nuestra existencia son las sugerencias para los temas de «Wallflowers», pero también las complacencias y recompensas de nuestras conductas, incluyendo las inherentes de los integrantes de JINJER

Las contraposiciones de las perspectivas ideológicas, ir siempre en contra de los elementos siendo parte de ellos es lo que nos descubren JINJER, cimentados en el coraje y en la honestidad como banda que navega por la actualidad sin perder personalidad.

Para gustos los colores y esta es sencillamente nuestra opinión sobre «Wallflowers» que posiblemente no compartan muchos fieles y no fieles de la badna, pero sin duda este trabajo nos da lo suficiente para satisfacer nuestra necesidad de JINJER. Una banda que son la creatividad actual del Metal, no solo Extremo, sino el que está en boga. Un disco honesto que convence para sacudir nuestras ganas de volver a lo cotidiano, a la normalidad o naturalidad de disfrutar de las composiciones con melodías estridentes, como las flores aunque sean las de la pared y no las de un suelo fértil.  JINJER continúan siendo afables y elegantes.

Crítica de Pepe Cortez

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil