Review del álbum homónimo de ROBIN RED (2021)

0
review-robin-red-2021-rock-and-blog

Crítica del trabajo de estreno del nuevo proyecto de Robin Eriksson (Degreed) que nos acerca a su faceta más ochentera bajo la marca ROBIN RED

Os presentamos hoy el primer disco de Robin Red, una nueva perla sueca que, como no, la discográfica Frontiers ha cazado y ha tenido a bien sacar a la luz.

Bueno, la verdad es que hay un poco de trampa en esto que comento. Sí es cierto que Robin Red es el primer disco que tiene, pero detrás de ese nombre está la figura del gran Robin Eriksson, el cantante, y bajista, de la banda sueca Degreed, una de las bandas actuales favoritas para Rock And Blog.

Y como disco en solitario que es, el bueno de Robin se echa un lado, se aparta de los sonidos más modernos, más progresivos, más duros, de su banda oficial, para presentarnos un disco con el más puro estilo rock americano de los años 80, un disco de esos que tanto nos gusta escuchar, de vez en cuando, uno de esos que haga homenaje, nunca serán suficientes, a esa época dorada que nos hizo crecer y ser lo que somos.

El mismo Robin en su presentación del disco lo comenta, tiene muchas influencias de este tipo de música, especialmente de Jimmy Barnes y de Bryan Adams, y que buscaba, durante años hacer algo en solitario, y en este estilo. Pero pasaban los años y nunca se atrevió, hasta ahora, y no sé si gracias a que se ha buscado al aliado perfecto para estas lides, otro crack, el guitarrista de H.E.A.T, Dave Dalone. Si me permitís, nadie mejor que él, elegancia, y clase a raudales. Ambos han escrito las canciones, y el brillante guitarrista se ha encargado también de producir el disco.

Y conociendo a los dos, y conociendo a Dalone, que es sutil, elegante, un caballero, el disco no podía ser otra cosa que una auténtica delicia, se nota que está hecho con un cariño, y con un mimo digno de mención. Las melodías, además de hacer que las canciones sean muy pegadizas, están muy cuidadas.

Las bases rítmicas, tienen la medida perfecta de potencia y ritmo. Siendo imprescindibles, como lo son, se haga el tipo de música que se haga, todos sabemos que en este estilo dominan otras cosas.

Respecto a los teclados, los hay de todo tipo, los habituales que acompañan, amalgaman la canción, como también los hay de esos, lo suelo decir a menudo, que aparecen como esos toques de varita mágica de las hadas madrinas, sorprendentes, inesperados, pero que dotan a la canción de esos cantos de sirena que te enganchan.

Las voces, pues que además de tener unos grandes coros, sencillos pero elegantes y que quedan perfectos, Robin Red demuestra que es un gran cantante. Aunque en este disco, tampoco toca, el rollo es muy distinto, no hay esas entregas de pasión con la voz que hace con Degreed, en este rollo. más melódico, más lento, más pausado, más en tonos donde anda más que sobrado, también consigue engancharte, de otro modo, no tan rebelde, pero ahí está. 

Y no quiero olvidarme de las guitarras, clase a raudales. Elegancia en las seis cuerdas, y sin estridencia alguna, corre por las venas del disco Robin Red. Con el primer acorde te das cuenta de que hay kilates en esas guitarras, además de encajar perfectamente con lo que este disco quiere mostrar. 

Everlyn o Head Over Heels podrían ser temas de H.E.A.T, de su primera época perfectamente, Freedom, tiene un enganche brutal.

Heart Of Stone posee un acompañamiento de voces fememinas, de Petra Eriksson, ¿la hermana de Robin?, y unas guitarras, ¡ains las guitarras de este disco! maravillosas. Night Life nos trae unos teclados, que se encargan del solo, y con un aire a saxofón.

Living Dead es la “dura” y muy pegadiza. Living For con ese órgano de Jona Tee y esas guitarras, una vez más magníficas, es lenta pero nada empalagosa, como tampoco lo es Reason To Survive, una canción acústica y que ponen  justo en la mitad del disco, arriesgando.

Y si con esto no es suficiente, no dudes en sumergirte en las notas de Don’t Leave Me (With A Broken Heart), y ver que es una definición, de libro, de lo que es una canción de Hard Rock americano, ¡menudas guitarras elegantes tiene el estribillo!

O escucha (I’m A) Bad Habit y notar como ese discazo From Now On de Glenn Hughes te explota en la cabeza…o date cuenta como en Midnight Rain doblan las guitarras como si sonara el Coming Home de Cinderella… o quédate como Can’t Get Enough es, en su estribillo, Lou Gramm en estado puro, o FM en sus puentes, ¡y menudo cencerro vacilón tiene el estribillo!

Decimos lo mismo que decíamos cuando escuchamos,  escribimos, sobre el disco de Chez Kane, puedes leer nuestra crítica pinchando aquí. Si eres de esos que te cuesta abrir las orejas a lo que sea más allá del año 1989, por favor, date una vuelta, o varias, al disco de Robin Red y verás como rejuveneces y en pleno 2021 te sentirás como si estuvieras en aquellos años dorados.

Lista de canciones de ROBIN RED (2021)

  1. Don’t Leave Me (With A Broken Heart)
  2. (I’m A) Bad Habit
  3. Everlyn
  4. Freedom
  5. Midnight Rain
  6. Can’t Get Enough
  7. Reason To Survive
  8. Heart Of Stone
  9. Nitelife
  10. Head Over Heels
  11. Living Dead
  12. Living For

Formación de Robin Red

Robin Red. Voces, coros y bajo.

Dave Dalone. Guitarras, sintetizadores, coros y percusión.

Mats Eriksson. Batería.

Erik Modin. Percusión.

Joan Eriksson. Piano y coros.

Jona Tee. Órgano.

Petra Eriksson. Coros.

Crítica de Ape Navarro

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil