RUDOLF SCHENKER, de SCORPIONS, dice que MIKKEY DEE ha revitalizado la banda

0
scorpions-ultimos-retoques-disco-2021

MIKKEY DEE (MOTÖRHEAD) ha supuesto un soplo de aire fresco y un chute de energía para unso Scorpions que tiene cuerda para rato

No es ningún secrete y de hecho es algo que salta a la vista, que Mikkey Dee ex batería de MOTÖRHEAD ha llegado a Scorpions con las pilas cargadas y con energía de sobra para alimentar al resto. Hace unos días el propio RUDOLF SCHENKER reconocía que la llegada del simpático precusionista revitalizó por completo a la banda.

En relación con esto el guitarrista de SCORPIONS ha abordado algunos de los problemas que llevaron a la salida del batería del grupo durante mucho tiempo, James Kottak, hace más de cinco años.

En septiembre de 2016, Kottak fue despedido de la legendaria banda de hard rock alemana durante su publicitada batalla contra el alcoholismo y fue sustituido por el ex miembro de MOTÖRHEAD Mikkey Dee.
Preguntado en una nueva entrevista con Javier Hualde, de la emisora española de rock clásico RockFM, cómo compararía los estilos de batería de Kottak y Dee, Schenker dijo: «Cada músico tiene su propio estilo. James era genial, y sigue siendo un gran baterista – no hay duda de ello – pero tuvimos un pequeño problema… bueno, él tenía un problema, e intentamos ayudarle a superar el problema. En este caso, nos dimos cuenta de que necesitaba más tiempo del que podíamos darle porque estábamos de gira. Así que en este caso, Matthias [Jabs, guitarra] tuvo la idea de llamar a Mikkey Dee, porque estaba disponible debido a la muerte de [MOTÖRHEAD] Lemmy. Así que, sí, fue una gran cosa ver la luz en la distancia porque estábamos un poco deprimidos porque [estábamos] ayudando mucho a James, pero él no podía entregar el espíritu que le dimos. Y así nos separamos».

Rudolf continuó: «Ensayamos con Mikkey Dee y nos dimos cuenta inmediatamente de que había un nuevo tipo de energía. Todo el mundo tiene su propio estilo, y Mikkey Dee es realmente una persona -especialmente para mí como guitarrista rítmico- que influye mucho. Eso significa que cuando toco mis riffs, él sabe cómo hacerlos más salvajes y más potentes. Y eso es muy bueno – es un efecto de sinergia que incluso es añadido por Paweł [Mąciwoda, bajo] porque son realmente un gran equipo rítmico, Pawel y Mikkey Dee, y yo como guitarrista rítmico, podemos construir una gran base para Matthias y Klaus [Meine, voz].»

El problema con Kottak venía de lejos

En una entrevista de 2020 con el club de fans oficial de SCORPIONS, Crazyscorps, Kottak habló de las circunstancias que llevaron a su salida, diciendo: «Siempre me ha gustado tomar una copa aquí y allá. Y además siempre tomo un analgésico llamado Aleve. Es lo que toman todos los jugadores de béisbol, todos los futbolistas, y funciona de maravilla. Te tomas uno de esos y no sientes nada. Pero además de eso, soy baterista de una banda de rock, y tienes luz verde para beber.

«De 2008 a 2011, no bebí», explicó. «Simplemente me desperté un día y dije: ‘No quiero beber más’. No fui a rehabilitación; no hice nada de eso. Simplemente no quería beber más.

«Si tienes algún conocimiento de A.A. [Alcohólicos Anónimos] o de cualquier tipo de programa o rehabilitación, sólo dura un tiempo y luego tienes lo que llamamos en recuperación una recaída. Pasaría por estas fases de un año o quizás dos años sin beber, y luego gradualmente…

«SCORPIONS, tocamos nuestro espectáculo, volvemos al hotel, [y] 45 minutos después, estamos todos abajo cenando», continuó. «Y todo tiene el precio justo: gratis. Todos estos vuelos de ida y vuelta desde Europa, desde Los Ángeles… volaba constantemente. No me quejo de ello, pero siempre en primera clase, y una vez más, todo el alcohol está a buen precio. Me digo, ‘Tengo los próximos dos días libres. Podría tomarme una copa’. Y eso es lo que me hace volver a beber a veces.

«Es la típica forma de pensar de un alcohólico: ‘Bueno, también puedo tomar una copa. ¿Por qué no?’ Y ese es el típico pensamiento de la enfermedad alcohólica. Porque es una enfermedad».

Kottak, que se unió a los SCORPIONS en 1996, recuerda un punto de inflexión en particular cuando pasó tres meses en el centro de tratamiento de drogas y alcohol de Eric Clapton, Crossroads, en la isla de Antigua.

«He estado en cientos, no diré miles, he estado en cientos de reuniones de Alcohólicos Anónimos», dijo. «Pasé 92 días en rehabilitación en el centro de rehabilitación de Eric Clapton. Se suponía que sólo debía permanecer allí 30 días. Me ofrecieron, dijeron, ‘Oye, si quieres quedarte otro par de semanas, está bien’. Y yo, como, ‘¿Qué? Bueno, ¿tengo que pagar?’ Porque es caro, son como 30 mil dólares al mes. Me dijeron: «No. Puedes quedarte si quieres». Así que me quedé otras dos semanas, luego otras dos semanas. En resumen, estuve allí 92 días, lo que cambió toda mi vida y toda mi forma de pensar».

James continuó diciendo que «sigue siendo muy buen amigo» de los miembros de los SCORPIONS. «Matthias y yo nos enviamos correos electrónicos, y Klaus y yo nos enviamos correos electrónicos regularmente, como una vez cada pocas semanas. Y le digo: ‘Hola, tío, ¿cómo estás? Y Klaus me contesta: ‘Oye, todo está muy bien aquí. ¿Qué pasa contigo?’ Es ese tipo de cosas.

«Los vi [en 2019] en el condado de Orange, que, desde aquí, parece estar cerca, pero fue como un viaje de dos horas. Fui y visité a los chicos, y saludé al equipo, y fui al backstage, y fui y visité a Klaus en privado.

«Son mis amigos, tío», añadió Kottak. «Sólo porque ya no estés en una banda [juntos] no significa que no puedas ser amigo. Y estos chicos son mis amigos».

Cuando se le preguntó si se arrepentía de la forma en que su tiempo con SCORPIONS llegó a su fin, Kottak dijo: «Por supuesto, siempre hay un arrepentimiento con cualquier cambio. Pero 21 años en el rock and roll bien podrían ser 150 años».

Hace tres años y medio, Jabs dijo que él y sus compañeros de banda «tuvieron que tomar» la decisión de despedir a Kottak, explicando que le dieron al batería «todas las oportunidades» para mejorar. «Llegamos al punto -o él llegó al punto- en el que simplemente no valía la pena», dijo Jabs.

Kottak ha pasado gran parte de los últimos cuatro años de gira con una versión renovada de KINGDOM COME, en la que también participan los guitarristas Danny Stag y Rick Steier, y el bajista Johnny B. Frank, junto con el cantante Keith St. El líder original Lenny Wolf declinó participar en la reunión.

Nuevo álbum de SCORPIONS «Rock Believer»

Recordamos que el 19º álbum de estudio de SCORPIONS, «Rock Believer», se publicará el 25 de febrero y ya hemos podidos disfrutar de los primeros adelantos.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil
X