Wild Thing Bar nos pide ayuda para evitar su cierre

Parece que la burocracia está complicando la vida de este bar de Madrid que bajo el nombre Wild Thing Bar lleva 28 años animando la escena musical local.

Desde 1991, los creadores del Wild Thing Bar se han, literalmente, dejado la vida por trabajar en un local coherente, un oasis musical con 28 años de historia. Ahora por temas que explicamos más adelante el bar está apunto de desaparecer, y tu puedes ayudar firmando esta petición y compartiendo la noticia.

Firmar Petición

Cuando empezaron, quisieron dar salida a su inquietud con respecto a la música pop, rock, soul… que les hacía vibrar y en esa época no se podía encontrar fácilmente en los locales de la ciudad. Pero también querían que el local fuera una reunión de amigos cada fin de semana, una cita obligada para disfrutar la noche madrileña.

El Wild Thing pronto se convirtió en el sitio de reunión de varias generaciones con inquietud musical, no solo de nuestra ciudad, sino de gente de otras partes que venían y vienen a Madrid y hacen su parada de viernes o sábado noche en ese bar de todos los amantes de la música.

Los clientes, amigos, o gente que simplemente ha tomado un día una copa, les llamamos “referentes”, “precursores”, “escuela musical” o “bar mítico”. Y es que el Wild Thing forma parte de nuestra vida, crecimiento y felicidad.

Desde el inicio sus dueños tuvieron muy claro que querían trabajar uniendo la función social del bar de copas con el referente cultural que Madrid necesitaba, especialmente en la zona norte… y ¡vaya si lo consiguieron!

Lograron que gran parte de la escena musical nacional – incluso internacional – pasara entre esas paredes llenas de historia noches de canciones y copas… conseguimos que músicos, artistas, periodistas especializados, profesionales del sector, etc. nos regalaran los oídos con sesiones desde nuestra cabina… llenamos nuestros muros, año tras año, con los recuerdos de sus conciertos, de sus sesiones…

Ahora, tras toda esta actividad culturalmente dinamizadora de esta zona de Madrid, el Ayuntamiento ha omitido su histórico para poder cerrar el Wild Thing, un local que lleva siendo casi 30 años un “bar de copas musical”, que ha cumplido todas las normas y sufrido todo tipo de inspecciones, y ahora cerrado por tener un equipo de música (!!!) para amenizar un “bar común” (como ahora ellos alegan) tras décadas de actividad con su propio beneplácito.

¿Pero qué ha pasado?

Era 1991 cuando Wild Thing pidió la licencia para montar un bar, cuando aún no había nomenclatura para bares de copas.

Un año después el Ayuntamiento les exigía, a través de Medio Ambiente, un hall de ruido, un limitador conectado al EQUIPO DE MÚSICA y quitar un futbolín que hacíaruido al moverse. Todo fue modificado pero como nadie iba a certificarlo acudieron a un notario para que lo hiciera.

En 1995 el Ayuntamiento les envió la licencia de bar omitiendo las actas de medio ambiente anteriores. En el año 1997 se saca la nueva ley de espectáculos públicos (LEPAR) y se exige a los bares con la antigua licencia que pidieran la  adaptación al nuevo catalogo. Tras 4 peticiones, nunca contestaron.

Tras el caso guateque (2007) el Ayuntamiento traspasa las licencias a AGLA (ahora ADA -agencia de actividades-) para externalizar a través de empresa de concesión privada ECLU (entidades de colaboración urbanísticas) las licencias, pero supeditadas al nuevo departamento del ayuntamiento. Éste repite una y otra vez al Wild Thing que es un bar y deciden cerrarlo sin más.

El Wild Thing pone un contencioso pero, antes de que salga, el Ayuntamiento envía el precinto y cierra en 48 horas… 

Y es que ya no sólo se cargan un referente… se cargan la forma de vida de varias familias por una decisión absolutamente injusta y arbitraria, y no les tiembla la mano.

Comparte esto:

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: