Review. BORN TO MURDER THE WORLD “THE INFINITE MIRROR OF MILENNIAL NARCISSISM”

7.0 Bueno

Grindcore por los cuatro costados: Pura Fuerza y aturdimiento. Y eso es lo que tenemos con este grupo de músicos selectos de otras bandas que nos dan una buena muestra de lo que se puede hacer con este sonido intratable.

  • Composición 7
  • Voces 7
  • Base Instrumental 7
  • Producción 7
  • User Ratings (1 Votes) 7.1

Nuestra reseña de “THE INFINITE MIRROR OF MILENNIAL NARCISSISM” combinación de grandes músicos que forman BORN TO MURDER THE WORLD. Grindcore en su esencia de Fuerza y aturdimiento.

De la ciudad de Birmingham siempre salen buenas bandas, hace uno años unos tales BLACK SABBATH o luego otros  llamados NAPALM DEATH. Algo bueno se cuece ahí y por eso ahora nos llegan BORN TO MURDER THE WORLD, una banda conformada por Shane Embury en el bajo (NAPALM DEATH, VENOMOUS CONCEPT, BRUJERÍA, LOCK UP),  que me atrevo a decir que es  el maestro de la micro-canción, Mick Kenney en la guitarra (ANAAL NATHRAKH, MISTRESS) y Duncan “Drunk” Wilkins en las voces y guitarras (FUKPIG, MISTRESS).  Si sabes quiénes son estos tres, y sabes lo que traen musicalmente y no suena cómodo para algunos, tenemos un  alboroto y bulla asegurada. Y si no hubiera sido porque la banda no incluía a un baterista, sino a un programador, casi podría apostar  que la percusión se tocaba de manera orgánica, al mejor estilo y sonido al grindcore de los 90´s.

“The Infinite Mirror Of Millennial Narcissism” sale al mercado  a través de Extrinsic Recordings el pasado 24 de agosto de 2018, con bastantes gana de dar un buen producto.

Parezca lo que parezca lo podemos considerar un LP oficial, a pesar de ser un asalto implacable de menos de 16 minutos, que es una cantidad de tiempo adecuada para entregar la mercancía si está en las manos correctas sobre los sentidos que suena exactamente como uno esperaría; una parte digamos la de NAPALM DEATH repartió ritmo,  la otra de FUKPIG lo degusto vocalmente y el resto puso todos las calamidades de ANNAL NATHRAKH para avalarlo y afirmarlo.

La música es rápida, directa y al grano. Su mezcla ha inspirado Grindcore con la programación sinfónica y la intensidad  persiste durante todo la obra, relajando momentáneamente con las pequeñas pistas de interludio. Si bien hay una predilección por la brutalidad a gran velocidad, no se decantan la inclinación Noisegrind y otras mucho más cortas en su duración. Entre cancion y cancion se encuentran los ruidos atmosféricos, sonidos casi industriales, y fallas que realmente encajan en la dirección de la pista anterior y conducen a la pista que está por venir.

El valor de producción es tan bueno como el mejor ritmo que las bandas de metal entregan. Grueso, pesado y lleno, pero limpio y crujiente. Esto es todo lo que esperaría teniendo en cuenta el talento y el currículum de los miembros.  Así que esto inicia con, “When The Heart Is Violated“, un intro a lo más old school, cualquiera puede decir que es una colección de ruido pero hay que ser de oído selecto y refinado para notar que esto está a punto de originar un gran estallido musical;

“Brutality Alchemist” , sin medias tinta está servido el mejor Grindcore que se pueda escuchar, riffs asincopados con una batería que increíblemente va programada para ser una apisonadora;

“Genesis Misconception” recién nos hemos recuperado y sin pausa más impacto y ataque de estos ingleses que dan en este tema una resonancia a NAPALM DEATH y ese distorsión aplastante particular;

“The Virus Within Us All”, acordes discordantes de guitarras que dan nuevamente como un paso introductorio a la siguiente canción;

“As He Creates So He Destroys”,  más ritmo incompatible e inarmonico mas las voces alteradas y guitarras afinadas muy graves; “Penetrate The Descent”, estamos a la mitad de la producción y es increible todo lo demostrado, puro Grindcore de calidad, si se puede decir, con un final en un delay que enlaza con el siguiente corte, atención a las voces que parecen ser las más claras de todas las canciones;

“The Death of Dreams”, como al principio una mezcla de sonidos dramáticos y extraños;

“Poisoning Purity”, mi tema preferido por cómo se desenvuelve, se nota la mano de Mr. Embury y esa voz  de Mr. Wilkins pasando de shrieks a growls de forma típica de este género;

“Negative Plague”, el segundo tema largo del disco y eso que no llega a los tres minutos, unos acordes casi Black Metal son endosados en la melodía, hasta que suena un bajo atronador que nos hace recordar que esto es Grindcore, pero aun así el final es propio de un tercer acto dentro de la misma melodía, también me quedo con este corte para escucharlo nuevamente;

“Corruption Feeds Deception”, una dosis de tonos graves clarísimos en el que permite que la guitarra entrelaza el más puro sonido de Birmingham;

“Tiyanak”, otro tema tipo intro pero con más bestialidad, dieciocho segundos letales, rimas desequilibradas para decirnos que esto llega casi a su final;

“How Barren Is Life Without Sin”,  las escalas se dejan escuchar asombrosamente, pero no nos equivoquemos esto es un ataque total sin razón para dejar a alguno con vida y como si acabara de emerger, de encenderse llegamos al final.

Se ha prestado mucha atención a la invención de este agarrotado de canciones ,  sin dejar atrás desde la sugerente obra de portada y los títulos de las mismas, junto al tiempo de salvajismo aural interno, que es un testimonio del estado  veterano de los integrantes. Tenemos un espejo infinito de la creación en sus bandas maternas-origen puede no tener el mismo valor de repetición , pero aún así es un viaje-escucha irresistible para llevar a cabo o mejor dicho dejarlo de escuchar.

Lo que realmente funciona sobre este emparejamiento es cómo se necesita la fuerza de cada enfoque en los fundamentos estridentes . Las canciones de ANAAL NATHRAKH a veces pueden excederse y poner demasiado énfasis en los elementos electrónicos , mientras que el estilo de  NAPALM DEATH no tiene la misma intensidad abrasadora, y entonces lo que obtenemos es una docena de cortes que no  colapsan por su propio peso o se rompen por una mal coacción al estilo FUKPIG. Todos los instrumentos son claros, nada es recorte, todo suena pesado. No hay ninguna acto resolutivo del que hablar.

Cuarto de hora de locura sin una sola pizca de aditivos o fricciones. Un álbum que hace desear que fuera más duradero o extenso es lo preferible a uno que debería haber sido disminuido, como el que nos dan. Comienza, se reproduce hasta el final y luego se puede poner sutilmente y me atrevería a apostar que sentirias lo mismo: vértigo, velocidad, distorsión y salvajismo. Esto es puro Ruido Caótico y Narcisista.

En este enlace el disco al completo: https://youtu.be/AZAPqk6JI-g


Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: