Review. THE AMORETTES – “Born to Break”

8.3 Muy Bueno

cuarta entrega en formato LP de las Amorettes es un nuevo paso adelante en la carrera de este trío de rockeras, con grandes momentos de puro rock’n’roll

  • General 8.3
  • User Ratings (0 Votes) 0

Nuestra review del cuarto álbum de estudio de las escocesas The Amorettes, “Born to Break” publicado a través de SPV GmbH/ Steamhammer

The Amorettes son un trío de rockeras (Gill Montgomery a la guitarra y voces, secundada por las hermanas Heather y Hanna McKay al bajo y batería) que ha sido calificado como la mejor banda de Escocia desde The Almighty, y para demostrarlo qué mejor ejemplo que el trabajo que nos acaban de presentar.

[the_ad id=”7218″]

Producido por el guitarrista, compositor y productor de Thunder, Luke Morley, “Born to Break” destila puro y crudo hard rock a lo largo de 12 temas cortos (la mayoría en la frontera de los 4 minutos), directos, y rebosantes de energía.

Ecos de Airbourne, AC/DC, o ZZ Top, resuenan a lo largo de un LP, que, si bien no alcanza el nivel del Game On de 2015, supone una mejora respecto a su último trabajo y se notan los kilómetros de gira que acumulan estas tres rockeras.

El disco comienza con “Can you Feel the Fire”, donde destaca el contraste entre la crudeza de la guitarra y la voz en un tono más melódico, junto con un básico y repetitivo riff the guitarra que nos acompaña a lo largo del tema. “Hello and Goodbye” nos muestra una versión más blues de la banda, destacando sobremanera el trabajo vocal de Gill. El disco continúa con “Everything I learned I learned from Rock and Roll”, un corte al más puro estilo hard rock de los 80, sostenido por un gran riff de guitarra y un coro pegadizo, esperemos que la incluyan en sus conciertos.

“Born to break” comienza con una base rítmica que anticipa una nueva sobredosis de rock’n’roll pero que va perdiendo fuelle a medida que se desarrolla el tema, y especialmente después del impecable tema que la precede en el disco.

A modo de contraste, en “What Ever gets you Through the Night” la banda nos muestra su lado más melódico, con un tema que por momentos nos recuerda a las Bangles (en su versión más rockera, por supuesto).

“Hell Or High Water” nos devuelve las guitarras afiladas y los sonidos más duros con un punto bluesy. Con “You Still Got Rock And Roll” nos encontramos ante uno de los mejores cortes del disco. Muy equilibrado, un trabajo de guitarra notable, ritmo de rock’n’roll clásico y unas mínimas variaciones que le aportan complejidad sin perder un ápice del ritmo.

“Easy Tiger”, en cambio, se aleja por completo de cualquier floritura con un resultado demasiado básico. Suena prácticamente como si fuera una maqueta sin trabajar.

Afortunadamente el disco no decae y las Amorettes vuelven a mostrar un gran nivel compositivo y de ejecución en “Bat Shit Crazy”, otro de los grandes momentos del LP.

“Coming Up The Middle” y “High On Your Energy” se mantienen en la misma línea, yendo de menos a más intensidad, sin dejar que decaiga el nivel de rock’n’roll en estos últimos cortes. Nivel que se viene un poco abajo con el tema de cierre, “I Want It Bad”, una mala elección para finalizar el disco.

En resumen, la cuarta entrega en formato LP de las Amorettes es un nuevo paso adelante en la carrera de este trío de rockeras, con grandes momentos de puro rock’n’roll que seguro encontrarán hueco en sus conciertos en directo y algún que otro tema que podrían haberse ahorrado para mantener el nivel del disco. Disco muy recomendable a la par que meritorio, especialmente por la dificultad extra que supone ser una banda de chicas en un territorio tan masculinizado como es el rock duro.

 

Por Luis J. Trevino

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: