Crítica de SLAYER – «The Repentless Killogy» (Live At The Forum In Inglewood, CA)

Esta es nuestra reseña de «The Repentless Killogy» con un toque de subjetividad indudable, pero, ¿Cómo no va a ser así cuando hablamos de SLAYER?

Desde «Live Undead » de 1983, pasando por «The Big 4: Live From Sofia, Bulgaria» de 2010, tanto en audio como vídeo SLAYER, nos han mostrado toda su furia y pasión que perdurará por siempre. Con  «The Repentless Killogy», la mantienen atreviéndome a decir por la perpetuidad. 

Sus directos son de los más intensos que existen, lo he sufrido en mis carnes varias veces y quedas como nuevo al final, casi igual que una catarsis espiritual. Ya fuera la formación inicial del siglo pasado como esta, hacen lo que dicen: Música Extrema de impacto total. 

Cuando a principios del año pasado anunciaron su gira de despedida; «The Final World Tour»,  muchos sentimos que algo nos faltaría, la nostalgia era casi valida, la mejor banda de Thrash Metal, comenzaría un tour a nivel mundial para dejarse ver por última vez, acompañados por bandas del calibre de TESTAMENT, ANTHRAX, OBITUARY, NAPALM DEATH, BEHEMOTH, PHILIP H. ANSELMO & THE ILEGALS, AMON AMARTH, CANNIBAL CORPSE, LAMB OF GOD, MINISTRY o PRIMUS, el espectáculo estaba garantizado en todo llegando a formar hasta seis convocatorias o llamamientos que recorrieron casi a todo el planeta. Cuatro décadas de Reinado llegaron al paso de la eternidad, pisando los escenarios de muchos países, devastando todo por donde se presentaron junto a otros grupos que casi permitían hacer su contribución a este evento trascendental.

Por eso «The Repentless Killogy» es como un testamento póstumo, para disfrutarlo hasta la saciedad, para tener en casa a sus integrantes originales, Tom Araya, bajo y voz, Kerry King en la guitarra, acompañados de Paul Bostaph en la batería y Gary Holt en la otra guitarra, juntos desde la creación de su duodécima producción, «Repentless», que venía un poco sacudida y alborotada, porque dos años antes de que apareciera había muerto el guitarrista Jeff Hanemman de insuficiencia hepática y su otro músico fundador Dave Lombardo, baterista, había sido expulsado por inconvenientes económicos.

Esta producción ocasionó tres videos de los más intensos a lo que se refiere en imágenes, debido a los asesinatos, violencia  y escabechinas que mostraban, llegando a ser clasificados como aptos para mayores de 18 años, dando pie a crear un filme, casi de tipo cortometraje denominado «The Repentless Killogy», en donde se combinan y conjuntan la narración ingeniada de un relatos en comunión con las impactantes canciones de los conciertos de SLAYER como hace unos años atrás hizo METALLICA con «Through The Never» y que recibió críticas agridulces a los también BIG 4 del Thrash Metal. Con «The Repentless Killogy», no sabremos que pasará pero puedo adelantar que puede ser irritante, comprometedora y enredada por su enmarañado trama, pero sin perder la sugestión debida. Puedo dar una pista: si has leido el comic que tambien se publico cuando salieron los videos, conocerás quien es un individuo de nombre Wyatt y las contrariedades e inconvenientes  en que se mete y cómo los resuelve, ahí lo dejo de momento.

Sin dejar de mencionar dos eventos interesantes que orbitaron con su aparición,el primero la dificultad que se medio el adquirirlo directamente a la casa distribuidora Alemana, debido a que su clasificación sólo permitía su venta a mayores de edad acreditados o el dictamen del gobierno Hondureño para no proyectarla en los cines del país por su contenido violento, estrategia de mercadeo que hicieron a nivel mundial para poder verla en los cines hace unos días atrás.

Con la sangre a borbotones, despojos humanos y unos cuantos difuntos transcurre la película que podría pasar como de clasificación «B», nos llega lo principal, hablando del formato imagen por supuesto, el concierto de SLAYER en The Forum de Inglewood en Los Ángeles de hace dos años, que es en realidad lo que nos apetece , sin adornos ni nada más. Las raíces siempre llaman de ahí que el escenario para esta última producción se de un su tierra de origen, cerca de la » Bay Area «, donde nacieron tantas bandas a mediados de los 80’s que forjaron el Thrash Metal. La dirección de esta producción la llevó a cabo BJ McDonnell, que fue el hacedor de los tres videos del disco «Repentless», en colaboración con Trafalgar Releasing, Prime Zero Productions y NUCLEAR BLAST RECORDS.

L-R: Gary Holt, guitar; Tom Araya, bass; Kerry King, guitar; drums, Paul Bostaph

Toda la piezas del disco, es como un homenaje a los géneros en donde se toma en cuenta la explotación, , asesinos en serie, satanismo, guerra, etc.  que han inspirado por tanto tiempo el contenido lírico de SLAYER. Con el atractivo de un telón al inicio del directo, donde se miran primero los epígrafes de la banda, para luego ver cuatro cruces que se invierten de posición, tenemos el lío montado y la masacre está puesta en escena. En el formato video hay que acentuar el tratado de la imagen, con las diferentes tomas de cámara y en el formato de audio la combinación perfecta de los instrumentos en cada composición que permite disfrutar ambos formatos a la vez sin el miedo de separarlos para que pierdan autenticidad. 

Así arrancamos con «Delusions of Saviour», una introducción que intriga pero que está a punto de desatar a los cuatro jinetes del Apocalipsis, preparados, listos, SLAYER; 

«Repentless», ,directo a la yugular, riffs asesinos, con una batería aplastante completada con los graves y la voz de Mr. Araya que suena grandiosa en toda la producción; 

«The Antichrist», satánicos, es lo más agradable que les han llamado, un tema clásico que suena legendariamente tormentoso y torturador; 

«Disciple», con el estilo que nos comenzaron a dar a principios de este siglo demuestran que son irrepetible, con una letra desgarradora y provocadora, con ese estilo alternativo que en lugar de crearles un bache fue todo un triunfo; 

«Postmortem», riffs bastantes pervertidos y  libidinosos, un track brillante de inicio a fin y con la interesante situación de no tener ningún solo de guitarra, pero que ni es necesario, es aniquilador; 

«Hate Worldwide», animosa e infatigable y esto acaba de empezar, velocidad de travesía sin obstáculos, arrebato total, es en este momento cuando la gracias de este fenomenal frontman llamado Mr. Araya intercambia sencillas pero contundentes palabras con el respetable, anunciando la próxima que es ya un himno;  

«War Ensemble», exasperación por donde se quiera, un estallido de furia en todos sus instrumentos que no desafinan, esa es una virtud de la banda estadounidense, suenan igual en vivo como en estudio y el mosh-pit está servido; 

«When the Stillness Comes»,oscura como ellos lo hacen, con poca soberbia e infundadamente enmarañada, leve pero segura; 

«You Against You», también de su ya lejano último disco, nos recuerda que de sus bases el punk es un pilar seguro, que te devuelve a la vida en contra de ti o viceversa; 

«Mandatory Suicide», una armonía acompasada decrépita, el cinismo del suicidio siempre acompaña a la creación de música de SLAYER, para un headbandig eterno; 

«Hallowed Point», el álbum «Seasons In The Abyss», es mi segundo favorito de la banda y este track siempre fue bastante secundada y favorecida para sonar en vivo por la banda, sin equivocarse desde ya hace mucho;  

«Dead Skin Mask», un poema que evoca las mórbidas perversiones de los asesinos, riffs delirantes y dementes, con la mejor evolución de voz de murmullos a vital y corpulenta, la balada por excelencia de los reyes del Thrash Metal; 

«Born of Fire», para cerrar con un triplete de su producción de los 90´s, pura raíz de impetuosidad y saña y desproporcionadamente excesiva; 

«Cast the First Stone», un paréntesis  un poco de sosiego simulado, esta es la banda de ahora con las declaraciones armónicas irregulares pero indudable;  

«Bloodline», distorsiones a raudales, con cierto talante alternativo que se les critico pero que les reforzó tanto para lo que son ahora, en vivo es certera como una cerveza bien fría en un dia de verano; 

«Seasons In The Abyss», llegamos al inicio del final de este concierto grandioso y glorioso con sus canciones más distintivas y alegóricas, siniestra melodía, despierta los instintos asesinos de cualquiera que crecen conforme va incrementando, compleja, especial y sobresaliente;

«Hell Awaits», maligna y demoniaca, riffs con furor soberbios en los solos de las guitarras que causaron una nueva forma de coordinarlos y sobre todo disfrutarlos y hay que decir que Mr. Holt lo consigue apretadamente;  

«South of Heaven»,  escalofriante melodía, enigmática en su lírica, la técnica y madurez de SLAYER  que la consiguieron por el año 1988 y la estrategia con visión de triunfo;  

«Raining Blood», dueña de uno de los arranques más impresionantes, excepcionales y grandiosos de nuestra Música Extrema, solemne en todo su contexto ; 

«Chemical Warfare», guitarras apresuradas y percusiones exaltadas, con un tema apocalíptico como muchos más, recuperando el grito «fucking-up» del final que es como un «esto se acabo, poder iros a casa, no j…más», todo esto significa;  

«Angel of Death», el final perfecto con esa traída a la memoria del desaparecido Jeff Hanneman, la autoridad y pasión de una banda descomunal e interminable. Y hasta aquí esta sucesión de herencia de lo mejor del Thrash Metal.

slayer repentless killogy 2019

Con el correr de estos tiempos tenemos una sociedad que alimenta a la creación de música al mejor estilo de la banda estadounidense, son tiempos convulsos, coexistiendo desde que surgieron siendo unos jóvenes con ganas de comerse el mundo y lo hicieron regurgitando un par de veces. «The Repentless Killogy», es la etiqueta final de la banda, el planeta sin ellos será sin duda un lugar más afable y cómodo, pero también será mucho más tedioso e impenitente. Aunque se rumorea o es un hecho que Mr. King dejará su esponsor de guitarra de siempre B.C. Rich , para ocupar la marca Dean con un modelo nuevo para los años próximos o en declaraciones del Representante- Manager de la banda, Rick Sales, dijo en una entrevista a  Mass Live, : «La banda siempre ha tenido mucha integridad. Hay un par de cosas que suceden. Entiendo totalmente que tomaron la decisión de dejar de viajar. Eso no significa el final de la banda. Es solo el fin de girar. Siempre pensé en esto como «se retirarán en la cima». Ya tomaron esa decisión. No lo están procesando. Desde ese punto de vista, lo entiendo y fue la decisión correcta.» Lo más fácil es imaginar que SLAYER no dejará los escenarios, y se trata de una pausa programada como una retirada o la posibilidad de que el singular guitarrista tenga preparada otra banda o proyecto en mente.

Irritación y cabreo esto es la música de los Reyes del Trash Metal, causando estropicio y desasosiego a muchos fundamentando definitivamente lo que es el Metal Extremo. Por eso la Nostalgia es aceptada, con hechos omnipresentes viendo a los músicos, grandes sin cuestionarlos, deteniéndose al borde del escenario para regocijarse con la exaltación recibida en cada ciudad por una última vez y con más de algún espectador enjugándose las lágrimas, todas estas emociones se orientan a medida que se acaba el sonido y la imagen de «The Repentless Killogy»,  aludiendo que nunca más nos deleitaremos con la hecatombe y mortandad que dejaban a su paso…o tal vez no….por eso…. SSSLLLLAAAYYYYEEEEERRRR!!!!

Reseña de Pepe Cortez

Excelente

Sin ocultar nuestra simpatía total por esta banda, y esa mezcla entre alegría y tristeza a la vez, creemos que esta obra es un paso más pera reforzar a SLAYER como una Leyenda de la Música Extrema. Simplemete Excelente.

  • User Ratings (0 Votes) 0
Comparte esto:

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: