SINMAS llega con su quinto álbum “MUERTO POR DENTRO” dispuestos a remover conciencias a base de metal

Repasamos el último trabajo de la banda SINMAS que con este “Muerto Por Dentro” nos traen una buena dosis de sonido trash sobre el que nos llega un mensaje intenso y de protesta. Esto es lo que nos ha parecido este álbum.

LA BANDA

Sinmas es una banda española cuya música puede reconocerse como thrash, punk o, como a mi parecer es más acertado, heavy metal. Proceden del País Vasco y lo conforman Iñaki Goiri en la voz, Julen Martínez en la guitarra, Erlantz Guilarte como bajista y Alain Díez en la batería.

Tras casi veinte años de duro trabajo en la escena musical de España, han lanzado cinco discos: su álbum homónimo en el año 2004, “Fieles” en el año 2005, “4 clavos” en 2008 y el disco “Desesperación” que sacaron en el año 2014 después de un pequeño parón discográfico que les permitió coger fuerzas y exprimir todo su hardcore en este cuarto disco. Este quinto disco, por tanto, prosigue a su LP del 2014.

MUERTO POR DENTRO

Sinmas publicaron su quinto álbum de estudio “Muerto por Dentro” el pasado 4 de mayo de este mismo año bajo el sello discográfico de Rock Estatal Records. A través de grandes influencias como Hamlet, Soziedad Alkoholika o Flitter han conseguido lanzar este gran disco que nos dará suficiente adrenalina como para seguir con ansias de su música. El tema principal del que tratan las canciones del disco es la lucha contra las injusticias y los abusos cometidos y olvidados. Con él, la banda vuelve a sus inicios dando mayor importancia a las melodías que en su anterior trabajo. 12 pedazo canciones de puro metal y rabia contenida en unas crudas letras que nos harán reflexionar sobre la vida… mejor dicho, sobre la muerte en vida.

TEMA A TEMA

El disco comienza con un puñetazo de adrenalina con el tema Tierra Quemada con el cual nos dejan muy claro cuál es el estilo predominante en su música: guitarras muteadas y fuertemente distorsionadas, ritmos muy rápidos y directos y una voz grave que puede llegar sin demasiada dificultad a los gritos guturales.

El siguiente tema, Juicio Final, critica el uso de las armas y las formas en que los altos mandos nos controlan. Con una melodía muy palpable ya desde el principio del tema, la voz de Iñaki se incorpora perfectamente al ritmo llevado por la guitarra de Julen.

Un Día Mas toma el relevo y consigue estar a la altura del comienzo tan enérgico del álbum gracias a unos versos muy pegadizos y una parte instrumental donde tanto la batería como la guitarra eléctrica adquieren una gran importancia haciendo que deseemos mover la cabeza a su ritmo.

La guitarra y el bajo en Corazón Podrido aparecen progresivamente en un tema más “suave” reforzado por los gritos graves de Iñaki. Sin embargo, toda la música estalla al llegar uno de los estribillos más pegadizos del disco que, una vez lo escuches, no te lo podrás sacar de la cabeza.

El disco continúa con Bullet Day, la primera de las dos canciones interpretadas en inglés del disco. Con la dureza que les caracteriza, consiguen un gran tema muy directo en el que las partes vocales están muy dramatizadas, dotándole de mucha expresividad a esta canción.

Juego de Tronos comienza con una atrevida parte instrumental donde no faltan los armónicos de guitarra y los ritmos sincopados y muy distorsionados. La letra hace referencia a la situación política de la actualidad del panorama nacional a modo de protesta, como buena banda de punk metal.

Una guitarra sin distorsión y con bastante brillo nos sorprende en Entre las Calles con un corto ritmo que pronto es reinterpretado por este instrumento distorsionado. La canción inventa un escenario futurista de un supuesto año 2222 en el que el mundo virtual que ahora está en auge se ha comido al real. La dificultad de distinguir entre lo virtual y lo real es la mayor preocupación del cuarteto, al menos en este tema.

Last Frontier es el segundo y último tema en inglés de este quinto trabajo. En la letra se ponen en el lugar de unos extranjeros que han viajado a otro país, probablemente en busca de mejores oportunidades. Los coros de este tema son algo realmente destacable ya que le proporcionan al tema de un rollo muy distinto. Aparte, claro está, de una guitarra fuertemente distorsionada haciendo una melodía de fondo que Iñaki aprovecha para meter sus guturales y su vozarrón grave.

La guitarra del comienzo de Gato Negro recuerda bastante a la de la banda Hamlet, claramente una de sus grandes influencias. Una increíble dosis de adrenalina en la que dejan clara cuál es su forma de expresión favorita: el escenario y el rock and roll.

El trabajo del gran Erlantz en el bajo es realmente palpable en el comienzo de Turno Nocturno donde, con la guitarra y la batería en un segundo plano, apreciamos un sonido espectacular grave de nuestro querido amigo: el bajo. Por supuesto, a lo largo de la canción también adquiere una gran importancia el bajo, así como la guitarra que se marca el que yo considero el mejor solo de todo el disco.

La recta final del disco comienza con Oyes Voces y podemos disfrutar de una descarga de adrenalina nada más comenzar el tema. Sin embargo, la voz se muestra más aguda y suave en comparación con la que nos tienen acostumbrados. Un tema cuya letra nos permite reflexionar bastante.

Muerto por Dentro, el tema que da título al disco, comienza con unos cánticos eclesiásticos que, poco a poco, van siendo sustituidos por la distorsión progresiva de la guitarra de Julen y la batería de Alain. La letra habla sobre todas las víctimas de abusos, probablemente en referencia a las víctimas de abusos de la Iglesia debido al comienzo del tema. Además, un verso de rap en la mitad de la canción le da una esencia diferente y pone el broche final a un gran disco como ha sido este.

CONCLUSIÓN

“Muerto por Dentro” es un álbum especialmente recomendado para todos los amantes del thrash metal y todos los fanáticos de las letras de protesta típicas de las bandas de punk, pues incorpora elementos de ambos estilos y los eleva a un nivel superior dándoles una esencia especial. Riffs de guitarra distorsionados y muy sucios, ritmos infernales de batería, melodías de bajo auténticas y con un gran sonido, una voz que llega tanto a tonos graves como a gritos guturales e incluso solos de guitarra con mucho wah- wah, al estilo Kirk Hammet de Metallica… De todo eso y mucho más podemos disfrutar en este álbum que, si bien contiene 12 canciones, es muy fácil de escuchar y muy sencillo retener en tu cabeza todas esas melodías tan rockeras, tan de nuestro estilo.

Reseña de David Medrano

Deja un comentario