Repasamos el último trabajo de Vandenberg titulado «2020» y que vio la luz el 29 Mayo 2020 con Ronnie Romero a las voces

Adrian Vandenberg retoma, 35 años después, el nombre de su antigua banda, y vuelve con un nuevo disco, 2020, que puede llegar a sorprendernos, a llenarnos de gozo, y a hacer que todavía le queramos más y sentamos más devoción por él, sin duda uno de nuestros favoritos de siempre.

Hablamos de sorpresa porque no es un disco que retome el estilo de los antiguos discos de Vandenberg, de hace, casi nada, 35 años, 2020 es más duro, más heavy, que aquellas joyas, ya historia de la música. Tampoco es un disco que siga la tendencia de la banda con la que volvió Adrian a este circo, Moonkings, también es más agudo, más clásico.

También nos sorprende porque no hay una continuidad en cuanto a acompañantes, todos son nuevos, diferentes, y esto hace que nos salten mil  dudas, ¿Por qué el nombre de Vandenberg si todo la gente es distinta y el estilo también? Sí ha trascendido que Jan Hoving, cantante de Moonkings, tiene compromisos que no le permiten dedicarse plenamente a la música, pero, ¿por qué no ha continuado con el bajista y con el batería? Yo solo espero que Moonnkings no desaparezca porque nos parece una gran banda, con mucho potencial y sería una pena que tanto talento, sobre todo el de Jan, se quede en el olvido.

No queremos que estas palabras suenen a crítica o negatividad, al contrario, ya que estos nuevos compañeros de viaje apoyan de lujo al bueno de Adrian. Saben plasmar, o reproducir, a la perfección, el concepto y las ideas de lo que el buen holandés compone y tiene dentro de la cabeza. Randy Van Den Elsen al bajo y Koen Herfst a la batería hacen una base rítmica brutal, con gran fuerza y pegada, y Ronnie Romero, el cantante, es la guinda perfecta, se sale.

2020 sí tiene en común con el resto de la obra de Vandenberg la genialidad creativa en cada uno de los temas, y la fuerza y la ilusión que  el buen holandés derrocha a raudales. También está, como en todos sus trabajos, el virtuosismo al tocar la guitarra, esa guitarra Gibson, con ese sonido gordo marca de la casa. Y si juntas un genio con un gran instrumento, pues sale lo que sale, uno de los discos de referencia de este maldito año del bicho.

Desde nuestro punto de vista muchas son las señales que nos dicen que 2020 es un disco en el que Adrian lo que quiere es hacer un homenaje y revivir esa gran época del mejor Hard Rock. Los temas son más directos, duros, y están construidos a la medida para la voz de Romero, que a día de hoy es el único capaz de darle ese toque heavy, antiguo, el toque de los grandes cantantes de la época. Además, según vamos escuchando los temas, aparecen guiños, como en Hell And High Water a esos Purple o Rainbow más oscuros, o en Light Up The Sky, en el que creo que tocan Brian Tichy y Rudy Sarzo, a esos Whitesnake del 1987 o del Slip Of The Tongue.

2020 está lleno, como decimos, de guitarras, espectaculares y contundentes en todas las facetas. Los solos, completísimos, maravillosas las rítmicas, y sencillas, muchas veces son “solo” golpes al aire, y brillantes en los estribillos, que son sencillamente  geniales, con grandes coros, pegadizos al máximo, alegres de ritmo y vivos, muy vivos. ¡Y qué decir de las melodías!, pues otro tanto de lo mismo, ¡maravillosas!

El pero, que no hacía falta una nueva versión de Burning Heart.

Vandenberg 2020 Track-listing:

  1. Shadows of the Night
  2. Freight Train
  3. Hell and High Water
  4. Let It Rain
  5. Ride Like The Wind
  6. Shout
  7. Shitstorm
  8. Light Up The Sky
  9. Burning Heart – 2020
  10. Skyfall

Formación de Vandenberg

  • Adrian Vandenberg: Guitarra
  • Ronnie Romero: Voz
  • Randy Van Den Elsen: Bajo
  • Koen Herfst: Batería

Reseña de Ape Navarro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here