Repasamos el nuevo álbum de AXEL RUDI PELL que cuenta de nuevo con un imponente Johnny Gioeli a la voz y que saldrá el 8 de mayo bajo el título «Sign Of The Times»

Con más de 1.7 millones de álbumes vendidos en todo el mundo, 2.6 millones de transmisiones en su anterior trabajo «Knights Call» (2018). Ahora AXEL RUDI PELL está a punto de lanzar «Sign Of The Times», su 18º Álbum de estudio en 31 años. Una vez más Pell viene acompañado de una de esas voces que agarran almas, la de Johnny Gioeli (HARDLINE) quien se entrega a un registro más duro de lo que nos tiene acostumbrado, y jod… que bien suena. Para muestra este tema:

«Cuando tocamos en Moscú el verano pasado, muchos fans se me acercaron y me llamaron «leyenda». Mi respuesta fue: solo soy un guitarrista»

Otro hecho importante en este álbum es el cambio dirección el la producción porque, por primera vez desde hace nueve álbumes, trabajó con alguien más que su coproductor e ingeniero Charlie Bauerfeind, optando por el ingeniero de sus álbumes en directo Tommy Geiger.

«Sign Of The Times» resulta un gran álbum y tal y como ha reconocido el propio AXEL RUDI PELL en parte se debe al papel del cantante Johnny Gioeli y el batería Bobby Rondinelli:

«En primer lugar, Johnny se ha superado a sí mismo durante las grabaciones, esta vez dio más del 100% de lo habitual. Debido a que ha estado tocando mucho últimamente, ha estado cantando mucho en vivo. En segundo lugar, nunca hemos tenido un mejor sonido de batería con Bobby en la banda, gracias a su nuevo Snare -Beauty Black Beauty-«.

AXEL RUDI PELL «Sign Of The Times» tema a tema

«Sing of The Times» tiene de todo, partiendo de un eje evidente que es Hard Rock guitarrero e incluso setentero y recorriendo además distintos puntos cardinales del rock en estos 10 temas.

«The Black Serenade» sirve como intro clásica con la guitarra como protagonista fundamental apoyada sobre unos tímidos coros de fondo.

Aunque la apertura real del álbum llega con «Gunfire» que podéis haber escuchado al principio de esta reseña y que es una auténtico trallazo con reminiscencias de Purple o Rainbow, ritmo trepidante, un Gioelli pletórico y abundante guitarra (pero sin llegar a ser pesada).

axel rudi pell

«Bad Reputation» es hardrockero melódico con una estructura sencilla y riffs que recuerdan al «Tatooed Millonaire» de Dickinson, pero que no logra despuntar del todo en el estribillo para convertirse en un hit.

Llegamos al tema que da título al disco «Sing of the Times» que arranca con un coro similar al de la intro, y un riff pesado que da paso a la melodía que se torna en protagonista de la canción en un medio tiempo intenso y resultón.

«The End Of The Line» retoma ritmos más rápidos y te arrastra por una melodía que de primeras parece no decir nada pero a la larga engancha.

«As Blind As A Fool Can Be» una power ballad de libro con si guitarra suave en el arranque, teclados y distorsión para elevar la potencia en el estribillo y la melodía llevada por uno de lois mejores para este tipo de temas.

«Wings Of The Storm» de nuevo ese aire al Deep Purple de Coverdale / Hughes en un corte que os transporta a los años 70 pero con un giro de tuerca en las guitarras que no pierden en ningún momento la personalidad Pell.

axel rudi pell song of the times cover

Gioeli está inmenso en «Waiting For Your Call» que arranca con un riff de aire ochentero y lleva a límite al vocalista que nos se lo deja todo en los estribillos. Para mi gusto el solo es de los más chulos del disco, en parte por el apoyo que le brinda el riff ya comentado y la base rítmica.

Ahora os puedo jurar que creía que me había saltado la publicidad… «Living In A Dream» ¡Esto es Reggae!, pero tranquilos que no ha pasado nada. Eso solo una intro para el tema que luego engancha con el estilo habitual de AXEL. Eso si, el susto no me lo quita nadie, y parece que tampoco a sus otros compañeros de banda, Volker Krawzcak (b) y Ferdy Doernberg (k) que fliparon al escuchar el tema.

«Into The Fire» finaliza el álbum con un tema más largo, y bastante pesado (en el buen sentido de la palabra) con una exhibición de solos controlados y melódicos, algo alejado del típico tema «guiniguiniguini» que en otros trabajos suele colar Pell.

En resumen tenemos un álbum muy interesante en que grandes músicos entregan su buen hacer a un set de canciones también bastante buenas y donde AXEL RUDI PELL se ha distanciado de sus temáticas épicas y casi místicas para hablarnos con su música de cosas mucho más cercanas.

Reseña realizada por Oscar Ricoy

Deja un comentario