Crítica del EP de PIG DESTROYER «The Octagonal Stairway» (2020)

"The Octagonal Stairway" muestra una banda que nunca duda en probar cosas nuevas y al mismo tiempo continúa pateando traseros en lo que mejor saben hacer.

Crítica del álbum de ADORMIDERA “Aqueología de una Ola”

ADORMIDERA debutan con el álbum “Aqueología de una Ola”demostrando que es esto de la música todavía quedan cosas por inventar

Crítica del nuevo álbum de THEM «Return To Hemmersmoor» (2020)

Repasamos el desenlace de la fantástica trilogía de THEM cuyo nivel se mantiene en este  "Return To Hemmersmoor" Las...

Crítica del disco de EL RENO RENARDO “RAREZAS RARAS” (2020)

El Reno Renardo lanza este recopilatorio de sus grandes NO éxitos titulado “Rarezas Raras" Sobre El Reno Renardo

Crítica del álbum de Brother Firetribe “Feel The Burn” (2020)

Brother Firetribe le dan algo de color a este 2020 con su nuevo trabajo “ Feel The Burn” publicado por OMN

PIG DESTROYER es de una de las bandas que representan el nuevo Grindcore y lo demuestra con este EP

PIG DESTROYER regresa con su nuevo EP, «The Octagonal Stairway». Una abrumadora dosis de Grindcore acicalado de ruido áspero y arrogancia industrial, presenta seis pistas aplastantes, cortes ruidosos que se pueden clasificar para un lado B por su estructura musical y una aparición especial del percusionista Igor Cavalera, fundador de SEPULTURA.

Sobre PIG DESTROYER

Cuando se trata de pura rutina, PIG DESTROYER no tiene nada que demostrar. Su secuencia de lanzamientos está a la altura de las mejores carreras musicales que podría desear cualquier otra banda, no solo del género Grindcore, sino también del Metal Extremo y el ala extremista del Punk y Noise en su conjunto. Cada uno de sus discos se considera una clase magistral, que contiene más riffs y canciones absolutamente rompedoras que la mayoría de las bandas en toda su carrera. Insinuando las ambiciones más amplias del grupo ya mencionado por su enfoque no convencional de sus entregas, presentan una reorientación de la banda, una que parecía más interesada en tomar las chispas experimentales que están cambiando evidentemente en el terreno viejo que había sido conquistado y parecía tener riquezas sin explotar en las bóvedas bajo sus pies y en cada nota de las composiciones.

Cambios que se reflejan en «The Octagonal Stairway»

PIG DESTROYER retorna a la palestra con un EP breve pero beligerante, después del «Head Cage» de larga duración de dos mil diez y ocho. Ahora nos presentan «The Octagonal Stairway», donde nos dan veinticinco minutos de frenética e inquietante Grindcore rutinario en tan solo seis canciones que son más que suficientes. Muestran tres pistas lanzadas anteriormente y tres lados B que presentan la devastadora dicotomía entre las inclinaciones de la banda hacia el asalto completo del Nuevo Grindcore, por llamarlo así y las melodías más lentas aplastantes cargadas de ruido industrial y más. La elaboración del disco, se lee como un documento de transición en esta curva musical. Es notable, al menos en el papel, por estar compuesto a medias por singles independientes que habían salido en los últimos años. Quizás sea por esta razón que se clasifica como un EP en lugar de un álbum completo a pesar de ser solo un pelo más corto que el anterior.

La profundidad del sonido ha aumentado enormemente desde que el antiguo trío ha crecido para incluir en la parte electrónica a Blake Harrison, que ha estado con la banda durante casi quince años, pero sin figurar como músico principal hasta este momento, que aporta una sensación de textura y profundidad sonora muy necesaria a lo que en otras manos, incluso la propia banda al principio de su carrera, habría sido un mero sonido de tipo aporreante, sin serlo. Además del bajista Travis Stone, que reemplazó a su bajista inicial. El nuevo bajista Mr. Stone fue anteriormente el guitarrista de la primera formación de la banda de Heavy Metal NOISEM, pero rara vez ha tenido tanto tiempo para flexionar sus capacidades sónicas como sus compañeros consumados en las anteriores bandas, a menudo pareciendo cómodo llenando el espacio de sonidos graves, pero el hecho de que tenga tanto tiempo para brillar en «The Octagonal Stairway» es tan valioso como necesario y estas pistas prueban ese elemento que seguramente validan que es más que capaz.

El resto de la banda son JR Hayes en las voces, un talento monumental en las letras por poseer una estilográfica sustancialmente más afilada que la mayoría en un género y que a menudo se siente cómodo con meras imágenes o símbolos de violencia extrema y vagas declaraciones rebeldes en sus letras. El líder funcional de la banda, Scott Hull, es considerado, con razón, como quizás el mejor guitarrista del género Grindcore, igual de capaz con riffs retorcidos que chasquean los dedos que incluso los veteranos progresistas atinaran a su desafío para tocar como Thrashers incondicionales y Adam Jarvis en la batería, uno de los percusionistas más sustancialmente versátiles que ha recibido este brutal genero, experto en partes de batería orquestadas atmosféricas, casi inspiradas en bandas como NEUROSIS, tan brutales como todas las explosiones del infierno como DEICIDE, sabiendo la manera correcta de cruzar lo limpio y preciso con lo sucio y animal. Ellos son PIG DESTROYER. La banda que siempre ha sido un supergrupo funcional del género, con una interpretación y escritura virtuosas en cada una de sus comportamientos y posturas creativas. 

Analizamos «The Octagonal Stairway»

Lo que han dicho los medios

El Informativo Washington Post, declaraba lo siguiente con respecto a este EP: «Probablemente sea incorrecto abordar esta música como una prueba de fuerza, pero si te sientes frágil en estos tiempos que aniquilan el alma, acércate al grindcore híbrido de PIG DESTROYER con un poco de precaución. En un nuevo EP, los cinco de Virginia pulieron repetidamente su reputación como ante-uppers tocando algo obscenamente rápido y ruidoso, y luego siguiéndolo con algo más rápido y ruidoso. Sin embargo, la precisión sigue siendo la firma de la banda. Esta música nunca pasa por completo».  

La revista internacional REVOLVER dice de este disco: «Ataque auditivo sin parar». Y el sitio de internet Blabbermouth afirmaba: «The Octagonal Stairway es de hecho un piquete para los tímpanos, pero también refleja la banda llena de matices e impresionantemente dinámica en la que se han convertido». Todo buenos indicios de lo que hemos disfrutado al escucharlo.

Y así lo hemos visto nosotros

Pero entrando en materia, el sonido no es simplemente obvio y deseablemente más grueso, la capacidad de composición se ha expandido exponencialmente y PIG DESTROYER lo está aprovechando al máximo. «The Octagonal Stairway» es esencialmente un guiño a los días primitivos de  sus primeras producciones como, «Explosions in Ward 6» o «Prowler in the Yard» que datan de inicio de siglo. Proporcionándoles creativamente un puente hacia el futuro más ecléctico hacia el que han estado creciendo en los últimos años.  Aún así, ver todas estas pistas en un solo lugar, especialmente desarrolladas por las otras tres pistas experimentales, ciertamente demuestra una banda que parece más o menos hecha tal como la conocemos. Hay momentos en que el equilibrio se ha desplazado definitivamente hacia el Noise sin descuidar el Punk  y los gestos experimentales que marcaron lo que antes había sido un sustrato del sonido de la banda.

Tema a tema «The Octagonal Stairway»

La primera mitad del lanzamiento es una demostración del PIG DESTROYER  al que estamos acostumbrados, a través de una rutina de cambio de tempo que es tan sutil como una pelea de gatos en un tejado a la medianoche. 

En gran parte se compone de singles independientes iniciando con, «The Octagonal Stairway» con un sonido desmesurados que presenta una breve introducción de ruido que rápidamente estalla en riffs maniacos, carnosos y explosiones implacables dirigidas por los feroces gritos de Mr. Hayes, todo bien empaquetado y estrujado; 

«The Cavalry”, aún más agresiva que la anterior y demostrando que la banda se encuentra como la mejor máquina engrasada para intimidar toda la coacción de sus ritmos; 

«Cameraman» explota la sensación de agitar la cabeza hasta desnucarse con un Mr. Hull en las seis cuerdas soberbio, donde la guitarra y la batería bailan frenéticamente uno alrededor del otro en un hermoso caos. Es en esta mitad del EP, en su ecuador, es cuando comienza el estruendo y alboroto en calidad de cortes de tipo lado B, parece hasta un extraño proceso pero tampoco nuevo si somos estrictos. 

El corte «News Channel 6», es PIG DESTROYER en desarrollo y progreso, este primer corte puede ser tildado como un interludio que posee un valor desestimado pero necesario en toda la ejecución de este nuevo EP antes de que los tambores pesados ​​y la electrónica de potencia chirriante se estrellan alrededor de la voz de un presentador de noticias, que saluda a Estados Unidos y luego procede a enumerar cosas terribles como cualquier otro día.

Continuamos con «Head Cage», puro ruido industrial hipnótico que cautivan si se le pone atención, presentando inquietantes grabaciones de palabras habladas, sonidos desvencijados y sofocantes superpuestos con temblorosos zumbidos alienígenas acompañados con un simple ritmo de batería de Mr. Jarvis.

Terminamos con el tema «Sound Walker”, con la colaboración de Igor Cavalera, más algarabía y estrépito de sonidos que llegan a durar once minutos en plan bestia palpitante. La pista pasa a través de grabaciones de palabras habladas intercaladas que se vuelven cada vez más demoníacas y percusiones electrónicas que se construyen a través de ritmos repetitivos en un ritmo industrial que finalmente es reemplazado por una caverna de metal crujiente, ecos de otro mundo e inmensos pulsos eléctricos y por ahi enmedio de todo está el artista brasileño invitado. Para dejarnos con la boca abierta intentando discernir lo escuchado que nos deja vislumbrados.

Conclusiones

Algunos se sentirán decepcionados de que las anteriores exhibiciones de la banda con el experimentalismo y los toques de progresivo que se esparcieron sobre el Grindcore de la banda, sean notables en este disco se siente como una validación de esa estocada diferente que podría llamársele evolución. No es que el grupo fuera malo alguna vez, pero de alguna manera parecía que su lugar en la frontera del género se estaba cediendo a otros grupos por su perspectiva creativa. Tener una banda como PIG DESTROYER que se siente tan refrescantemente moderna e impredecible es algo tremendamente emocionante en estos tiempos de revival.

«The Octagonal Stairway» muestra una banda que nunca duda en probar cosas nuevas y al mismo tiempo continúa pateando traseros en lo que mejor saben hacer. Parece ser un lanzamiento provisional diseñado para ayudar a los conocedores y  no conocedores de la banda, de lo que será su próximo álbum de larga duración. Cualquiera que sea el caso, es una ráfaga sólida de rutina y ruido que atraviesa los diversos estilos que PIG DESTROYER ha llegado a abarcar a lo largo de todos sus años de existencia. Es probable que  continúen con el esperado ataque en línea rítmica que nos han dado siempre, pero ya sea que PIG DESTROYER de hoy en día estemos seguros que suena como si estuvieran escribiendo y actuando con convicción y pasión de una banda en ascensión y aceptación.

Reseña de Pepe Cortez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here