Review de BEHEMOTH – “I Loved You at Your Darkest”

8.0 Muy Bueno

No es su mejor disco, ni pretende serlo, pero tiene suficiente contenido en canciones y arte en general para llevar a la banda al siguiente nivel manteniéndose bastante firme en el suelo que pisan y que han ganado con su trayectoria.

  • Voces 8
  • Producción 8
  • Base Instrumental 8
  • Composición 8
  • User Ratings (1 Votes) 9.9

Arrancamos la semana con potencia reseñando el último trabajo de los
polacos BEHEMOTH que continúan con su blasfema línea en “I Loved You At Your Darkest”

Por suerte o eventualidad el metal siempre ha
sido música de blasfemos, paganos y satanistas. Desde su inicio, fue
esencialmente una colisión de la continuación lógica de los géneros de Metal ya
existentes, pero en direcciones mucho más duras y disonantes, así como una
reacción al estado del mundo en general. Fue un enjambre de, entre otros, los
que odiaban a la iglesia, la música de los jóvenes excesivamente enérgicos que
han encontrado que los sonidos de ruptura y diabólicos del Black y el Death
Metal son un contrapeso perfecto para el mundo de la religión, melodías
demasiado desagradables, estériles y poco variantes, junto con sus múltiples
restricciones morales. Fue una ola de ira, frustración y creatividad impulsada
por la adrenalina que perdura hasta el día de hoy.

CONOCEMOS MEJOR A BEHEMOTH

En este punto, BEHEMOTH puede haberse
convertido en un antídoto del rock y el metal cristianos, y todo lo que el
Black Metal no estaba como preámbulo. El ataque contra el cristianismo y
la distorsión de su mitología se ha convertido en su principal identidad,
mientras que el hambre por la crudeza como principal fuerza impulsora se ha
dejado de lado. Ahora el movimiento está adaptado y profesionalmente elaborado.
Y si bien el hecho de que la blasfemia siempre ha sido parte de los valores
centrales del género, puede percibirse como perdonable, todo se siente como un
llamado a la mayor cantidad de seguidores posibles. Los polacos son músicos
profesionales y matemáticos musicales capaces de calcular una melodía de metal
perfecta. En realidad, no les importa el concepto y tampoco lo usan como un
truco, sino que lo hacen porque eso es lo que siempre han estado haciendo. Son
maestros de su oficio. Les das un guion y te construirán una imagen para todas
las edades. Son instrumentalmente impecables e instantáneamente memorables.

behemoth

Desde que BEHEMOTH comenzó a
principios de los años 90´S, el líder Adam Nergal Darski, en
guitarra y voces, y sus co-conspiradores han cambiado significativamente de
rumbo unas cuantas veces. Después del Black Metal atmosférico de los dos
primeros álbumes, el baterista Zbigniew Robert Prominski, tomo el seudónimo
de Inferno se unió al redil en 1997, marcando un giro hacia un sonido
más influido por el Death Metal. En “Satanica” de 1999,
la compostura y apariencia se volvieron dominantes, principalmente en sus
decisiones de acordes y una devoción eterna al misticismo y la teatralidad
pintada de cadáveres. En los años siguientes, refinaron una combinación
altamente identificable de riffs melódicos y gruñidos sobre la gloria de
Satanás y la magia ritual. Después del lanzamiento de “Demigod” en
2004, el grupo consolidó su trío principal con Orion, cuyo
nombre es Tomasz Wróblewski en el bajo y comenzó a cosechar
las recompensas de una extensa gira internacional, una trayectoria que los
llevó a través de lanzamientos como “The Apostasy”, 2007
“Evangelion” en 2009. Pero después de que Mr.
Nergal se alejó para ganar una batalla contra la leucemia, la banda tomó un
intrigante desvío con “The Satanist” de 2014. Ese álbum,
ampliamente aclamado, se basó en la producción de metal moderno que había
definido los mayores éxitos de BEHEMOTH hasta la fecha al
tiempo que exhibía una composición de canciones más atractiva y accesible que
nunca.

BEHEMOTH – “I
Loved You at Your Darkest” en detalle

Posteriormente de revisar su discografía en donde
habiendo establecido una nueva dirección, viene el interés de que puede
proceder después de tanta inspiración. La respuesta ha llegado en la forma de “I
Loved You at Your Darkest”,
un álbum con una especie de sonido
desequilibrado que contrasta con la concisión y la franqueza que la banda optó
en el pasado. En el comunicado de prensa adjunto, Mr. Nergal
explica: “Este nombre es extra-blasfemo ya que es una cita directa de
Jesucristo”
.

Eso funcionaría, tal vez, excepto que probablemente no
se molestó en tratar de buscar el versículo en cuestión porque no está en la
Biblia y definitivamente no se atribuye directamente al Hijo de Dios. 

Una cosa que definitivamente no ha cambiado es el tema
lírico. Es probable que la sensación y afecto dependan de si creer en un
enfoque continuo o en no dejar que un punto de vista no placentero sea
coherente o depresivamente para que esta producción le falte creatividad. Por
un lado, es completamente comprensible que Mr. Nergal   tenga
una enorme fuente de furia por la Iglesia católica debido a su dominio en la
vida y la política polacas y los problemas legales que ha enfrentado por sus
“diabluras” en el escenario, como el desgarro de una biblia en
el escenario en 2007 o el uso del escudo de armas polaco en una camiseta del
grupo en 2017. Por eso, burlarse de la cruz y amenazar a Jesús con
violencia adicional definitivamente se vuelve un poco reiterante o insistente
después de todos estos años.

Este 11º álbum, “I Loved You At Your Darkest”,
tiene
un montón de grandes expectativas alrededor. Ser el sucesor de un
álbum tan exitoso como fue ” The Satanist” nunca iba
a ser una tarea fácil, y dada la brecha de cuatro años desde su último
lanzamiento, la presión que tenía la banda es alta. Pero si cualquier banda es
capaz de hacerlo, BEHEMOTH podría. Así que mis expectativas
para este álbum se basaron en lo que la banda había entregado en el disco
anterior y lo que pensé que iba a ser la progresión natural de la banda. 
Estas ideas preconcebidas las archive ya que no es una continuación
de “The Satanist”, ni es un crecimiento lineal, sino un álbum
que es lo suficientemente único como para mantenerse firme por sí
solo.  Con un título que suena diferente a lo que nos han
dado ya es un riesgo. El oyente fanático se llevarán una gran
sorpresa. Estamos ante un paso más abajo del infierno en su sonido que nos
tienen habituados, pero es una distancia de centímetros, no de kilómetros. Las
distancias son más bien cortas en cualidades y condiciones.

El uso de este álbum de elementos orquestales funciona
a la perfección y nunca se siente exagerado o no tienen importancia. Además, la
guitarra líder es más frecuente en este álbum de lo que se esperaba
originalmente. La mayoría de las canciones tienen un hermoso momento de
guitarra principal, ya sea un solo o un breve pasaje. Estas piezas realmente
mejoran algunas de las áreas más oscuras que aparecen a lo largo, pero también
ayudan a resaltar momentos climáticos específicos. Sin embargo, la percusión se
coloca a veces muy alto en la mezcla. Esto definitivamente no será un problema
en un sentido en su directo encima de un escenario, ya que cualquiera que haya
visto a BEHEMOTH en vivo sabemos cuán fuerte y catártico es el
sonido de la batería, pero parece que resta valor al sonido en ciertos puntos
cuando las capas de sonido permiten que su intervención sea más potente a los
otros instrumentos o las voces. Esto es solo un defecto menor, en el esquema
del álbum donde la mayoría de las capas son bastante equilibradas, incluso
cuando se equilibran partes grabadas por una orquesta. Y vocalmente, Mr.
Nergal
 solo ha mejorado drásticamente con el paso de los años. Como se
mencionó anteriormente, la entrega de las letras en este álbum solo puede ser
realizada por alguien que tenga el interés y la inversión en el tema que él
tiene o el significado se perdería. Con la mayoría de las letras enfocadas en
los sentimientos antirreligiosos, la sibilante venenosa de “El Lider”
proporciona el recipiente perfecto para transmitir el mensaje. “I
Loved You At Your Darkest”
, mantiene bien el equilibrio en la
dirección del lado melódico de su sonido. Las apariciones de coros de adultos y
de niños, a partir de la breve canción introductoria del álbum, y una orquesta
polaca de 17 miembros, organizada por Jan Stoklosa y diseñada
por Tomasz Budkiewicz, que proporcionan un paladar sónico
épico y algunas dinámicas intrigantes.

Su producción se hizo en Polonia y Estados Unidos. Fue
producido por los propios miembros de la banda, con la coproducción de Daniel
Bergstrand
 que ha trabajado para MESHUGGAH IN
FLAMES
; la mezcla la hizo Matt Hyde que ha
intervenido con SLAYER CHILDREN OF BODOM y
la masterización estuvo a cargo de Tom Baker que ha dejado su
huella en bandas como NINE INCH NAILS MARILYN MANSON

La pista de apertura, ” Solve”, resuelve
inmediatamente cualquier expectativa preconcebida que el oyente pueda tener,
con un coro de niños vocalizando las líneas por un minuto antes de que los
instrumentos pesados ​​entren en juego y el coro se desvanezca en el fondo. Es
una herramienta eficaz que hace brillar esta pista introductoria de dos
minutos;

el siguiente tema ” Wolves Of Siberia”,
demuestra una simpleza agradable a través de la mayoría de sus viciosos ataques
de tres minutos con un arreglo que se basa en un riff de versos directo una
pista que refleja a BEHEMOTH como una banda que, a través de
su implacable agresión, hace que el contenido lírico realmente deslumbre;

God = Dog”  debe su título a la observación
no-exactamente original de que “Dios”(God) es “perro” (Dog)
escrito al revés, con referencia específica a una línea del “El
Libro de la Ley”
 de Aleister Crowley ,fue la primera
canción del álbum lanzada como single, la batería y los riffs de guitarra son
sinónimos de lo que la mayoría de la gente consideran el sonido clásico de la
banda, pero la introducción de un canto gregoriano de respaldo y la
reintroducción del coro de niños crean un paisaje sonoro tan vívido para esta
canción, y la pieza de interludio está bellamente diseñado para crear suspenso
antes de su clímax. Lo más impactante es que el video musical de la
canción logra mostrar la tortura gráfica y la mutilación, al mismo tiempo que
se gana la designación de “versión expurgada”; 

“Ecclesia Diabolica Catholica”, sigue de nuevo una fórmula similar, con un riff casi calcado de la anterior, que lleva la canción en su mayor parte, y un excepcional solo de guitarra a media canción, junto con un minuto de otro acústico le dan una variación estupenda. Hay algunos rellenos de batería realmente interesantes que se utilizan para dividir ciertas secciones de la canción, y otra vez tener ese canto gregoriano de respaldo en ciertas partes hacen que sea muy completa, definitivamente una canción que saldrá bien en el escenario;

“Bartzabel”, un canto espeluznante y amplio con un alcance de tipo cinematográfico parece casi ritualista. La línea del canto “Come to me Bartzabel” repite sobre un patrón de batería más lento, casi tribal, y las armonías más suaves ayudan a acentuar esto, pero también proporcionan una plataforma maravillosa para Mr. Nergal y su tono de voz. Es una pista diferente a lo que los fanáticos podrían esperar, pero después de algunas escuchas repetidas, definitivamente pertenece al catálogo de BEHEMOTH, “If Crucifixion Was Not Enough”, regresan los compases de ritmo más rápido y más en el estilo  de costumbre, con notas etéreas, debido a esa guitarra rítmica que trenza  debajo de la agresión de ritmo rápido del resto de instrumentos;

“Angelvs XIII”, puede encajar en gran medida en la plantilla del estilo de Death-Black Metal del grupo, pero eventualmente reduce la intensidad para permitir que el guitarrista, “El Lider”,  desate un solo extendido adecuado para sus ambiciones, siempre acompañado de todo el despliegue del resto de miembros, atención a la caja de la Bateria en esos momentos de dicho solo;

“Sabbath Mater”, tiene algunas de las letras más sombrías del álbum, pero lo que hace que esta canción sea tan fuerte es la entrega venenosa de Mr. Nergal de cada línea. Siempre han sido una banda que ha apuntado al cristianismo a eliminar , y este álbum no es diferente, pero por alguna razón, la profundidad de la forma en que se entregan las letras le dan una ventaja que solo una interpretación vocal como esta podría proporcionar, conjuntada con los coros por supuesto, toda su estructura es fenomenal nuevamente con esa guitarra acompañante que cautiva; “Havohej Pantocrator”, vuelve a bajar el ritmo, por lo que podría considerarse una de las pistas más destacadas del álbum. Artísticamente melódica, pero lleno de la misma dureza por la que se conoce a BEHEMOTH, no hay mucho más que decir sobre esta canción que no sea la que realmente necesita experimentarse al escucharla y disfrutarla; “Rom 58”, realmente agregan un término sensacional y fuerte al álbum, buscan un equilibrio entre los ritmos rápidos de la batería  agresiva y  tradicional como reiteración, junto con la afición recién descubierta por sonidos más accesibles a los nuevos seguidores;

“We Are the Next 1000 Years”, los cambios reales en cuanto a la técnica y la ejecución son bastante mínimos, pero aun así son sorprendentes porque no pierden pizca de su chispa única;

“Coagvla”, última canción con una salida instrumental de no más de dos minutos, que resultan como los créditos de una película exitosa. Este álbum es una obra de arte temáticamente aventurera, pero musicalmente pulsante. Fusiona una gran cantidad de varios trópicos que fluyen en ellos tan libremente que empiezas a preguntarte si BEHEMOTH realmente pasó por alto sus intentos de no sonar como nadie en el género y alrededor de él.

El resultado es una confluencia de elementos que es
innegablemente ambicioso y esporádicamente impresionante, pero que
inevitablemente conduce a sacrificar parte de la inmediatez y el veneno que
históricamente han impulsado el trabajo de los polacos. El álbum en su conjunto
puede parecer innecesariamente abultado y pretencioso en su receptivo tiempo de
ejecución de 46 minutos. Hay una gran cantidad de interesantes ideas musicales
que definitivamente valen la pena escucharlas. Lo primero que se nota inmediatamente
en este álbum es que la calidad de producción se siente muy en bruto, esta
mezcla les da a ciertas canciones una sensación muy cruda. 

Con “I Loved You At your Darkest”, BEHEMOTH aparentemente
ha tomado su sonido y lo ha alterado de manera que rinde homenaje a sus raíces,
refleja sus trabajos recientes y muestra su continuo crecimiento como banda.
Donde la mayoría de las bandas temerían experimentar tanto después de un álbum
tan exitoso, se aferran a su integridad artística y experimental, creando un
álbum que es único, pero sigue siendo un álbum de BEHEMOTH. Estamos
ante una inversión que vale la pena escuchar que realizar ara y proporcionará
una mayor apreciación del sonido y la dirección futura de la banda en
general.

Algunos fans odiarán este disco, se rasgarán las
vestiduras. Afortunadamente, BEHEMOTH probablemente recogerá una ola de
nuevos seguidores para reemplazarlos. La mayoría de las quejas se pueden
presentar bajo “juzgar un libro por su cubierta” de todos modos. No
es su mejor disco, ni pretende serlo, pero tiene suficiente contenido en
canciones y arte en general para llevar a la banda al siguiente nivel
manteniéndose bastante firme en el suelo que pisan y que han ganado con su
trayectoria. Ya sea que sus seguidores los sigan o no, hay una historia
diferente y se reconoce dándoles las gracias por mantener su esencia y
subsistir en este tipo de música extrema.

Síguenos en:

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: