Hoy os proponemos un viaje por el que sin duda es va a ser uno de los lanzamientos del año. Lo nuevo de Revolution Saints “Light in the Dark”

Llevo unos cuantos días sin despegarme de este álbum y me ha costado ponerme a escribir esta reseña ya que no se si seré capaz de estar a la altura de escuchado.

Para los que no conozcan a Revolution Saints nace como un proyecto de Frontiers en 2015 en el que se unen Deen Castronovo (Journey), Jack Blades (Night Ranger, Damn Yankees…) y Doug Aldrich (Whitesnake, DIO…) comandados con la producción y composición de Alessandro Del Vecchio. “Light in the Dark” es su segundo trabajo, puro Hard Rock de la más alta calidad y que hoy recorremos en Rock and Blog.

[the_ad id=»7218″]

Durante la escucha hay muchos sonidos que nos pueden recordar a una u otra cosa. No podía ser de otra manera conociendo a los actores, pero voy a evitar a lo largo de la crítica caer en esas comparaciones ya que el disco tiene entidad suficiente como para ser él mismo.

Revolution Saints – “Light in the Dark” crítica tema a tema

La primera escala de nuestro viaje es “Light in the Dark” pista que da título al álbum y que por sí sola podría justificar ya la existencia del mismo. Es la Nueva York de nuestro periplo musical, impresionante, arrolladora y que te engancha desde la primera visita invitando a quedarse.

Cojemos ahora el autobus y con algo menos de velocidad nos adentramos en la américa más profunda gracias a “Freedom” que nos lleva por caminos de sonidos más pesados, eso sí sin perder la carga melódica y con un solo contundente solo que redondea la canción.

Con “Ride On” nos subimos en un GT 500 y vamos a toda pastilla por las carreteras de la costa oeste, con el techo abierto y cantando a grito pelado. Es un tema muy rápido y cañero que activa todos nuestros sentidos para preparar la siguiente parada.

Ahora es el momento de mirar al lado y agarrar bien fuerte la mano de esa persona especial, porque llega la BALADA y lo escribo con mayúsculas. “I Wouldn’t Change A Thing” es sencillamente impresionante. La sensibilidad de Castronovo en cada palabra, en cada giro, es un espectáculo. Y aquí no elijo ninguna ciudad física en la que parar porque este es un tema que va más allá de todo eso.

Regresamos al plano físico de nuestro viaje para hacer escala en Los Ángeles con “Don’t Surrender” un tema animado con un fantástico riff, coros melódicos y un estribillo muy pegadizo.

Take You Down” es el Chicago de nuestro viaje, un tema que mola, pero no está al nivel de los anteriores

Volvemos a la costa oeste con “The Storm Inside” que a parte de incluir otro fantástico solo del señor Aldridge Aldrich nos ofrece un Hard Rock suave fácil de escuchar.

Un trabajo sobresaliente en todos los sentidos

Ahora cogemos el avión y saltamos al viejo continente para darnos un paseo en góndola con “Can’t Run Away From Love” otra balada llena de sentimiento que no tiene el nivel del cuarto corte, pero que está al nivel de las mejores que se hacen hoy en día.

Ya no nos movemos de Europa en estos últimos temas en los que el sonido es más parecido a lo que se está haciendo últimamente en las bandas de Hard Rock nórdicas. “Running On The Edge” es un claro ejemplo, con una estructura sencilla, pero en que todo encaja a la perfección y que nos hace “mover el culito” y canturrear.

En línea con lo comentado nos toca aterrizar en Estocolmo con “Another Chance” que es otro de mis temas preferidos, con otro riff sencillo pero pegadizo, un Castronovo que de nuevo lo borda y coros que hacen que las líneas vocales rocen la perfección.

Como todas buenas vacaciones, el viaje se está acabando y esta última parada no desmerece lo escuchado hasta ahora. “Falling Apart” es un medio tiempo que roza la balada, con una melodía que crece con el tema y donde de nuevo, guitarras, voces, base rítmica y teclados se mueven en perfecta conjunción.

Conclusiones de nuestra Review de Revolution Saints – “Light in the Dark”

En conclusión estamos ante un disco excepcional en el que la mano de cada uno de sus colaboradores es fundamental. La clase de Blades, la máquina de las seis cuerdas Doug Aldrich a quien le da igual tocar con Coverdale que con Dead Daisies que con DIO, siempre suena a maestro y suena a él. Mención aparte para mi debilidad personal, el señor Castronovo que por fin libera totalmente de sus cadenas y nos puede demostrar hasta dónde llega su talento vocal.

Estoy ansioso por que se publique por fin este trabajo el próximo 13 de octubre y podáis darme o quitarme la razón, pero sinceramente creo que os va a encantar.

Crítica realizada por Oscar Ricoy

6 Comentarios

  1. Qué gran crítica, original, distinta, y que no deja de explicar cómo es el disco, que tiene una pinta acojonante. Deseando que salga para escucharlo.

    • Muchas Gracias!!!! Da gusto cuando las cosas se reciben así. Y respecto al disco… pufff no te va a decepcionar. Es una pasada, lo tiene todo y como decimos otras veces, si este disco sale a finales de los 80 estaría entre los grandes clásico.
      saludos!

  2. Muy buwno,para mi es mejor que el anterior,es mas duro,y Doug aldrich se sale en este disco,siempre me ha gustado mucho,pero en este es una bestia…ees un guitarrista increible

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here