Crónica de Jared James Nichols en Madrid (21/09/2018)

Crónica de Jared James Nichols en la Sala Sound Stage de Madrid, el pasado 21 de septiembre de 2018.

Súper Bolo el que dio Jared
James Nichols
, ese chico “mayor” de apenas treinta años y que deslumbró en
Madrid hace unos años siendo telonero de Glenn Hughes, lleno de Blues, de Rock,
de Hard  Rock, como lo quieras catalogar.
En definitiva, él es Rock, sin etiquetas, natural, sin artificios y mostrando
“un virtuosismo hacia fuera” que
nadie hace. Todos los grandes músicos, sobre todo guitarristas, intentan demostrar
lo bueno que son como muestra de ego y llegando a aburrir un poco a aquel que
no es músico, guitarrista, como ellos. Jared no, él despliega sus armas, las
trasmite y además, consigue conectar con el público.

jared-james-nichols-rock-and-blog-10

Como acompañantes de armas, Gregg Cash, bajista, siempre
sonriendo, fijándose siempre en el disfrute del público y con su arma,
desgastada de tanto trabajo, casi en los pies, y Dennis Holm, batería, un
mostro, no se puede decir otra cosa.

jared-james-nichols-rock-and-blog-8

El concierto comenzó con Last Chance, Don´t Be Scared
y End Of Time, de su último disco
Black Magic. El sonido era magnífico, la caña interesante, ¡qué gorda, nítida y
“sucia” sonaba esa guitarra, los músicos estaban completamente coordinados. Ese
calor que da el Rock, y el estar a treinta grados, jeje, ya empezaba a notarse.
En Don´t Be Scared, una muestra del virtuosismo o de las vaciladas, según os
caigan estas cosas, definir vosotros mismos, Jared aporreaba las cuerdas de su
Epiphone con el cable que la conecta al amplificador.

jared-james-nichols-rock-and-blog-4

Can You Feel It?,
canción ya de las viejas, demostró una base rítmica brutal y que en cualquier
estilo de música, incluso en éste, más íntimo y personal, el jugar con el
público, para que canten con la banda, estas licencias tienen cabida.

Tras un La Grange,
de ZZ Top, buenísimo, siguieron temas de su primer disco, Old Glory & The
Wild Revival, Now Or Never y Haywire, para mí, su mejor canción, un
poderío brutal, de los tres músicos y una melodía fantástica.

jared-james-nichols-rock-and-blog-9

Con Run volvemos
al nuevo disco. Comenzó con un solo así plan balada, para luego desatarse,
tanto, que el rubio guitarrista decidió acabarla tocando abajo, con el público.

jared-james-nichols-rock-and-blog-1

El protagonista decidió descansar, momento en el cual hubo
un solo de bajo, nada estridente ni exagerado, en su sitio. Después, y para
romper y demostrar acercamiento con la gente, Nichols decidió hablar a la
gente, comentando que tras el concierto vería a todo el mundo que quisiera y
que  habría vinilos gratis, sí, gratis, o
algo así quería decir. Para evitar problemas de idiomas, subió a un chaval del
público al escenario para que tradujera esas mismas palabra que él había dicho,
y Jared dijo, y amenazó al pobre “traductor”, en plan broma, de que lo había
dicho mal, y que no podían ser gratis.

jared-james-nichols-rock-and-blog-6

Tras las risas y el descanso retomamos la caña con Honey Forgive Me, el tema más distinto
de los que tiene, con un rollo más popi setentero.

Como sorpresa, Jared invitó a subir al escenario a Toni Martínez, guitarrista que no tenía
el gusto de conocer, y que toca para gente muy ilustre, y por cierto, de un
rollo muy distinto al nuestro, como Gloria Gaynor y Marta Sánchez. Toni
demostró que es un guitarrista magistral, brutal técnicamente, y muy versátil.
Puedo estar equivocado, que seguro, pero, y como decía, este no se ve que sea
su rollo, y se  adaptó de manera
brillante, llevando en ocasiones el peso de los solos y sin amilanarse, ni un
pelo, a la “presión” de los piques a los que le invitaba Nichols. ¡Bravo por
Toni!

jared-james-nichols-rock-and-blog-12

Con Toni en el escenario la banda tocó N.I.B, uno de los míticos himnos de Black Sabbath, donde, y a pesar
de que el protagonismo es para Toni Martínez y Jared James Nichols, los
auténticos mostros de este tema fueron bajista y batería. ¡Guau!, vaya lección
de llevar el peso de un tema, y ¡vaya tema!

jared-james-nichols-rock-and-blog-3

Y con Get Down y
con Funk#49, una versión de James
Gang, dio por terminado el bolo, que retomaron, tras apenas un minuto de
descanso para acabar con un magistral Playin´
For Keeps
, vaya parte jevorra y potente que tiene, y Mississipi Queen, un tema blusero de Mountain.

Jared James Nichols, un “must see” o cita obligada.
Esperemos que hay más ocasiones. Gracias a Etim Producciones por traernos a
gente tan buena y que sin promotores así, no podríamos ver.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: