Crónica de The Magpie Salute en Bilbao (11/11/2018)

Crónica del concierto de  The Magpie Salute, en el Kafe Antzokia de Bilbao el pasado 1 de noviembre de 2018

Mucha expectación había en el kafe  Antzokia para ver y disfrutar de la banda  The Magpie Salute, los americanos se presentaban con su primer disco bajo esta formación titulado “High Water I”.

Después de que por razones de horario se suspendiera la actuación de los teloneros, dado que los Magpie Salute tenían programada su actuación sobre las 7’30 de la tarde y habiendo tocado  la noche anterior en París, y su desplazamiento por carretera hasta Bilbao, hacía imposible realizar la prueba de sonido, el telonero lo pago y los Magpie desarrollaron 2 horas de actuación  para compensar.

Con la sala prácticamente llena a pesar del temporal, casi puntuales The Magpie Salute salían a escena, la formación cuenta con tres miembros del mítico grupo The  Black Crowes, los guitarristas  Rich Robinson, y Marc Ford  y el bajista  Sven  Pipien, que a su vez se hacían acompañar por el cantante  John  Hogg, el teclista Matt  Slocum y el batería Joe Magistro, estos 2 ultimos ya acompañaban en sus proyectos en solitario a Rich Robinson.

La primera en sonar era la canción que da el título al disco “High Water” un tema para comenzar  a nuestro juicio pobre, con falta de espíritu, bueno será el primero, así nos decíamos, ya veremos que pasa,el segundo tema fue “Walk on Water” casi en la misma línea que el primero sin chispa con mucha guitarra acústica y mucho sonido psicodélico que aportaba poco,a lo que el público venía o creía que venia a ver,  fue con el tercer tema cuando la cosa empezó a sonar como se esperaba un sonido más sureño y un poco de electricidad en esa guitarras el tema era “Omission” un cover  de Hookah Brown,le siguió el tema “Ford the Wind” tema conceptual muy marcado por los sonidos antiguos con voces de Rick Robinson y toque de pandereta  y maracas del cantante John Hogg, y donde cabe destacar tanto el gran punteo que se hizo Rich Robinson en la primera parte del tema que nos llevó a un gran solo del teclista Matt Slocum, que remató Marc Ford con otro buen solo en la segunda parte del tema,  convirtiendo al mismo en posiblemente el mejor tema de la noche.

A continuación sonó el tema “War drums” canción al estilo de los clásicos setenteros, con buenos punteos a cargo de Marc y Rich. El siguiente fue un tema de Neil Young titulado “Big time” canción cantada por Rich Robinson, en la que el cantante John Hogg tocaba la guitarra acústica, tema lentito y sin mucha garra,solo aplaudieron los de adelante. Eso también pasó con el siguiente tema “The Vulture” muy elaborado pero con falta de chispa.

“I know you” es un tema con un poco más de ritmo que es cantada al unísono  por John Hogg y Rich Robinson, tema con el que la banda se retiraron a descansar unos 5 minutos. ¿Para salir con más fuerza?, pues no, no fue así se hicieron un set de 3 temas acústicos, en los que participaron Marc Ford, John hogg y Rich robinson con no mucho más interés por parte del respetable, al cual los más fans de la banda mandaban callar para escuchar el tenue voz y sonido acústico que estaban desarrollando. Estos temas fueron “Sister moon”, “Girl from the North Vountry” y “Lay it all on me”.

Pasada la trilogía acústica, volvieron a la sección eléctrica ya con toda la banda, con el tema de The Allman Brothers  “Dream”. Cabe destacar en todo el concierto el trabajo del bajista Sven Pipien, que da un toque realmente interesante al conjunto. A continuación se escuchó “Take it all”, canción de corte más sureño y rocanrolero, que parecía que subía un poco el ambiente de la sala. “Old Lady Sunrise” fue la siguiente, compusta por Marc Ford, nos ofrece un tema bueno, pausado y con un sonido más pesado. Llegaba el turno para una versión de “Velvet Underground” que sono a continuación “Oh sweet nuthin”, tranquilito como el siguiente “Can you see” ambos  cantados por Rich Robinson.

Después llegarían 3 temas de black Crowes con los que algunos exclamaban por fin. Pero nada más lejos de la realidad. Escogieron 3 temas un poco mas potentes, pero no los mejores, con buenos punteos como cabía de esperar de estos 2 grandes guitarristas, los temas  fueron “Sunflower” “One mirror too mary” y “Horsehead”con los que dejaron al público un poco más contento, aunque tampoco demasiado. Elegirían para cerrar el set el tema “Send me an omen” en la misma línea que los tres anteriores, y con esto después de 20 temas y 2 horas de actuación se despidieron los Magpie Salute de la escena.

Resumiendo un poco, diremos que es indiscutible la calidad y maestría de estos músicos de reconocido talento sobre todo con el mítico grupazo que eran Black Crowes, pero esto que hacen the Magpie Salute está bastante lejos de esa realidad, es posible que ofrezcan conciertos de mucho nivel en algún sitio porque repertorio tienen, y calidad también, pero aquí en Bilbao no se dio el caso, la cosa para nuestro humilde entender quedo muy descafeinada y sin la chispa necesaria como para meternos en el concierto, el sonido no estuvo mal y el público, yo creo que venía a ver  otra cosa, igual mas el espíritu de Black Crowes con lo cual quedó un poco decepcionado con lo visto y vivido en este concierto.

Texto  y Fotos : Nando blackmore.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: