Hoy nos remontamos a los gloriosos años 80 del pasado siglo para revisitar este «Altars Of Madness: Ultimate Edition» de MORBID ANGEL gracias a una nueva reedición

Si «Reign In Blood» de SLAYER, es la joya del Thrash Metal, me atrevo a decir que «Altars Of Madness » de MORBID ANGEL, es la del Death Metal. A lo mejor me pillo los dedos, pero el dolor vale la pena. Posee todo el impacto que se espera de una producción, desde su portada, música, letra y artistas, todo es genial y perfecto. Además de atemporal, rozando la eternidad. Considerado por muchos como un hito decisivo en el género, fue lanzado por primera vez en mil novecientos ochenta y nueve, y todavía es reverenciado por la mayoría de los fans del Death Metal.

Este próximo mes de mayo, a finales para ser exacto, la mítica discográfica EARACHE difundirá «Altars Of Madness: Ultimate Edition» de otra inverosímil banda estadounidense MORBID ANGEL que tiene tantos seguidores como detractores en la actualidad, pero que sin dudarlo con este primer álbum de su carrera fue un total éxito. Esta publicación encuadra el disco clásico que se ha recreado utilizando una masterización con un rango dinámico completo que parte de las cintas de los masters originales, para darnos una experiencia de audio más agresiva y dinámica. Y como acicate o estímulo el disco «Juvenilia», que es la grabación del concierto en el Rock City de la ciudad de Nottingham en el lejano noviembre del año de mil novecientos ochenta y nueve durante la increíble gira llamada «Grindcrusher», junto a las bandas emergentes de ese momento: NAPALM DEATH, CARCASS y BOLT THROWER, ¡¡¡menudo tour!!!

El concierto será la primera vez que esté disponible en audio, ya lo estuvo en video en el año de dos mil seis, en otra presentación del «Altars Of Madness» en donde se puede observar el aspecto crudo, descarnado y riguroso de lo que eran los conciertos en esos días.

Además de cumplir con la secuencia alfabética de sus álbumes que había quedado abandonada sin un disco que inicia con la letra «J».

Este «Altars Of madness: Ultimate Edition» incluirá también un nuevo artwork creado este año, así como el bonus track del track «Lord Of All Fevers & Plague», con el rango dinámico completo por primera vez.

La formación de MORBID ANGEL era espectacular en esos días, con David Vincent en el bajo y las voces, Trey Azagthoth en la guitarra – único miembro que permanece en la actualidad en la banda-, Richard Brunelle, en la otra guitarra – que falleció en septiembre del año pasado a la edad de cincuenta y cinco años- y mi compatriota Pete Sandoval en la batería. El disco se grabó y mixeo en los legendarios MORRISOUND RECORDS de la ciudad de Tampa, Florida por Tom Morris y se catalogó en el MOSH 11102 CD de EARACHE, con la magistral portada-efigie de DAN Seagrave, que ha dado tantos trabajos de calidad para muchas otras bandas en todo este tiempo.

La producción tenía un bajo presupuesto, que al final fue realmente algo bueno. Tiene un sonido muy crudo y esto era superlativo para esa época. Esa es una gran ventaja del álbum, es muy malvado. Causa de esto es el vocalista, Mr. Vincent, que impregnaba una gran parte de la perversidad y depravación de MORBID ANGEL, su actuación en este álbum es espléndida, con gruñidos profundos y torturados, hace un trabajo tan bueno que te asusta.  Sus letras son impresionantes con mucha vileza e iniquidad con un poco de lenguaje sumerio de ayuda, perversidad integra.  La banda estadounidense es probablemente una de las bandas más grandes y famosas del género Death metal, sus ventas de álbumes les dieron fama y un cierto éxito comercial, recordamos que como la mayoría provienen del underground. El álbum es apreciado por muchos fanáticos del Metal Extremo. Este es su debut completo, una escucha agradable, que sin duda fue un álbum clave en la historia de Death Metal  a finales del siglo pasado.

En su historial de álbumes lograron un estatus de culto absoluto y junto al respeto de otras bandas y músicos amantes del sonido extremo. Coordinada y constituida por un diestro de la guitarra Mr. Azagthoth, la banda nace en el año de mil novecientos ochenta y cuatro y casi sin quererlo se afianzó cierto renombre junto a otras bandas que surgieron y se catalogan ahora como leyendas del Death Metal como DEATH y OBITUARY. En mil novecientos ochenta y siete, intentaron lanzar su primer álbum «Abominations Of Desolation» al mercado, pero a su fundador no le gustó el resultado. Así que se inventaron un nuevo álbum, que debería causar una mejor sensación: «Altars Of Madness», un ingenioso cóctel de Música Extrema.

La mezcla con sonidos Black o Thrash Metal no era inusual en los comienzos del Death Metal y se demuestra en este disco, MORBID ANGEL sonaba y todavía suena muy emancipado y liberado, por sus canciones ajustadas estructuralmente en acordes imparciales y si surge un tipo de apatía el acompañamiento de sus textos con letras poco habituales en contra de algunos principios religiosos terminaba de bordar un disco menospreciado y alabado a la misma vez.

Las canciones de «Altars Of Madness: Ultimate Edition», vienen en dos discos, el primero es «Altars Of Madness» en edición rango dinámico, el disco 1, comienza con «Immortal Rites», comienzo único de guitarras invertidas, genial desde el inicio, un golpe en la mesa nunca mejor dado, ritmos y acordes con una presencia aniquiladora de parte de MORBID ANGEL, «Suffocation», desembocado totalmente Mr. Sandoval tras la batería, creó escuela con su distintiva manera de tocar,  un mini solo de bajo de Mr. Vincent, en medio de una pausa intermedia, le da calidad al track insuperable;

«Visions From The Dark Side», riffs melódicos a tropel de un hervidero de notas que se liberan cuando se entonan a compases maléficos, la terminación con el solo de Mr. Brunelle es espléndido;

«Maze Of Torment», un himno en toda regla de la banda y que es la muestra clara de lo que  quiere presentar: armonías cadentes con una fortaleza de la peor inspiración infernal que se había escuchado hasta ese momento, casi se puede alzar el vuelo con estas alas de murciélago que nos dan sus compases;

«Lord Of All Fevers & Plague», con palabras que por momentos parecen desconocidas, pero con sinónimo de discrepancia y esa pausa en sus acordes, causan un deseo de apañarse a cualquier cosa antes de ser llevados de paso por toda la fuerza sónica que desencadena;

«Chapel Of Ghouls», mi favorita para la eternidad, contundencia en sus acordes por sus riffs sólidos y su lírica desafiante para todo lo habitual, podemos llamarle religión, por ejemplo, lo reiterativo en sus consonancias la hacen singular e inmejorable;

«Bleed For The Devil», pura resistencia y potencia, para no dejar de transpirar en un despliegue de tonos que se atavía de unos solos de guitarra bien compuestos;

«Damnation», otra que puede definir el sonido MORBID ANGEL: Death Metal contendiente, pendenciero y blasfemo, persevera en un tiempo perfecto de entrega de las consonancias de las notas musicales;

«Blasphemy», con unos disparos de introducción dan rienda suelta a la irreverencia y el vituperio hecho música extrema, otro himno de la banda sin duda alguna;

«Evil Spells», sin quitar el pie del acelerador llegamos al último corte que se puede interpretar como un «hemos llegado, nos quedamos y asolamos todo», un track con todas las propiedades y singularidades del álbum, inconfundiblemente para ganar notoriedad y renombre, esa escala junto a los bombos finales retumba con mucha fuerza hasta nuestros días y los que vienen. 

El disco 2, es «Juvenilia», versión sólida pero no perfecta, por su calidad del concierto mal mezclado, que no importa si la experiencia en sí es buena. La voluntad de dejar que el esfuerzo de la banda hable por sí mismo permite que no exista un divorcio total y más bien sea entrañable. Se destaca fundamental y básicamente el contexto del directo visceral de todos los instrumentos y los artistas que desencadenan una renuncia de imprudencia absoluta, ganando profundidad casi extra dimensional. EARACHE y MORBID ANGEL lo saben, demostrable por el número limitado de copias y formatos que serán distribuidos para su adquisición, de un producto que se percibe bastante desecado y extenuado debido a los impedimentos del equipo utilizado para capturarlo. Como hecho histórico ver sangrar los brazos de ambos guitarristas mientras interpretan y ver como se acercan los asistentes y se quedan extrañados es muy sugestivo del espectáculo vivido. El listado de canciones es casi el mismo orden del disco de estudio.

  • «Immortal Rites»
  • » Suffocation»
  • «Visions From The Dark Side»
  • «Maze Of Torment»
  • «Chapel Of Ghouls»
  • «Guitar Solo»
  • «Bleed For The Devil»  – la anécdota de ver un asistente que en el momento de saltar del escenario le desconecta el bajo a Mr. Vincent y este rápidamente lo vuelve a conectar y todo continúa como si nada-
  • » Damnation»
  • «Blasphemy»
  • «Lord Of All Fevers & Plague»
  • «Evil Spells»

El triunfo en este álbum es muy probablemente la actuación altamente técnica y sobresaliente de los músicos. Tengo la primera edición en mi casa y también  la versión relanzada junto con el vídeo del concierto, pero los remezclas no son realmente tan diferentes que las originales y si me hecho con este porque soy un fanático de ellos y de este disco en especial. Todo el disco es brillante, en todo momento, sin abandonos y sin rellenos innecesarios, era el surgir de una banda de gran calibre como las que surgieron de esa época.

«Altars Of Madness», ya estaba emocionando a las masas en ese momento, aunque nunca se había manifestado una banda con tanta brutalidad, por lo que es recomendable para todos los extraños y recién llegados al género del Death Metal.

Con respecto a «Juvenilia», la satisfacción por completar el orden alfabético de producciones a la que faltaba el álbum con la letra «J» queda pigmentada por el momento de su lanzamiento. Marca la llegada tan lejos de la banda que no vive de un solo disco sino por los actos que se comprenden después de encabezar Festivales y Giras Mundiales desde el siglo pasado. MORBID ANGEL tiene una discografía madura, una batería de buenas canciones de todas sus épocas, incluyendo la de «Illud Divinum Insanus» que para mí es la más desastrosa. Esta nueva divulgación sólo se puede tomar como un recordatorio de los años más ilustres de MORBID ANGEL, y no se puede culpar a la banda o al sello por suspirar y desear esos días de Gloria en la confusa coyuntura de su realidad. Estamos ante un intento encarecido de contentar a sus fervientes seguidores, que se disgustaron con su álbum «I», reconfortarse un poco con su álbum «K», «Kingdoms Disdained». Pero, en cualquier caso, lo tenemos entre nosotros y cualquiera que sea la calidad y alusión de «J» es un recuerdo de los días de pavoneos y alardes donde se erigieron como un pilar que se tornará inestable, con algún respiro para no ahogarse completamente, pero la reparación de su legado en su conjunto solicitará una restauración mucho más completa e integro y no sabremos si alcanzar el tiempo o las letras del abecedario.

MORBID ANGEL simplemente encarna un cierto espíritu que es difícil de describir: crueldad, inmoralidad, depravación y malicia en conjunto. Por eso exhumar o revocar este disco le da ese espíritu Inmortal que le acompañara perpetuamente.

P.D.: en los agradecimientos del disco escribían:

         «This album is dedicated to the Underground and all Speed, Death, Black Metal fans everywhere»

            que Grandes son!!!

Reseña de Pepe Cortez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here