La verdad sobre Ozzy Osbourne y el incidente del murciélago

spot_img
spot_img
spot_img

Te contamos los detalles que no conocías sobre Ozzy Osbourne y el incidente del murciélago mordedor

Más de 40 años después de uno de los momentos más controvertidos del metal, la gente sigue preguntándose: «¿Por qué Ozzy Osbourne mordió la cabeza de un murciélago?». Resulta que hay una versión de la historia que probablemente no hayas oído nunca y que explica exactamente por qué se lanzó un murciélago al escenario en aquel nefasto concierto de Ozzy Osbourne. Hoy de ala mano de LOUDWIRE.COM te ofrecemos las respuestas a las siguientes preguntas:

«¿Quién lanzó realmente el murciélago al escenario?».
«¿Por qué el murciélago no salió volando una vez lanzado?
«¿Cómo consiguió un fan de Ozzy Osbourne colar un murciélago vivo entre los miembros de seguridad y el recinto?».

Pero antes os ponemos en antecedentes por si hay algún despistado que no recuerda la historia.

El tristemente célebre concierto del murciélago tuvo lugar en el Veterans Memorial Auditorium de Des Moines, Iowa, que ahora se llama Community Choice Credit Union Convention Center. Fue el 20 de enero de 1982, durante la gira Diary of a Madman de Ozzy, pocas semanas antes de que el guitarrista Randy Rhoads muriera en un terrible accidente de avión.

Ozzy Osbourne ha explicado su versión de la historia muchas, muchas veces. Creyó que un fan había lanzado un murciélago de goma falso al escenario, y no fue hasta que mordisqueó el mamífero volador cuando se dio cuenta de que era real. Ozzy afirma incluso que sintió cómo el murciélago se retorcía en su boca al morderle el cuello.

«En mis conciertos hay mucha gente rara, es rock and roll», dijo Ozzy a David Letterman en 1982. «Alguien tiró un murciélago al escenario y pensé que era uno de esos murciélagos de juguete, así que lo cogí, le mordí la cabeza y de repente todo el mundo se asustó… Puedo asegurar que las vacunas contra la rabia que me pusieron después no son divertidas».

Ozzy fue trasladado de urgencia al Broadlawns Medical Center después del concierto y, según el Des Moines Register, que se puso al día con Ozzy en 2001, el músico tuvo que someterse a tres semanas de vacunas contra la rabia en la carretera. «Cada noche durante el resto de la gira tuve que buscar un médico y ponerme más vacunas contra la rabia: Una en cada nalga, una en cada muslo, una en cada brazo», dijo Ozzy. «Cada una dolía como un cabrón».

Pam Culver era la enfermera supervisora de guardia aquella noche en que Ozzy tocó en Des Moines. Aunque Culver no atendió ella misma a Ozzy, afirma que, cuando la noticia de la mordedura del murciélago empezó a extenderse por todo el país, recibió llamadas de Inglaterra, Canadá y de todo Estados Unidos (probablemente de periodistas) sobre el incidente.

«Durante una semana, ese fue probablemente el 50% de mi trabajo», dijo Culver. «La gente quería saber cuánto costaba hacerlo, y si dolía, y cuántas inyecciones había que ponerle, y qué parte del cuerpo había que atacar».

En octubre de 1982, los directores del auditorio modificaron oficialmente sus normas «para prohibir a los concertistas utilizar, presentar o de cualquier forma hacer que animales vivos formaran parte de un programa en el Vets sin el consentimiento de la dirección.» Curiosamente, cuando Ozzy volvió al recinto de Iowa en 2007, la leyenda del metal escribió «No más murciélagos». Con amor, Ozzy Osbourne», en un cartel que había allí.

Unos seis meses después de que Ozzy hablara del incidente en Letterman, hizo una aparición ya clásica en el programa Night Flight de USA Network. Tras repetir su frase del «murciélago de goma», Ozzy dio algunos detalles más íntimos de lo que vivió aquella fría noche de enero.

«El sabor de los murciélagos es muy salado», explicó Ozzy. «Sabe a sal». Cuando el presentador le preguntó si sabía a otra cosa, Ozzy respondió: «Bueno, sí, pero no puedo decirlo en directo, ¿verdad?».

Sin embargo, no le hagas esa pregunta a Ozzy en 2023. En una de sus entrevistas más recientes con Billboard, Ozzy mencionó «¿A qué saben los murciélagos?» como su pregunta menos favorita para una entrevista.

Para los fans acérrimos de Ozzy Osbourne, o incluso para los metaleros ocasionales, los detalles básicos de la historia del murciélago mordedor son bien conocidos y se han difundido por todas partes como piezas icónicas del folclore del siglo XX. Pero las preguntas que nunca parecen plantearse son:

¿Quién lanzó realmente el murciélago al escenario?

Según el Des Moines Register, el lanzador del murciélago se reveló en 1982, el mismo año en que se celebró el concierto. ¿El nombre del hombre? Mark Neal.

Neal tenía 17 años cuando lanzó el murciélago al escenario aquella noche. Era algo que había planeado hacer, e incluso se lo había contado a sus amigos íntimos antes de embarcarse hacia el concierto de Ozzy Osbourne.

«Antes del concierto le dijimos a todo el mundo que íbamos a llevar un murciélago», reveló Carmen Martin-Kelly, amiga de Neal. «Fuera como fuera, íbamos a conseguirlo y a lanzar el murciélago al escenario. Trajimos a un montón de amigos que solían sentarse juntos en la sección 22, así que cuando Mark se dirigía hacia el escenario, le dije que esperara unos minutos para que yo pudiera subir y decirles a todos que Mark se estaba preparando para lanzar el murciélago al escenario».

El propio Mark Neal añadió: «Nos pusimos justo delante, justo delante de Rudy Sarzo, el bajista. Lancé [el murciélago] al escenario y aterrizó delante de él. Lo miró un par de veces e indicó a Ozzy que se acercara. Ozzy se acercó, lo cogió y el resto es historia».

¿Por qué el murciélago no salió volando una vez lanzado?

La respuesta es sencilla: porque el murciélago estaba muerto. Aunque Ozzy Osbourne creía haber sentido el murciélago retorcerse en su boca, la criatura llevaba mucho tiempo muerta cuando fue introducida de contrabando en el espectáculo.

Según el Des Moines Register, dos semanas antes del concierto de Ozzy, el hermano pequeño de Neal volvió un día del colegio con el murciélago. Pensaba quedárselo como mascota, pero el murciélago no duró mucho y murió. (Un artículo posterior del Des Moines Register afirma que el murciélago ya estaba muerto cuando el hermano de Neal lo encontró). Neal dice que sus amigos le convencieron para que metiera el cadáver del murciélago en su congelador, lo guardara para el concierto de Ozzy y se lo lanzara al loco del metal en vivo y en directo.

Así, cuando el murciélago fue lanzado a través del cielo nocturno y aterrizó en el escenario ante los pies de Rudy Sarzo, no salió volando ni se movió porque llevaba dos semanas muerto, medio podrido y descongelado.

«Si el murciélago estuviera vivo, seguro que no se habría quedado ahí tirado en el escenario», dijo Martin-Kelly. «Al día siguiente, todo el mundo preguntaba por el murciélago vivo del concierto de Ozzy. Les aseguro que no hicimos daño a ningún animal. Estaba definitivamente muerto cuando lo trajimos».

¿Cómo hizo un fan de Ozzy Osbourne para colar un murciélago vivo entre la seguridad y el recinto?

Neal afirma que los mismos amigos que le convencieron para que metiera el murciélago en el congelador también le sugirieron que metiera los restos del murciélago en una bolsa y los colara en el espectáculo dentro de su abrigo. No estamos seguros de lo laxa que era la seguridad en el Iowa de los años 80, pero al parecer se podía colar un animal muerto en el recinto sin ningún problema.

«Realmente me asustó», dijo Neal a un periodista del Des Moines Register en 1982. «No me meteré en problemas por admitirlo, ¿verdad?».

[td_block_14 limit="6" category_id="_related_tag" custom_title="Otras noticias de Rock y Metal relacionadas" block_template_id="td_block_template_14"]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí