Hoy tenemos reseña de otro discazo para los amantes del Hard Rock y AOR. Os presentamos nuestra review de FM «Atomic Generation»

Que levante la mano quién no conozca a FM, unos de los abanderados del AOR, ese grupo que con su disco Indiscreet cautivaron las orejas, y los corazones, de todos, y que a partir de ahí, y a pesar de su parón, siempre están en la banda sonora de nuestras vidas.

[the_ad id=»7218″]

No veo manos levantadas. Jeje, ya decía yo, todo el mundo los conoce, no podía ser de otra manera.

FM es una banda sin presentación, su bagaje, su experiencia, y calidad, les basta.

Tres años después de Heroes & Villains, su último disco, hasta ahora, original, se presentan con Atomic Generation, un disco en el que demuestran, y nos dan una lección de lo que es el Rock Melódico, y de que los ochenta siguen ahí.

FM, y Atomic Generation, son:

  • Melodia pura.
  • Voz angelical, de las más bonitas, más cálidas, más dulces de la escena Rockera. Steve Overland es todo un referente.
  • Batería con un sonido limpio, siempre cuadrada y elegante. Pete Jupp, todo un Sir.
  • Línea de bajo continua, no aburre, siempre distinta, en todas las canciones, y siempre sonriendo, como hace siempre el que lo toca. Esa alegría se trasmite, y se proyecta en el sonido que sale del instrumento de las cuatro, o cinco, cuerdas. Merv Goldsworthy, maravilloso en todos los sentidos.
  • Guitarras elegantes, sin estridencias, sin apenas efectos, pero con detalles de virtuoso y con toques bien rockeros si también se quiere. Jim Kirkpatrick, qué envidia me das!
  • Coros maravillosos, muy trabajados, no son los típicos oh, oh.
  • Teclas que ponen la guinda al pastel, ese lado del regalo, ese toque que da la excelencia, muy presentes, protagonistas secundarios, pero tan necesarios, impredecibles, diría yo, en este rollo.
    Jem Davis, el que no se ve…de eso nada.

Todo esto corre, como un río muy caudaloso, en su comienzo del disco: Black Magic, Too Much Of A Good Thing y Killed By Love e In It For The Money son todo eso, y Golden Days son todo eso: Calor. FM en estado puro.

Pero FM no son «sólo» eso, no tienen suficiente con el AOR al uso, juegan con otras muchas cosas:

En Playing tricks on meten un saxo y dan un aire a Santana muy vacilón. Dan otro aire con esa pequeña subida de tono al final de la canción.

En Make The Best Of What You Got introducen un cencerro y un riff a lo Billy Joel.

En Follow your heart, además de  riff de aúpa, ponen unas teclas «pesadas», que enlazan con un estribillo, en el que no sé si hay un saxo, precioso y con un final contundente, que cierra el círculo, en el que el bajo es el protagonista.

En Do You Love Me Enough, ponen dulzura.

En Stronger que quede claro que también son heavies, teclas Deep Purple total, un Riff potente, un estribillo duro, y un puente al solo también también contundente. El final, la leche!

Y en Love Is The Law, que saben dónde tocar, hecha para el disfrute del que canta, y del que escucha. Huele a canción de mitad de  bolo, o primer bis, para que la audiencia se quede con  la boca abierta, escuchando a Overland cantar y viendo, y escuchando, claro,  la calidad de la banda en los coros y la suitleza en los instrumentos.

En definitiva, FM nos ha mandado de viaje al futuro, viaje a los ochenta.

Reseña de Ape Navarro (@Ape_Navarro)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here